La noche triste

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La noche triste

Mensaje  Tinuviel el Lun Jun 04, 2012 3:40 pm

Aquel sombrío día era aniversario de la muerte de mis padres, de costumbre solía ir a verlos a su tumba y dedicarles algunas oraciones, definitivamente mi vida había cambiado después de que ellos salieran de ella, había perdido felicidad convirtiéndome en un títere de mis maestros. Recuerdo que el camino de la sanación lo tomé por la ilusión que le hacía a mis padres, yo en lo particular no tenía mayor interés, siempre me había gustado más la arquería, filosofía y herbología, para los de mi raza, el hecho de reflexionar era una cuestión natural, casi como respirar.

Pedí permiso temprano en la catedral de Liore a mi maestro Haesh, tendría que ir al mercado por un buen ramo de flores antes de pasarme por el cementerio. Salí temprano cerca de las 9 de la mañana y me dirigí en dirección al mercado, había cientos de puestos y mucho barullo, gente iba y venía, algunos con caras felices y otros angustiados con las prisas de las compras matutinas, me acerqué a un puesto y pedí un ramo de rosas casablancas con lirios, mi madre adoraba esa flor, pensé dando un profundo suspiro, una vez estuvo listo lo tome entre mis brazos, era bastante grande, jamás escatimé en ofrendas a mis padres.

Pasé por algo de comida al convento, más que nada lo hice por la inercia de la hora, pero me sentía inapetente, las monjas me veían con caras de angustia al verme tan gris, solo jugaba con mi cuchara en el plato de caldo, algunas silenciosas lágrimas cayeron dentro; lágrimas saladas para hacerlo más difícil de comer. Yo sabía que debía de estar agradecida por estar viva y tener otra oportunidad, pero el hecho de no tener a mis padres y recordarlo año con año, era una situación muy difícil; me retiré del comedor con rumbo hacia mi habitación donde previamente había dejado las flores, saqué mi capa de viaje del arcón que se encontraba a los pies de mi cama y me dirigí a la capilla, estuve rezando bastante para pedirle a Mystra por el alma de mis padres y su eterno descanso, espero estén orgullosos de mi, pensé entre suspiros. Posteriormente regresé a la habitación por las flores y me dispuse a dirigirme al cementerio, ya el sol estaba dando sus últimos rayos, sería cerca de las 8 de la noche, me ajusté la capa y me coloque la capucha apretando el paso, no me gustaba llegar tarde a ver a mis padres y menos el día de hoy.

Atravesé las calles de Liore, ya se encontraban algo desiertas a comparación de la mañana, la mayoría de la gente estaba en los establecimientos ya cenando o preparándose para dormir, alcancé a divisar a una familia cenando con la pálida luz de una vela, era una escena de libro , todos sentados a la mesa y compartiendo la cena, en verdad me hubiera gustado compartir mi vida con mis padres, pensé sujetando fuerte el ramo de flores, giré mi cabeza y reemprendí mi camino. El cementerio se encontraba en una pequeña ladera a las afueras de la ciudad, era un sitio bastante tétrico y solitario, solo los silvidos de las hojas de los sauces se escuchaban, al final de la calle, se divisaba el gran portón, ya estoy cerca, pensé.

Entre despacio en aquel lugar, estaba lleno de lápidas, rodeado por un viejo cercado de herrería y árboles colocados a la redonda, la tumba de mis padres se encontraba casi al final del cementerio, al continuar adentrándome sentí un escalofrío, como si hubiera más presencias en el lugar, seguro los espíritus están inquietos, pensé, pero me concentré en lo que tenía que hacer, una vez llegué me arrodillé y deposité las flores sobre la lápida común de mis padres, haciendo una profunda caravana de reverencia, me quedé ahí rezando con lágrimas amargas y silenciosas, solo sentía el viento acariciándome los cabellos que me los llevaba a la cara el frío gélido de aquel otoño me helaba los huesos, cada vez me sentía más pequeña y sola en aquel lugar. No tenía amigos, solo conocidos y mis padres que eran el motor de mi existencia pero ya no estaban.

-¿Por qué tuvieron que dejarme?.- dije gritando amargamente colocando mi cabeza en el piso y dando golpes con el puño

-Me siento sola, tan solo continúo este camino por ustedes, pero a ratos no siento fuerzas para continuar.- comencé a llorar de manera desesperada, total estaba sola en aquel lugar, tenía que desahogarme

-Espero que estén orgullosos de mi, lo que soy es gracias a ustedes y también deseo que me estén cuidando desde el cielo.- dije alzando mi mirada al cielo entre lágrimas secas
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche triste

Mensaje  Amnesia el Lun Jun 04, 2012 5:03 pm

Me encontraba siguiendo a mi “presa” en el mercado. Apenas estaba anocheciendo, la gente ya iba regresando a sus casas y los vendedores iban guardando sus mercancías, así que aproveche al máximo las sombras para ocultar mi presencia. Me escondí con rapidez detrás de un viejo carro al ver que el fornido y feo humano se giró de golpe para ahuyentar a unos gatos pardos. Sonreí relamiéndome los labios al ver la oportunidad perfecta. Cogí con rapidez un pescado olvidado encima de un barril, y lo lancé sin hacer ruido a los pies del hombretón. Los felinos al ver el festín se arrimaron a él, entorpeciendo sus pasos y distrayéndolo, así que apenas en un par de pasos su abultada bolsa de oro se encontraba ahora en mis manos. Le escuché gruñir en contra de los felinos sin haberse percatado en ningún momento de mi hábil movimiento, con una divertida sonrisa en mi rostro me ajusté la capucha para que ocultase completamente mis blancos cabellos y me dirigí hacia el cementerio.

No quería que la guardia de Liore estuviera informada de mi presencia, así que hasta que no calculara todas mis ganancias no podía permitirme estar en una posada. Esquivando algún que otro guardia salté la valla del solitario cementerio, adentrándome tranquilamente para que nadie se diera cuenta de mi presencia.

- Con permiso… - Susurré divertida haciendo una ligera inclinación, sentándome en una vieja tumba que estaba a los pies de un frondoso árbol.

Alcé mi mirada al cielo estrellado, la luna resplandecía radiante formando sombras difusas a mí alrededor así que me acomodé usando el árbol como respaldo, disfrutando de la calma y tranquilidad.

Estaba por bajar mi capucha cuando escuché un grito, haciendo que me levantara de un salto llevando inconscientemente mis manos a las empuñaduras de mis espadas. Sudé frío al notar que quien había gritado estaba bastante cerca de donde me hallaba.

¿Me habrán visto? Pensé asustada, poniendo mis sentidos en alerta.

Calculé bien el peso de mis pisadas para no delatar mi presencia, mientras me movía con cautela en busca del autor de semejante grito.

Me asomé por el desnivel que había detrás del árbol, para ver sorprendida a una pálida elfa llorando arrodillada frente a una tumba. No era mi intención, pero pude escuchar perfectamente sus palabras de dolor. Me encontraba indecisa, si ella notaba mis rasgos seguro que llamaría a la guardia pero mi curiosidad luchaba para saber por quien lloraba. ¿Sus padres? ¿su amado tal vez? Antes de pensarlo siquiera ya había saltado el desnivel, así que me ajusté la capucha para que me ocultara prácticamente todo mi rostro y cabellos. Me aclaré la garganta suavemente para que notara mi presencia.

- Buenas noches. - Saludé mientras sacaba de uno de mis bolsillos múltiples de mi pantalón un pañuelo bien doblado.

Quien no arriesga, no gana… Pensé algo temerosa por su reacción, pero ofreciéndole mi pañuelo.
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche triste

Mensaje  Tinuviel el Lun Jun 04, 2012 11:43 pm

Estaba exhorta en mis pensamientos y sufrimientos, cuando escucho a alguien toser, giro mi cabeza y veo una silueta negra que me ofrece ¿un pañuelo?, sin querer doy un salto para atrás y caigo sentada, algo temblorosa extiendo mi brazo para tomar el pañuelo.

-Buenas noches señor fantasma.- dije con voz temblorosa y titubeante

-¿Le han mandado mis padres para consolarme o tiene algún mensaje de su parte?.- le miraba con mucha duda y algo de expectativas

-Disculpe que no me he percatado de su presencia, le ruego que me disculpe por el alboroto que estaba armando.- dije secándome las lágrimas con el pañuelo que me había dado
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche triste

Mensaje  Amnesia el Mar Jun 05, 2012 12:32 am

- ¿Señor fantasma? - Repetí boquiabierta.

Todos mis temores desaparecieron en aquel instante, escuché como me preguntaba con voz temblorosa si venía a llevarla junto a sus padres provocándome una sonrisa de ternura. Aún enfundada en esa larga capa verde turquesa era visible el temblor de su cuerpo, imagino que se debe más por el impacto de verme aparecer de la nada que por haberse fijado en el color de mi piel.

- No tengas miedo, no soy ningún fantasma. -Respondí bastante divertida por su ocurrencia. - Disculpa si he interrumpido tus plegarias, pero al escuchar tu grito me preocupé. - Añadí acercándome para ver con curiosidad la lápida.

- Lamento haber asustado a vuestra hija señor Eärendur y señora Aerin Helade. - Dije haciendo una reverencia de respeto ante la losa de piedra.

Me arreglé la capa puesto que el maldito cierre siempre se abría debido al molesto tamaño de mis pechos, resoplé fastidiada y una vez pude tapar algo más mi busto me dirigí nuevamente a la elfa.

- Perdona si me meto donde no me llaman, pero si necesitas un oído amigo para desahogar tu dolor aquí me tienes. - Le dije con voz tranquila, sin dejar que la sonrisa desapareciera de mis labios.

No sé porque, pero esa joven me daba mucha ternura. Se veía tan triste e inocente, que no podía quedarme de brazos cruzados, además de que tampoco tenía nada mejor por hacer.

- Por lo contrario si te molesta mi presencia no temas, no me ofenderé, me iré para que continúes tus plegarias. - Comenté para que no se sienta mal por mi intrusión.
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche triste

Mensaje  Tinuviel el Mar Jun 05, 2012 1:22 am

La sombra que tengo delante de mi comienza hablarme, me restriego fuertemente los ojos para aclarar mi visión y saber si estoy alucinando o si esta aparición es real. Amablemente me pide disculpas por haber interrumpido mis plegarias a mis padres, es cuando me doy cuenta que no es una alucinación, es una persona, la veo fijamente y no puedo diferenciar sus rasgos, al menos se que es mujer por su tono de voz.

-Lamento mi rudeza de haberte confundido.- dije nerviosamente bajando la cabeza

-No te preocupes era imposible que no notarás mi presencia, con los gritos que estaba dando.- dije llevándome la mano a la boca y sonrojándome bastante

-Posiblemente te encontrabas en meditación y he interrumpido tus oraciones, también me disculpo por eso.-

-No, no me molesta en absoluto, me da gusto que alguien se interese en mi sufrimiento, estoy habituada solo a complacer a los demás y hacer todo lo que me piden.- resoplé molesta apretando el puño

-Si aquí están mis padres, me han dejado hace varios años atrás, según recuerdo tendría como 11 años, no recuerdo muchas cosas, solo la frustración que sentí y el quedarme sola, al menos no desamparada, sino a cargo de mis maestros y desde entonces vivo para cumplir los deseos de mis padres, les hacía mucha ilusión que me hiciera sanadora, a pesar de que yo tenía otros intereses, todo se debió a las circunstancias en que nací.- callé un poco y me aclaré la garganta

-Me dejaron una buena herencia que no he podido ni tocar debido a mi albacea y por mis estudios mis maestros se han encargado de mi manutención y educación, soy todo lo que una señorita debe de ser, pero me es deliberadamente prohibido albergar sentimientos de dolor, odio y frustración, por esto mismo aprovecho este día del aniversario de la muerte de mis padres para venir, claro con permiso, a verlos y desahogarme todo lo que puedo, ya que de regreso, no se me permite expresar las cosas tal y como las siento.- di un fuerte resoplido

-¿Soy patética verdad?, no puedo tomar decisiones por mi misma, estoy tan habituada que los demás las tomen y aún así no reparar en las resoluciones. Mis padres murieron en un atentado a las razas superiores, o al menos es así como mis maestros le llaman, siempre que he tratado preguntar sobre el asunto es tema tabú y se niegan a explicarme.- lágrimas salían de mis ojos

-Quisiera saber muchas cosas, pero he de conformarme con investigar más adelante en la biblioteca a que tenga más edad y mis maestros me den permiso de asistir a ahi, de momento solo leo textos selectos de sanación, protección y contra ataque de artes oscuras y algo de herbología, que son mis favoritos.- añadí sonriendo

-Me gusta pasar horas en el invernadero y cultivar toda clase de hierbas mágicas y sanadoras, tengo ilusiones que me enseñen a manejarlas y crear pociones, así podré desempeñar mejor mi trabajo de sanadora.-

-¿Sabes?, me siento mucho mejor, me inspiraste confianza, disculpa, ¿cómo te llamas?, ya te hablé todo de mi vida y no te he podido ni decir mi nombre, me llamo Tinuviel y como pudiste ver me apellido Helade, es un placer conocerte.- dije sonriendo estirando mi mano para estrechar la suya
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche triste

Mensaje  Amnesia el Mar Jun 05, 2012 4:01 am

No pude sino reír ante su comentario de haberme interrumpido mis “meditaciones”. - No te preocupes, tan solo disfrutaba de la tranquilidad del cementerio, no me has interrumpido en absoluto. - Le dije divertida.

Escuché pacientemente como se desahogaba, explicando que sus difuntos padres la habían dejado desde muy pequeña, las presiones a las que le obligaban sus maestros, su conflicto interno, su curiosidad y ganas de superarse. Al escuchar que sus padres habían sido asesinados por un conflicto de razas superiores, no pude evitar sentirme culpable.

Ojalá no fuera ningún drow, o le causaré más dolor del que carga… Pensé preocupada.

Seguí escuchando en silencio, algunos comentarios suyos me arrancaban una sonrisa y otros me daban ganas de consolarla.

- No puedes vivir sin sentir, los sentimientos son parte de tu personalidad, de tu alma. Está bien controlarlos, pero no olvidarlos. - Comenté sentándome en una roca.

- Entiendo que por tus estudios necesites tener el suficiente control, piensa que un simple hechizo se puede volver en tu contra sino has entrenado lo suficiente como ya sabrás, pero tampoco hay que llegar al extremo de olvidarte completamente de sentir. ¿Estás viva, cierto? - Pregunté al aire, alzando mi vista hacia la hermosa luna. -No eres en absoluto patética por tener sentimientos, más bien diría que los patéticos son los que carecen de ellos. -

Recordé su comentario sobre que sus padres la dejaron bastante dinero, así que fingí molestarme poniendo una exagerada voz gruesa. - Señorita, no debería decir tan fácilmente que es de buena familia, hay mucho ladronzuelo suelto además de que está hablando con una mujer armada. - Advertí divertida alzando un dedo al cielo.

- No soy la más indicada para darte un consejo, pero si ves que las reglas van en contra de lo que crees, no son reglas verdaderas. Da igual lo que sea al menos para mí, pero en el momento que contradices tu propio de tu corazón es cuando te traicionas a ti misma. - Le dije observándola con ternura. - No te digo que te lances ahora a quebrantar todas las normas claro. - Añadí divertida. - Pero si quieres investigar la muerte de tus padres, hazte más fuerte. O si no consigue alguien que te proteja para averiguarlo. -

No pude evitar dudar un poco al preguntarme mi nombre, pero al ver como se presentaba y me ofrecía amablemente su mano me levanté.

- Mucho gusto Tinuviel. - Le dije estrechando su mano, notándola bastante fría. - Llámame Amnesia. -
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche triste

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.