El Secreto de una Pluma Plateada

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Dranius el Dom Abr 10, 2016 3:54 am

La medianoche abrazaba las blancas cumbres de Ishbelt, casi no nevaba estábamos en verano, pero aun así todo permanecía blanco y tranquilo. No eran tierras para merodear o pasar la noche, menos en un paso tan complicado como aquel. “La noche encierra horrores propios de la montaña, y bandidos con un coraje admirable”, era lo que se escuchaba en cualquier taberna cercana.

Hoy se cumplía la semana, Amnesia debería llegar en cualquier momento de la madrugada  o en el transcurso del día, tenía algo menos de 24hs antes de que se terminara el plazo q le había dado. Yo estaba aquí desde hace unas horas sentado en un árbol poco poblado, con mi capa blanca de general que me ayudaba a formar parte del entorno. Vigilaba el paso además de la grata espera, si bien nuestro asentamiento estaba escondido en las cercanías de la ciudad fortificada de Ullghord, no quería ningún alma curiosa explorando el terreno.

Slade estaba al tanto del asunto, esperando en el centro del asentamiento, planeando y negociando el pedido para lo cual nos habían contratado; el rescate de unos mineros que exploraron más allá de lo que deberían haber hecho, nada que no hayamos hecho antes, pero nada que tomar a la ligera si estábamos ante la posibilidad de perder a alguno de nuestros miembros.

No se notaba en su cara si mi reporte sobre Amnesia lo había afectado en algo, pero muy dentro mío, sabía que de alguna manera él estaba sonriendo debido a la aceptación para con los Fénix, aunque lo negaría si se lo preguntara, contuve la tentación de hacerlo para ver un pequeño y posible brillo en su mirada.

Simplemente espere, con mi cara cubierta con la capucha y mi cuerpo revestido con la fría nieve.

“No estoy acostumbrada a que me ataque ni me hable un cadáver ¿sabes? normalmente se quedan quietecitos y en silencio en sus tumbas.” Recordé, y sonreí.
avatar
Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Amnesia el Dom Abr 10, 2016 2:43 pm

- ¡Estúpida cosa! - Maldije entre dientes al resbalar nuevamente por la nieve sintiendo como se me hundía la bota hasta más arriba de la rodilla.

Había tenido que separarme del camino para evitar a unos hombres demasiado curiosos en mi presencia, aunque esta vez no creo que se fijaran en mí por mi color de piel. Prácticamente iba enterrada en capas de ropa, de hecho dudaba que pudieran ver hasta el color de mis ojos así que ni me había molestado en teñirme el cabello o maquillarme.

Pero es que tenía tanto frío...

Hace un par de días cuando pude apreciar de lejos las montañas me parecieron hermosas con sus cumbres blancas, adornadas como si fuera algodón o azúcar. Pero al ir acercándome e ir bajando las temperaturas tuve que vaciar prácticamente todo el contenido de mi bolsa y ponerme todo encima. Desconozco si Dranius sufrirá por las frías temperaturas, pero mis dientes no cesaban en castañear. Durante el día el "bonito algodón blanco" resultó ser extremadamente doloroso para mi sensible vista, reflejaba de un extraño modo la luz diurna y aunque apenas apoyara mi peso en mis pasos era resbaladiza y lo peor, extremadamente fría. Aunque por la noche la temperatura bajaba aún más endureciendo "la molesta cosa blanca" y haciéndola aún más resbaladiza, el viento penetraba entre mis capas de ropa y me congelaba hasta los huesos, para rematar si intentaba usar la infravisión se me irritaban los ojos por los estúpidos reflejos y apenas podía apreciar nada.

Me subí la cálida bufanda verde musgo que ayer le había comprado a una anciana para intentar sentir mi nariz y me bajé aún más la capucha de mi capa intentando cubrir mis doloridas orejas, aunque llevaba puestos 3 pantalones y 4 camisas el frío seguía burlándose de mí. Apenas sentía mis pies, pero sino apresuraba mis pasos llegaría tarde y eso era lo último que deseaba.
Andaba encorvada abrazándome para intentar retener el escaso calor de mi cuerpo, había tenido que atar mi ahora casi vacía bolsa a mis cinturones ya que con la dificultad del camino no podía darme el lujo de perderla. Froté con fuerza mis manos agradeciendo a Slade que me hubiera regalado también unos guantes y salté encima de una roca alta con cuidado de no resbalar para poder observar con atención mi alrededor, hacía varias horas que había anochecido. Fruncí el entrecejo al ver el desierto y estrecho camino del que me había separado esta mañana, según entendí ya había llegado pero no se veía nada ni nadie, tan solo blanca vegetación y algunos charcos helados en el camino.

Resoplé frustrada. - ¿Llegué tarde? - Murmuré con voz ronca.
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Dranius el Dom Abr 10, 2016 10:15 pm

Dos comerciantes y una caravana de transporte, ninguna me dio motivos ni mala vibra para descubrir mi posición y seguirlos. Los comerciantes eran pocos como para poder hacer algo, y de todos modos no podrían transportar toda su mercancía en un cauteloso sigilo. La caravana llevaba bastante gente, pero ninguna de cuidado, o al menos eso me pareció. De cualquier manera no era el único en guardia, ni era el motivo principal por lo cual estaba esperando.
Luego visualice una figura solitaria a lo lejos, de pasos firmes, calmos y cuerpo sufrido por el frio, tenía que ser ella, sus movimientos espasmódicos eran nuevos para mí, pero seguían siendo sus movimientos. La lenta cercanía iba confirmando mis suposiciones, y su repentino alto acompañada de una pregunta, hizo que quisiera seguir en silencio para jugarle una broma. Aunque apenas podía ver rastros que la identificara bajo toda esa ropa, seguramente daría muchas de ellas por poder descansar junto a una estufa.

- Eso no lo decido yo – Conteste con aspereza mientras bajaba de aquel árbol de un gran salto. El impacto contra el suelo removió la nieve que se me había ido acumulando en el cuerpo a lo largo de la espera. Solo se me veian las botas negras y una bufanda que cubría mi rostro dejándome solo los ojos visibles. No era por el frio, si no que no disponía de los mismos trucos q Slade para camuflar el blanco de mi piel. Luego estaba mi capa blanca con el claro diseño del escudo de los Fénix labrado en la espalda con un gris claro. Fueron los movimientos para estirar mi cuerpo los que revelaron mi armadura de cuero negro y pantalones del mismo color, adornado con diferentes cuchillos bolsas y dagas hasta donde se pudo ver mientras me acercaba hacia Amnesia.

- Sígueme, tenemos que caminar por un buen rato. – Le indique la dirección con un ademan de mis guantes marrones. Y decidí proseguir encarando primero hacia ese lugar, la entrada del paso de Ishbelt.


Última edición por Dranius el Lun Abr 11, 2016 7:49 am, editado 1 vez
avatar
Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Amnesia el Lun Abr 11, 2016 12:59 am

La voz de Dranius junto con su salto me pusieron la piel de gallina, sobre todo al ver como seguía indiferente después de haber tirado toda la nieve que había llevado encima. Me abracé con fuerza intentando retener el horrible escalofrío que me dio.

- Uh... ¿Buenas noches? - Saludé con voz ronca.

Al acercarse pude apreciar que había cambiado el color de su capa a uno blanco camuflándose más fácilmente con el entorno, aunque pude ver que seguía llevando ropas negras debajo de ella. Alcé una ceja extrañada al ver los cuchillos, bolsas y dagas que él llevaba.
Inconscientemente me miré algo avergonzada, puesto que los pantalones que llevaba por encima de los otros dos eran de un color marrón algo sucio por las caídas al resbalar, y la holgada blusa gris oscuro junto la bufanda verde y mi capa negra hacían un hermoso conjunto.

- ¿Vamos a tener que pelear contra algo o alguien? - Pregunté en voz baja y con curiosidad intentando disimular el molesto castañeo de mis dientes, mientras le seguía con cuidado de no resbalar.

Tuve que cambiar la ubicación de mis dagas ocultas pues con el frío me congelaban la espalda y las caderas, y con tanta ropa me iba a ser un engorro poder sacarlas sin romper la ropa en caso de necesidad. Suspiré observando como Dranius andaba sin problema alguno, y yo apenas podía andar erguida por el frío. Todo mi cuerpo temblaba y mis finas ropas no parecían adecuadas para esta temperatura, me froté los brazos intentando entrar en calor a la vez que intentaba agudizar mis sentidos mientras andábamos para memorizar el camino además de precaución.
Llevábamos andando un rato, pero tenía la extraña sensación de que nos estaban observando, aunque Dranius se habría dado cuenta si fuera así ¿cierto?.

- ¿A dónde vamos podré conseguir algo de ropa caliente? - Pregunté con esperanza a la vez que alzaba mi mano izquierda para que pudiera verla y alertarle por señas sobre mi sensación.

Dudaba que fuera algo grave, pero tenía tanto frío que realmente dudaba de mis propios sentidos.
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Dranius el Lun Abr 11, 2016 7:48 am

Había respondido a su saludo con una leve inclinación de mi cabeza. Los caminos estaban casi despejados, la poca nieve que caía no era suficiente para cubrirlos debido al paso de carros y transeúntes, y de nosotros claro está. Aunque el frio parecía no haberse quedado atrás.

- No por el momento, y dudo que estés en condiciones de hacerlo hoy de todas maneras – Acompañe mis palabras girándome un poco y mirándola con una mirada de risas ocultas, mientras recorría su cuerpo con la misma. – Hablaras con nuestro líder, luego él te dirá como procederemos. – Seguí mis pasos aumentando ligeramente el ritmo de vez en cuando.

El frio no parecía ser su territorio, sus pasos delataban lo que su intento de disimular su castañeo de dientes intentaba ocultar. No iba a dejar que se congelara, pero de igual manera no había mucho para hacer hasta que lleguemos al asentamiento, del cual aún estábamos a unas horas.

No estaba seguro si aquella pregunta había sido formulada enserio o era una manera para acompañar sus señas, pero aun así sonreí, aunque la bufanda ocultaba mi rostro.

- Son de los nuestros, al menos la mayoría. Debemos mantener los caminos limpios de cualquier situación posible, no podemos permitir que nada nos tome de improvisto, y de que nada amenace el territorio de Ullghord, no mientras estemos aquí. Después de todo, ¿qué dirían los demás, si algo ocurriera en una ciudad que los Fénix Negros resguardaban? Nada bueno seguramente. -
avatar
Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Amnesia el Lun Abr 11, 2016 1:42 pm

- Yo tampoco lo creo. - Murmuré frotándome mis congeladas manos. Con este maldito frío dudaba poder sujetar mis propias espadas sin que éstas se cayeran, realmente era vergonzoso. Al mencionar a su líder tragué con dificultad mi escasa saliva, realmente aún dudaba que el líder de un grupo tan importante como éste tomara con buenos ojos mi llegada.
Suspiré observando el escudo gris claro bordado en la espalda de Dranius forzando mis pasos para poder seguirle el ritmo. Las "motas blancas" que caían del cielo humedecían mis ropas y el viento parecía querer incrustar el frío dentro de mis huesos, sinceramente ya me daba igual intentar disimular el obvio castañeo de mis dientes, apenas sentía mis pies o mis piernas pero no iba a quejarme.

Al escuchar su explicación sobre mi sensación de estar siendo observados por sus compañeros me alarmé. - ¿¡Cómo demonios pueden aguantar este frío!? ¿Estarán bien? Entiendo lo que quieres decir pero... ¿no se enfermarán? - Apenas pronuncié mis dudas tuve que toser un par de veces para aclararme la voz a la vez que volví a abrazarme. - Uh... ¿o son como tú? - Pregunté sin saber muy bien cómo expresar mi duda sin ofenderle. - Creo que el frío me ha congelado el cerebro disculpa, a lo que me refiero es que tu vas tan tranquilo sin que te afecte este tiempo cuando yo apenas puedo respirar sin congelarme... -

Desconozco cuanto tiempo llevamos andando, ya ni sentía el suelo a mis pies y el temblor de mi cuerpo era más que evidente. Tan solo veía blanco, todo parecía estar cubierto de ese molesto color desorientándome cada vez más y lo peor es que me adormecía con cada paso. Piensa en cosas calentitas. Me dije para intentar distraerme del frío. Un estofado de carne con verduras, una manta bien gruesa, una chimenea, esos horribles calcetines de colores que vi hace un par de semanas y parecían hechos de una lana extraña pero seguramente serían muy calentitos... - ¿El licor podría calentarme un poco? oh ya sé, un buen baño de agua caliente, eso necesito... - Murmuré ausente.
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Dranius el Lun Abr 11, 2016 2:55 pm

Su reacción hizo que se me escapara una leve carcajada. Olvidaba que en muchos aspectos aún era ingenua e inocente. – Algunos soportan el frio más que otros, de todas maneras intercambian guardias de vez en cuando, no es que se pasen horas y horas sin moverse. – Hubo un pequeño silencio - No todos son como yo, hay algunos sí, pero tampoco es que estemos tan tranquilo, nuestros músculos se entumecen, nuestros cuerpos no son tan diferentes, solo soportamos mucho más que los demás, pero aún podemos morir congelados si no estamos bien alimentados… en cuanto a lo que a ti respecta, supongo que nunca habrás estado en lugares como estos, aun te son desconocidos, pero algún día te acostumbraras. – Y no mentía, pero no era algo que ocurriría de un día para otro, ni eran zonas que visitáramos tan seguidos. Por suerte contábamos con varios de nuestra especie en nuestras filas, y otros que vivieron en climas fríos y podían soportar pequeñas o largas guardias con la preparación correspondiente, a pesar de que éramos pocos para ser llamados un ejército, cubríamos casi todas las necesidades, éramos Fénix Negros.

Seguimos caminando por un buen rato más, los desfiladeros comenzaban a estrecharse y el camino ya no era tan transitable, solo esperaba que el cuerpo de Amnesia resistiera el desgaste al cual estaba siendo sometido, no sabía cuánto tiempo había estado caminando antes de encontrarnos, pero entre el frio y la dificultad del camino debería estar cerca de su límite, si no es que estaba en él.

- Ya falta poco, una hora quizás, menos si apuramos más el paso – En los últimos intervalos que variaban entre los 20 y 30 minutos, había ido incrementando nuestro paso. Esto no solo iba a poner a prueba su resistencia si no también que ayudaría a su circulación, no quería terminar llegando al campamento con un saco de carne a cuestas, por más deliciosa que esta se viera.
avatar
Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Amnesia el Lun Abr 11, 2016 3:46 pm

Aunque me esforzaba en entender sus palabras estaba demasiado entumecida para hacerlo, aunque el sonido de su voz me ayudaba a orientarme entre tanto color blanco. Apenas era consciente de mi entorno, el molesto picor en mi garganta me obligaba a toser si quería respirar y los ojos no dejaban de lagrimear.

- Entonces démonos prisa... - Murmuré sintiendo mis labios irritados y resecos, esforzándome en seguirle el paso.

Mi cuerpo había entrado en una especie de trance, si Dranius pisaba una roca con su pie derecho, el mío iba automáticamente hacia el mismo sitio. Parecía que con el frío mi cuerpo se hubiera convertido en la sombra torpe de Dranius intentando imitar todos sus pasos. Apenas podía mantener los ojos abiertos, de hecho no era consciente de que había sujetado la capa de él entre mis temblorosos dedos para no perderme.

- A... Háblame... - Pedí con esfuerzo. - No... no me importa si me insultas... o si me cuentas un cuento, lo que sea... pero por favor... háblame. - Supliqué con la voz enronquecida.

Mis ojos se negaban a abrirse, necesitaba algo para poder orientarme y no dejarme llevar por el frío hacia la oscuridad.
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Dranius el Mar Abr 12, 2016 7:42 am

Nuestro entorno comenzaba a ser cada vez más monótono. De no ser por las pendientes y las cumbres distantes que se nos acercaban, podríamos decir prácticamente que estábamos perdidos o simplemente dando vueltas sobre nuestros pasos.

Nuestro asentamiento estaba a pocos minutos de distancia de la fortaleza, se nos había permitido descansar dentro, pero no era nuestra costumbre, siempre éramos precavidos, por muy molesto q eso fuera, era nuestra manera de mantenernos con vida.
No éramos mucho más que 500 hombres dentro de nuestras filas, estrictamente entrenados, correctamente armados, era raro que haya descontentos entre nosotros, la comida nunca nos faltaba y no habíamos sido reclutado por un mísero sueldo ni una pobre causa, la mayoría de nosotros estaba aquí por un solo hombre, por su voluntad, por sus acciones, estábamos para ayudarlo, para protegerlo, ese pago, para muchos era más que suficiente.

Los movimientos de amnesia dejaron de ser espasmódicos desde hacía un rato, ahora solo parecía un intento de sombra sujeta ligeramente de mi capa, no sabía si comenzar a preocuparme, pero por lo menos aún seguía diciendo esas palabras innecesarias que hicieron que volviese a reír.

- Y por qué te insultaría – Replique aun con gracia en mis palabras un poco entumecidas. – Además no soy de las personas que hablan por hablar – Calle por unos instantes aunque de vez en cuando hacia sonidos para romper el frio y blanco silencio que nos rodeaba. – Ya hemos llegado. – Dije comenzando a frenar nuestra marcha de a poco en poco, así como había comenzado a aumentarla horas atrás, sin llegar a detenernos. – Te presento a casi 300 Fénix en servicio -

A lo lejos se comenzaba a ver rastros de humo provenientes de múltiples tiendas y el lejano movimiento de guerreros circulando. No tardaríamos mucho en llegar, solo unos largos minutos.
avatar
Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Amnesia el Mar Abr 12, 2016 2:31 pm

Andaba con los ojos cerrados, el intenso frío que sentía había adormecido todo mi cuerpo y apenas sentía la humedad de mis ropas, prácticamente no sentía nada. Cuando parecía que la oscuridad iba a engullirme Dranius hacía algún ruido o un comentario que era incapaz de comprender, el sonido de su voz me obligaba a usar las pocas fuerzas que me quedaban para seguir andando.
Escuché la voz de Dranius contándome algo que mis oídos no alcanzaron a comprender simplemente le seguí por inercia, desconozco cuanto tiempo ha pasado pero comencé a escuchar varios murmullos y ruidos que no supe ubicar.

De golpe choqué contra algo delante mío y ya mis piernas no pudieron sostener mi peso, tan solo sentí el vértigo de estar cayendo y la humillante vergüenza de no haber podido aguantar más.

- Lo siento... - Murmuré sin saber realmente si había pronunciado esas palabras o tan solo las había pensado.
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Dranius el Mar Abr 12, 2016 3:01 pm

Su cuerpo parecía haber llegado a su límite. El que haya chocado contra mi espalda era prueba más que suficiente. Senti algo de pena por ella, pero no la suficiente. Por lo menos ya estábamos prácticamente allí.

La había sujetado del brazo antes que terminara por desplomarse en el suelo y había abofeteado su cara con la otra mano sin llegar a golpearla lo suficientemente fuerte para dejar marca alguna, pero un poco más para atravesar la protección que le ofrecía la bufanda. El ardor que ocasionaría aquel golpe en la piel congelada debería ser más que suficiente para hacer que sus nervios vuelvan a reaccionar momentáneamente.

- ¿Estas segura que la primera impresión que causes en nuestro líder sea esta? – Pregunte firmemente sin contener el sonido de mi voz – Puedo llevarte si lo deseas, pero antes de llegar ante él, tendremos que cruzar entre los Fénix, y dudo que quieras que te vean así. – Termine mis palabras mirándola a los ojos buscando alguna reacción o expresión en su rostro.
avatar
Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Amnesia el Mar Abr 12, 2016 4:56 pm

Apenas había caído en la oscuridad una fuerte explosión resonó en mi cabeza obligándome a abrir los ojos, los borrosos colores de mi alrededor me marearon de tal modo que caí de rodillas. Quise preguntar qué había pasado pero apenas separé los labios un intenso ardor en mi pecho me obligó a doblarme tosiendo con fuerza, un doloroso hormigueo recorría todo mi cuerpo dándome cuenta de que estaba temblando, el frío parecía clavarse como agujas por debajo de mi piel volviendo a sentir el molesto castañeo de mis dientes.

Al menos vuelvo a sentir mi cuerpo... Aunque no sé si alegrarme por esto. Pensé aturdida.

Totalmente desorientada limpié mis lágrimas con la manga de mi camisa y miré a mi alrededor viendo como Dranius estaba frente a mí observándome entre molesto y burlón.
Parpadeé varias veces intentando comprender las palabras que me había dicho, aunque tardé bastante en que tuvieran sentido. Sentí como mi rostro aún congelado hervía de vergüenza alzándome de golpe, tuve que afirmarme en el brazo de Dranius que recién me di cuenta parecía sostenerme para impedir volver al suelo.
Realmente dudaba que con mi peculiar conjunto de ropa mojada, mis temblores, la molesta tos que me impedía hablar y sobretodo el color de mi piel diera ninguna buena impresión ni a su líder ni a sus compañeros. Pero siempre sería mejor que ser cargada como una inútil.

- No... sé que has hecho... pe-pero gracias... - Murmuré entre toses con la voz prácticamente rota.

Sin querer hacerle perder más tiempo me abracé para intentar que mis temblores no fueran tan obvios e intente erguirme para seguir sus pasos.
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Dranius el Mar Abr 12, 2016 5:37 pm

Había continuado mis pasos apenas vi en su cuerpo que comenzaba a reaccionar. No tardamos mucho en llegar al asentamiento, aun así intentaba mantenerme al margen de su alcance por cualquier imprevisto.

La entrada estaba ligeramente fortificada con tablas, no eran muchas, el terreno de la montaña y los delgados desfiladeros nos proporcionaban casi toda la cobertura que precisábamos.
Las tiendas no seguían un patrón lógico, si no que estaban dispersadas a lo largo del asentamiento rodeando semicircularmente a una tienda mayor, allí planeábamos todo, y allí residía Slade.

Los cuatro fénix que resguardaban el acceso me saludaron levemente con su cabeza mientras miraban extrañados al sujeto que me acompañaba, claramente sabían que un nuevo miembro posiblemente se uniría a nuestras filas, pero no sabían que era una mujer, y debido a las capas y capas de ropa que ella portaba, no daba pistas del hecho.

Por lo demás todo era normal, al menos para nosotros. De un lado había centenares de fénix entrenando en con sus armas, provistos de solo su ropa de combate y abrigando sus cuerpos solamente con el calor de sus movimientos. Del otro, muchos otros que no se encontraban descansando o reunidos en tiendas, conversaban y contaban historias mientras compartían algún que otro cuenco de comida caliente. El alcohol no era la excepción, pero nunca se abusaban de él.
Los saludos y las miradas curiosas no faltaban, la incertidumbre comenzaba a crecer en sus corazones, y las preguntas comenzaban a formularse. Una cualidad humana.

- ¿Crees que estas lista para hablar con él? – Formule mi pregunta elevando mi voz lo suficiente para que ella pudiese escucharme. – Su tienda está equipada con varias salamandras de hierro, podrás calentarte mientras respondes sus preguntas, mientras lo haces buscare algo para que te cambies, o al menos para que te calientes mientras tu ropa se seca.

Nos íbamos acercando cada vez más a él, y los anaqueles de armas se veían con más frecuencia. Estábamos a solo unos minutos del destino de Amnesia.
avatar
Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Amnesia el Mar Abr 12, 2016 11:56 pm

Cada paso era un calambre doloroso que subía hormigueando por todo mi cuerpo, aunque intenté ir más erguida el horroroso frío, el cansancio y el estar reprimiendo mis estúpidos quejidos me hicieron desistir volviendo a encorvarme.
No pude evitar observar todo con curiosidad una vez nos adentramos, abandonamos totalmente el ruido sordo del viento y el silencio para escuchar murmullos, algún ladrido y sobre todo los típicos golpes y gritos de cuando estás entrenando. El camino estaba medio enlodado por la nieve deshecha del ir y venir, no habían casas de piedra o madera sino tiendas de diferentes tejidos rodeando a otra mucho más grande.
Noté como me observaban también con curiosidad mientras íbamos avanzando aunque no noté ninguna señal de alarma, supongo que al acompañarme Dranius no tienen porque desconfiar de mí, aunque realmente se me hacía muy extraño que no quisieran expulsarme nada más verme.
No pude evitar abrir la boca de par en par al ver como entrenaban en éste clima infernal con tan solo unos pantalones y sus camisas, ¡¡ni uno llevaba un maldito abrigo cuando yo apenas podía moverme por el frío!! inconscientemente encogí el cuello arropándome en la húmeda bufanda para darme algo de calor.

Medité unos segundos la pregunta de Dranius, sinceramente no me sentía en mis mejores condiciones, sobretodo habiéndome desmayado hace nada y muriéndome de ganas de enterrarme entre las mantas de una cama calentita y olvidar el molesto frío. Pero al mal paso hay que darle prisa ¿no? o eso creo que dicen... Apenas abrí la boca para contestar me sorprendieron sus siguientes palabras. - ¿Sa-salamandras de hierro? - Pregunté confundida con la voz horrenda por tanto toser. - No sé que serán esos bichos de hierro, pero si se está más calentito que aquí me da igual si son dragones. - Bromeé tosiendo. - No te haces una idea de cuánto me muero por un baño caliente y ropas secas, pero si me consigues algo te estaré eternamente agradecida. - Murmuré frotándome los brazos.

Habíamos llegado frente a la tienda del líder así que suspiré e intenté nuevamente erguir mi postura. - Bueno, ya me han apuñalado, intentando envenenar comprando pociones, tirado un cuchillo como forma de saludo, casi matarme del estrés, sin olvidar que casi muero congelada en esta montaña. - Dije con voz ronca pero burlona. - Dudo que me vaya peor con tu líder, aunque viendo mi suerte nunca se sabe. - Finalicé sonriéndole a Dranius.

- ¿He de entrar sola o he de esperar a que me llamen? - Pregunté bastante perdida. No conocía los protocolos humanos así que al menos quería ser algo respetuosa con sus costumbres.
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Dranius el Miér Abr 13, 2016 2:05 pm

- Solo son una especie de estufas – Aclare sonriendo – Aunque no podrás bañarte, puedes limpiarte el cuerpo con unos paños si lo deseas, no nos faltan los recursos, pero preferimos usar ese dinero para otros propósitos. Piénsalo, si cada uno de los 300 fénix de aquí quisiera bañarse, imagina la cantidad de agua que necesitaríamos, y si bien puedes decir que nuestro líder podría permitirse algunos lujos, él no es la clase de persona que usaría su posición como ventaja. Si su tienda es más grande, es porque allí planeamos nuestros movimientos junto a los demás generales, si por el fuera, dormiría junto a nosotros en cualquier tienda. –

No era la primera vez que lo había hecho. Si bien entre los fénix poseemos rangos de autoridad, solo están impuestos para facilitar el comando de nuestras fuerzas. Por lo demás nos consideramos todos iguales, comemos la misma comida, dormimos en las mismas tiendas e incluso bebemos de los mismos vasos. No solo somos una gran cuadrilla de mercenarios, somos familia, somos hermanos.

- Yo también dudo que te vaya peor con nuestro líder, aunque es normal que nos apuñalen o intenten matarnos – Sonreí – Te acompañare ante él.

La tienda parecía estar superpuesta y compuesta de 3 tiendas del mismo alto solo que una más chica que la otra. No solo servía para frenar las frías correntadas del exterior si no para un mejor orden y conservación del calor. Había muchos paquetes grandes en la primera sección de la tienda, telas, vasijas, comida, todo lo que se necesitaba al alcance y al resguardo del frio.
Estaba ligeramente decorada sin llegar a ser nada lujosa, no nos interesaba eso, pero tampoco íbamos a permitir que pareciera una tienda más del montón. Rodeamos un poco la entrada para ver el acceso al segundo nivel si así podríamos llamarlo.

- No te había mentido cuando dije que no conocía al tal Slade del que me hablabas. Por qué el Slade que yo conozco, no es cualquier persona, es el líder de los Fénix Negros. – Acompañe mis palabras entrando con ella donde él esperaba de espaldas con la vista perdida en el mapa de la mesa. – Los dejo a solas – Fueron mis últimas palabras antes de retirarme, momento en que Slade giro su cuerpo para encontrar su mirada con la de Amnesia. Sonreí.
avatar
Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Amnesia el Miér Abr 13, 2016 4:03 pm

Ante su explicación sobre mi pedido de un baño caliente me sonrojé. - Lo-lo siento, no sabía... normalmente siempre hay alguna tina o un lago... Olvida lo que dije. - Murmuré avergonzada por mi torpeza agachando la cabeza.
Escucharle hablar de su líder de esa forma me hizo sonreír con ternura. - Parece una gran persona, me alegro que vuestro líder sea así. - Comenté sincera.
Aunque estaba algo nerviosa las palabras de Dranius me tranquilizaron, no pude evitar ensanchar mi sonrisa provocando que me dolieran los labios al hacerlo. - Muchas gracias por ayudarme y acompañarme señor Dranius, daré lo mejor de mí para que sus esfuerzos conmigo no hayan sido en vano. - Dije a la vez que entramos en la tienda.

Al apartar las telas que cubrían la entrada la diferencia de temperatura me golpeó de lleno arrancándome un gemido placentero, carraspeé intentando disimular el vergonzoso sonido pero prácticamente sonó como un extraño ronroneo. Entré bastante avergonzada y curiosa observando el interior de la tienda, habían varias lámparas de aceite colgadas para alumbrar el interior sin llegar a ser molestas, el suelo estaba cubierto por telas toscas pero limpias para conservar el calor, habían bastantes baúles cubiertos de paquetes, papeles, jarrones, telas y tejidos de distintos colores, hasta habían platos y barriles con comida. El interior parecía estar dividido por otras capas de telas a forma de pared con algunos emblemas de los Fénix Negros bordados elaboradamente, intenté agilizar mis pasos lo más posible para evitar manchar de lodo y tierra la tela a nuestros pies. Fuimos bordeando el interior de la tienda hasta llegar a otra especie de entrada, ésta a diferencia de la principal tenía la tela que la cubría atada a un lado para facilitar el acceso. Apenas habíamos entrado en el interior de la nueva sala cuando las tranquilas palabras de Dranius me dejaron boquiabierta.

Mi vista se quedó clavada en la familiar figura que estaba de espaldas a nosotros, de hecho no me atrevía ni a parpadear por miedo a que fuera un sueño o una broma. Sus plateados cabellos tenían un tinte anaranjado por el reflejo de las lámparas de aceite dispersas por el interior, sus ropas seguían siendo negras y sencillas, aunque todo perdió sentido cuando se giró para mirarme a los ojos.
Boqueé intentando pronunciar alguna cosa por estúpida que fuera pero ningún sonido salía de mi ardiente garganta, el fuerte rubor ya cubría mi rostro y tuve que desviar mi vista hacia el suelo.

- Yo... - Balbuceé aturdida. - No... no sé cómo reaccionar... - Murmuré con voz ronca y el corazón latiendo aceleradamente. - Me muero por abrazarte pero no sé si es correcto, eres el líder de los Fénix Negros ¿no?... ¿He de inclinarme? - Pregunté temblando de arriba a abajo completamente nerviosa. - Discúlpame pero no sé qué hacer... -
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Slade el Jue Abr 14, 2016 12:36 pm

Las semanas esperando volver a ver a Amnesia se me habrían hecho largas si no hubiese tenido asuntos que atender. Aun así intentaba mantenerme ocupado para no tener que pensar en ello. El contrato de la fortaleza de Ullghord no pudo venir en mejor momento. Ya había mandado a un par de mis generales y sus mejores hombres a atender el asunto, con suerte, esta sería otra misión más sin perdida alguna.

El análisis de Dranius para con Amnesia no habría podido ser más preciso. Pero fueron varias veces la que me repitió que no sabía si era lo más seguro para ella, entendía mi buena voluntad y la capacidad de sus habilidades, pero según sus palabras “seguía siendo ingenua e inocente para vivir en el mundo que nosotros vivimos”, no contradije aquellas palabras, pero tampoco apoye aquella afirmación. Por dentro sabía que Dranius tenía razón, pero las palabras que ella había mencionado aquella noche aun resonaban en mi cabeza.

Aunque nuestro reencuentro, seguramente no fue nada parecido a lo que hubiésemos esperado.

Me había puesto en alerta cuando sentí unos pasos acompañados de los claros “no pasos” de Dranius. Sabía que solo estaba a segundos de volver a verla, y por un momento, mi mente se puso en blanco. Aunque al girarme para poder verlos a ambos, como dije, seguramente no era nada parecido a lo que hubiésemos esperado.
No había algo característico que la identificara salvo el peculiar tono de sus ojos resaltados por su oscura piel, o su estatura. Por lo demás solo era una persona normal torpemente abrigada, con pequeños espasmos en su cuerpo que aún estaba acostumbrándose al calor de la tienda. Su ropa estaba húmeda por la nieve y los fríos vientos, y en ella no se veía nada de aquella hermosa joven q había conocido, más que la idea y el agrado de que aún seguía siendo ella bajo aquella armadura de tela húmeda.

- Podrías comenzar por sacarte la ropa – Comente mientras me dirigía a un pequeño baúl cercano a una de las salamandras, dando espacio a que entendiera mis palabras. – No podría permitir que te enfermes – Continúe recién cuando saque unas mantas de aquel baúl.
- No soy ningún rey para que tengas que arrodillarte, ni pretendo serlo – Afirme con convicción – Pero sí, soy el líder de los Fénix Negros, pero también soy la misma persona que conociste, un simple título no cambiara eso – Dije ofreciéndole aquellas mantas. – Nuestro fuego es ahora tu fuego – Una leve sonrisa se asomó a mi rostro mientras la miraba y ofrecía aquellas cálidas palabras.
avatar
Slade

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Amnesia el Jue Abr 14, 2016 4:01 pm

Mi cara ardió literalmente ante su sugerencia, sabía que no lo decía con malas intenciones pero el recordar que ya me había visto desnuda aún me era difícil de superar, más aún con mis fuertes sentimientos hacia él.

- Gracias... por todo. - Dije sonriéndole avergonzada con la voz rasposa a la vez que aceptaba las mantas calentitas provocándome un ronroneo. - Creo que necesitaré mucho fuego porque casi consigues un helado de Drow. - Bromeé nerviosa.

Observé la habitación buscando un lugar para poder cambiarme viendo que a un lado de la gran mesa de madera habían colgadas una especie de cortinas de color arena, encaminé mis pasos hacia allá siempre cuidando de no manchar el suelo con el lodo mis botas. Aunque intentaba ser prudente y no demostrar abiertamente mi curiosidad por todos los objetos que había en su habitación no podía evitar que mis ojos observaran todo. - Con permiso... - Murmuré avergonzada apartando la cortina para cruzar al otro lado viendo una cama y una mesita con una lámpara de aceite encendida, intenté ajustar la cortina para que no se pudiera ver nada desde afuera y dejé las mantas encima de la cama tendida.
Lo primero que me quité fue la bufanda que, aunque me ayudó bastante estaba completamente mojada. Me costó bastante quitar el hermoso broche de mi capa ya que mis manos estaban muy adoloridas por el frío y no dejaban de temblar, una vez me pude quitar la capa me quité las botas y me desabroché mi par de cinturones para dejarlos en el suelo, apoyando mis espadas en la mesita. Me quité los guantes y fui directa a mi prácticamente vacía bolsa, con cuidado de no mojar nada saqué una suave tela negra bien doblada y afortunadamente seca y la dejé encima de la cama de Slade, a un lado de la almohada, habiéndole devuelto su camisa seguí quitándome toda la ropa.

- Perdona pero no puedo dejar de darle vueltas... - Comenté en voz alta quitándome la segunda camisa. - Según me contó Dranius tenéis muchos enemigos, el porqué de eso realmente no lo acabo de entender, pero bueno yo los tengo sin hacer nada siquiera así que no es algo que me sorprenda... - Añadí comenzando a quitarme dos pantalones a la vez ya que con la humedad se habían pegado entre ellos. - A lo que me refiero es ¿en qué puedo ayudaros yo? - Pregunté gruñendo al notar que hasta mi ropa interior estaba empapada. - Estúpido algodón helado. - Murmuré frustrada al no tener otra que quedarme desnuda.

Dejé todo el montón de mi ropa mojada en el suelo ya que no sabía donde dejarlo sin que manchara o mojara nada, una vez desnuda llevando solamente el broche que me regaló Dranius como collar me envolví con una manta alrededor del pecho dándome cuenta de las sombras que estaba proyectando en la cortina. Sin darle mucha importancia y sin querer hacer esperar más de la cuenta a Slade, cogí la otra manta y con ella me envolví los hombros, desparramando mis cabellos mojados encima para intentar que se secasen más rápido. Bastante avergonzada por estar nuevamente desnuda junto a Slade aunque ahora estuviera envuelta en mantas, me atreví a apartar la cortina para poder hablar con él cara a cara.
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Slade el Vie Abr 15, 2016 1:01 pm

- Reitero, no tienes nada que agradecer, es lo que hacemos – Repetí nuevamente volviendo a la mesa ya despojado de las mantas.

No dije nada más, no quería invadir su espacio ni su segura incomodidad. Me entretuve ordenando y acomodando las figuras que yacían sobre el mapa de la región. Poco más de 200 fénix aún se encontraban en servicio atendiendo diferentes asuntos a lo largo del reino. Algunos eran simplemente informantes o espías de la división de Dranius, pero muchos otros probablemente en estos momentos estaban intercambiando golpes con sus armas.

- Esta sociedad se rige prácticamente por la ley del más fuerte, nosotros ayudamos generalmente a los débiles y eso causa que arruinemos los planes de muchos. También está el recelo de los nobles, muchos de nosotros fueron esclavos en sus orígenes, o nacieron sin ningún estatus en particular, y hoy en día muchos de ellos poseen casi la misma voz y voto que ellos. – Argumente elevando un poco mi voz aunque no era tan necesario, solos nos separaban unos metros y unas delgadas cortinas. Aun así, quería ser claro con mis palabras. – Puedes ayudarnos a ayudar, y eso a veces es más que suficiente. Después de todo, no eres la única persona que es prejuzgada por alguna razón – Aquellas palabras eran duras tan solo por ser mencionadas, pero era el estigma que muchos lamentablemente compartían.
avatar
Slade

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Amnesia el Vie Abr 15, 2016 5:25 pm

Escuché atenta a su explicación mientras daba pasos torpes para acercarme hacia él ya que apenas sentía mis pies. - Entiendo, imagino que muchos de esos nobles no querrán perder su estúpida posición o su orgullo cegándose a ver la realidad. - Comenté relamiéndome los labios ya que los notaba bastante irritados por todo el frío.

Aunque en estos dos meses desde mi "despertar" apenas he podido aprender muchas cosas, sí he visto como los nobles abusan de su posición y riquezas para hacer lo que quieran culpando a los demás. Lástima que ya no podré robarles sus monedas de oro como escarmiento... Pensé frotándome las manos para calmar el doloroso hormigueo.

Una vez al lado de Slade observé la gran mesa con curiosidad, habían varios pero detallados mapas de todo Irkalla esparcidos y un montón de pequeñas figuras repartidas en varios puntos. Alrededor de la mesa habían pergaminos de distintos tamaños, acompañados de algunas plumas y tinteros.

- Realmente este mundo es demasiado grande... - Murmuré con voz ronca acercándome las manos a mis labios para intentar calentarlas.

Me estaba esforzando en no mirarle puesto que si lo hacía no podría retener las ganas de abrazarlo y lo último que quería era molestarlo con mis estupideces.
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Slade el Vie Abr 15, 2016 6:49 pm

Había comenzado a observarla una vez salió de mi improvisada habitación, si se la podía llamar así. Estaba envuelta en las mantas que le había otorgado, desconocía si debajo de ellas conservaba alguna prenda o iba solamente cubiertas con ellas, la imaginación y la expectativa a veces son armas mucho más filosas que la realidad.

- No quieren perder sus intereses – Contradije – Rara vez ponen su orgullo en juego y mucho menos su posición, siempre encuentran a un tercero a quien culpar en caso de que todo salga mal.

Ella evitaba el contacto de nuestras miradas y desconocía el por qué, podía suponer pero prefería no hacerlo, tenía cosas mayores de las que preocuparme, o eso quería creer.

- En eso tienes razón, apenas podemos cubrir el territorio con nuestros miembros. Y ni hablemos de intentar hacer algo más allá de las fronteras. Esto, lamentablemente es nuestro limite, espero q algún día podremos cambiar eso. – Afirme con expectativa, Irkalla no era el único continente que sufría, pero a pesar de nuestro poder y posición, aun seguíamos siendo unos simples mercenarios para pretender cambiar el mundo.
avatar
Slade

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Amnesia el Vie Abr 15, 2016 8:33 pm

Sonreí ante su afirmación. - Con el empeño que pones seguro que tan solo es cuestión de tiempo. - Podía percibir la sincera preocupación en sus palabras, además del sumo detalle con que estaban hechos los mapas y las anotaciones en los pergaminos. - Aunque también deberías tener a alguien a tu lado para que no cargues tu solo toda la responsabilidad, ¿no? - Comenté reflexionando sus palabras. - Todos estos hombres confían en ti, igual que yo lo hago o eso creo. - Reí al recordar las palabras de respeto y admiración de Dranius con su "líder". - Así que si nos esforzamos todos lo suficiente creo que podríamos ayudarte... Aunque no sé bien que puedo hacer para eso. - Añadí sonriéndole.

Por mucho que me esforcé no pude evitar perderme en su mirada bicolor, lo había echado tanto de menos... Mi corazón latía acelerado, mis mejillas ardían por el rubor y mis brazos tenían pinchazos por las fuertes ganas de abrazarlo. Suspiré agachando la cabeza para poder reunir el suficiente valor para pronunciar mis palabras.

- Puedo... ¿puedo abrazarte? - Pregunté bajito estando cabizbaja, observando de reojo el broche que me regaló Dranius asomando por mi escote. - No quiero incomodarte e imagino que estarás muy ocupado... Pero desde que te vi... - Los nervios ahogaban mis palabras sintiéndome bastante estúpida por pedir algo así.
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Slade el Sáb Abr 16, 2016 5:40 pm

- Y tienes razón, no puedo abarcar todo esto solo, por eso cuento con seis personas que respeto mucho a mi lado, ya conoces a una de ellas – Afirme con un pequeño y leve gesto de expresión en mi rostro. – Aunque también cuento con todos y cada uno de ellos, todos son un eslabón importante para mí, son las plumas que me permiten volar. – Había acompañado mis palabras mirando hacia afuera de la tienda, como si las gruesas telas no se interpusieran a mi mirada, y pudiese ver a todos y cada uno de los Fénix que yacían afuera.

No había sido fácil llegar a lo que somos hoy en día, y tampoco hubiese pensar en terminar siendo líder de uno de los grupos más reconocidos de Irkalla, pero algo si sabía, y era que sin ellos nada de esto pudo haber sido posible.

- Puedes – Dije sin más. Una respuesta automática que había salido sin mi consentimiento.

Aunque eso no significaba que no lo quisiera, hasta pensé en posibles respuestas ingeniosas o contrapropuestas, pero nada de eso importaba, mis labios ya habían hablado y mi cuerpo esperaba la reacción de mi acción.

Al menos esta vez no olvide calentar mi cuerpo.
avatar
Slade

Mensajes : 58
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Amnesia el Sáb Abr 16, 2016 7:02 pm

Mi cuerpo aún temblaba tanto por mis evidentes nervios como por el molesto frío, pero al escuchar su seco "puedes" una alegre sonrisa se plasmó en mis labios.
Me alejé un par de pasos de la mesa puesto que con las mantas no quería que por mi torpeza rozara sin querer algún tintero, o estropease algún mapa. Sentía mi rostro y mis picudas orejas arder de pura vergüenza y, aunque me acerqué a él cabizbaja podía imaginar que mi flequillo y mi desordenado cabello no podrían ocultar mi evidente rubor. Suspiré apoyando mi cabeza en su pecho y fui rodeándolo tímidamente con mis brazos, la agradable calidez de su cuerpo me relajó haciéndome cerrar los ojos abrazando su fuerte cintura con timidez. Apenas noté como la manta que cubría mi espalda resbaló hasta el suelo, aunque tampoco me importaba, la manta que cubría mi desnudez aún estaba en su sitio así que simplemente me olvidé de todo y disfruté del agradable contacto.

- Te extrañé. - Confesé avergonzada escuchando mis propios latidos. - Aunque de una extraña forma me has estado acompañando en estas dos semanas, ¿sabes? Nunca abandonaste mis pensamientos. - Añadí sonriendo.

Era bastante raro estar apoyada en su pecho y tan solo escuchar mis propios latidos en lugar de los suyos pero no me importaba, desconozco si es por lo que me dijo Dranius, ya que no sé si Slade también es "una especie de vampiro" y tampoco conozco que significa eso. Simplemente disfruté el gran regalo que era para mí poder estar abrazando al hombre que me robó el corazón.

- Ya no estás frío... - Murmuré ausente.
avatar
Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Dranius el Lun Abr 18, 2016 12:54 am

No había mucha ropa de donde escoger, apenas hay unas cuantas mujeres entre nuestras filas, y no quería generar revuelo en el campamento dando a suponer que el sujeto misterioso resultaba ser una dama y estaba a solas con Slade, y para colmo, necesitaba ropa.
No había nada de la talla que suponía era la suya, recorrí varias tiendas, pero si encontré algunas camisas y blusas acolchadas que le irían decentemente bien, al menos para el momento. En cuanto a los pantalones, no necesitaba que se vieran bien, solo que la abrigaran.

A pesar de todo los cuidados que podría llegar a tener, la gran mayoría la habían visto y las preguntas empezaban a formularse no tan indirectamente, después de todo éramos familia, aunque aún así, preferí reservar comentarios ya que nada estaba dado por hecho.

El regreso fue más ligero de lo q esperaba, pero cumpliría con su propósito, el cambio de temperatura q había al entrar a la tienda principal era bastante agradable, que no sufra prácticamente el frio no significaba que no pudiese disfrutar la calidez del fuego. Mis pasos seguían como de costumbre, un inmaculado silencio.

- Quizás no, pero si me abrazaran así, mi cuerpo tampoco lo estaría - Mencione tranquilo con las prendas en mano y sin disimular el acto en cuestión. ¿Actué Descarado? Quizás, ¿Divertido? Definitivamente, ¿Me regañarían? Probablemente luego, pero no sería la primera vez. No pude evitar sonreír con picardía mientras dejaba las prendas junto a una mesa cercana, ahora si evitaba mirarlos, ya no necesitaba hacerlo. Mis palabras ya habían dicho todo.
avatar
Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Secreto de una Pluma Plateada

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.