El bosque de los retos

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El bosque de los retos

Mensaje  Amnesia el Miér Mar 30, 2016 5:51 pm

Hacía poco más de una semana que Slade se marchó. Aunque reconozco que me asustó su ausencia cuando desperté sola, fue su nota lo que me tranquilizó. Aún me cuesta creer que hubiera pensado en todo, desde mi partida de la posada, hasta dejarme dinero para impedir que vuelva a robar.
Desde que nos separamos realmente me esforcé en no volver a hacerlo, pero después de que me intentasen vender más veces de las que puedo recordar varias pociones aguadas y muchas otras altamente venenosas en lugar de curativas tuve que hacer mi último robo. Yo no lo consideraba así pues sustituí la poción con una buena cantidad de monedas en compensación, pero necesitaba recuperarme rápidamente de mis heridas para poder seguir adelante y defenderme si fuera el caso.
Aunque en un principio no había querido usar su generosa cantidad de dinero, tuve que hacerlo para abastecerme de suministros; comida, ropa, una daga y hasta un poco de maquillaje. Tuve que teñirme el cabello, maquillarme las cejas y mis blancas pestañas para poder hacer las compras vigilando siempre de mantener la vista baja con la capucha puesta para que no vieran el color de mis ojos, o mis picudas orejas. No era algo que me gustase hacer ya que necesitaba una mezcla de plantas bastante difícil de conseguir para oscurecer temporalmente mis cabellos, pero él me había pedido que no volviera a robar así que tenía que esforzarme.

Fui alejándome cada vez más de Liore, estuve tentada en dirigir mis pasos hacia el lago donde nos conocimos pero el poblado donde me acorralaron y apuñalaron estaba demasiado cerca. Sin un rumbo fijo me obligué a endurecer mi viaje, hasta me había improvisado una venda de cuero para taparme la vista y poder andar durante el día sin que la luz me ardiera. Desconozco la razón de porque tengo esta habilidad, si es que mi raza es entrenada para poder "ver" o mejor dicho, percibir el entorno bastante fácilmente sin necesidad de los ojos. Lo bueno de haber modificado ligeramente mi aspecto es que la gente parece no alarmarse con mi presencia si dejo algunos cabellos teñidos a la vista aunque ande cabizbaja durante el día.

Por el débil calor del sol podía percibir que ya estaba anocheciendo, así que sin prisa ni miedo fui saliendo del camino para internarme entre la espesura del bosque. Me quité la bolsa con mis pertenencias del hombro para acomodarla a mi par de cinturones para poder andar con más libertad, podía sentir la ligera humedad en el aire junto el frescor que desprendían los árboles.
Agilicé mis pasos por inercia impidiendo hacer sonido alguno al andar, aún sin usar mi vista podía percibir varios animales salvajes a mi alrededor. Dudaba que me fueran a atacar pero tampoco quería molestarles en su territorio con el sonido de mis pisadas. El ulular de los búhos junto el cantar de los grillos eran mi música, además de que me anunciaban que el sol ya se había ocultado. Me adentré bastante en el bosque hasta que por fin escuché el familiar sonido del agua, sonriendo por mi hallazgo me bajé la capucha y fui quitándome la venda que cubría mis ojos. Delante de mí se hallaba el nacimiento de un río, el agua brotaba en forma de cascada de entre la pared rocosa formando un pequeño lago de agua cristalina.
Sin dejar de sonreír me desaté la bolsa con mis pertenencias y la dejé en una roca plana y seca en la orilla del río, me desaté la hermosa capa y la doblé con cuidado para dejarla encima, me quité los guantes y acto seguido procedí a quitarme la holgada blusa gris quedándome en una ajustada camiseta negra de tirantes.

Apenas dejé todo junto suspiré al sentir nuevamente la extraña sensación de que era observada, desde hacía un par de días que podía percibir un cosquilleo en mi nuca aunque nunca he podido averiguar de dónde procede exactamente. Usé la Infravisión para rastrear el bosque, pero tal y como pasó anteriormente solo pude ver los animales y las plantas a mi alrededor.

- Bien. Tal vez me volví loca o paranoica pero seas lo que seas no quiero problemas. - Dije con voz suave pero firme, mientras me ataba mis largos y teñidos cabellos en una cola de caballo.

No creía que fuera a atacarme, pero esta vez no iban a tomarme por sorpresa.

Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Dranius el Jue Mar 31, 2016 12:56 am

A veces me preguntaba por qué Slade se iba sin avisarme. Quizás era alguna especie de venganza por el simple hecho de que siempre lo vigilaba, siempre lo hacía. Esta vez había tardado casi todo el día antes de encontrar indicios de su paradero. El me conocía mejor que nadie, y sabia como hacerme casi imposible la búsqueda. Casi.
Esparcí mi red de espías por todo Liore en cuanto supe que era su destino, no fue hasta casi al anochecer que intercambie miradas sarcásticas con él, era como nuestro ritual, el gato encontrando al ratón.
Intercambiamos algunas palabras, pocas, a decir verdad. Rumores, avisos, precauciones, y una petición singular. Amnesia se hacía llamar.

Me sorprendió un poco, lo admito. No recordaba muchas personas q hayan sido propuestas directamente por el, sin contar los inicios de los Fenix claro. Pero en los últimos años, no recordaba a más de 3 personas, y ninguna de ellas había sido una mujer. Sabía que Slade no era de la clase que se dejaba engatusar por ninguna mujer, ni mucho menos de uno que gritara su posición a los cuatro vientos en busca de algún privilegio, así que seguramente había visto algo peculiar en ella, lo cual me intrigaba mucho más. “Déjamelo a mi” fueron mis palabras. Y su principio de una sonrisa fue una afirmación más que suficiente para mí. Fue el último gesto que hizo antes de partir.

Me desesperaba un poco no contar con más hombres aptos para la tarea que tenía en mente, y no quería gastar los recursos de los Fenix por un simple capricho mío, así que simplemente espere pacientemente, como siempre lo hacía.

La seguí por poco más de una semana. Dentro de la ciudad fue más fácil, podíamos acercarnos a ella sin levantar mayores sospechas, contaba con su factor racial, lo cual seguramente provocaba en ella una situación de persecución constante, si no, no se hubiese tomado las molestias que se tomó en pasar desapercibida, me pareció bastante precavida, sumaba un punto a su favor.
No siempre la vigilaba yo, por supuesto. Pero lo poco que pude verla dentro de la ciudad, parecía ser alguien peculiar, y linda por lo que vi.

Luego, cuando dejo Liore, tuve que esforzarme un poco más. Deshice la red que había plantado en y solo conserve cinco Fénix a mi lado, las ordenes fueron específicamente seguirme con medio día de distancia. Los demás, solo volvieron a sus tareas.
No me preocupaba en esconder mi presencia, en este caso, me gustaba jugar con mi presa. Aunque iba solo, aun así mantuve todos los cuidados posibles como hacía de costumbre, no era más que una leve brisa camuflada en un vendaval.

Me costó un poco concentrarme bajo el sol, la sensación de molestia era grande, por lo que a veces la dejaba distanciarse un poco para recuperar el aliento. Por suerte, los Drows también rehúyen del sol por su sensibilidad, y aunque ella había tomado las medidas necesarias para no sufrirlo, fue un factor que supe aprovechar bien. Además, un dato muy particular q había hecho incrementar mi interés, era su leve aroma a venenos que portaba, un aroma que cuando trabajas en el oficio, no puedes evitar notar.

Podría decir que me sorprendió un poco que entrara en las profundidades del Bosque Sombrío, pero si estuviese en su lugar, también hubiese optado por el, no me costaba seguirla sin hacer el mas mínimo ruido, había vivido mi vida para esto, pero me incomodaba la necesidad de enfrentarla, ella sabía que la estaba siguiendo, sabía que no estaba sola, y esta vez, por más que se sintiese perseguida, ya no estábamos en la ciudad.
Casi despreocupadamente paro en un nacimiento de un rio, y comenzó a aligerar su carga. Su camiseta ajustada favorecía a sus curvas, figura que resaltaba más aun cuando se estaba atando su cola de caballo y dando a entender que conocía mi presencia. Reí.

No mencione palabra alguna. Tome dos de mis cuchillos arrojadizos y los arroje. El primero iba a su hombro, no quería lastimarla, como mucho cortaría su camiseta, en el peor de los casos, no tardaría mucho en sanar. Pero sabía por sus movimientos, que estando alerta, extrañamente la golpearía un ataque tan previsible.
El segundo lo arroje no muy lejos de mí con milésimas de segundos de diferencia. Provocaría un ruido forzado en el bosque mientras aprovecharía para cambiar mi posición en el hipotético caso de que descubriese mi posición, no lo veía creía posible por lo poco que la observe, nuestra distancia aún era algo lejana, pero nunca subestime a un enemigo, y después de todo, Slade no la habrá elegido en vano.

Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Amnesia el Jue Mar 31, 2016 4:06 am

Apenas sentí el susurro del aire y el sonido de impacto de un arma me dejé caer con rapidez hacia atrás atrapando la empuñadura del "proyectil" con mi mano izquierda, para acto seguido apoyar mi mano derecha en el suelo aprovechando mi agilidad para hacer una voltereta y devolver el fino cuchillo un poco más a la izquierda de donde sentí que fue arrojada, dudaba que quien me está atacando haya permanecido en el mismo sitio, más aún habiendo usado un truco tan similar a los que uso yo para despistar.
En cuclillas desenfundé velozmente mis espadas cortas para incorporarme despacio, calculando bien el terreno y agudizando mis sentidos. Mi agresor me había arrojado su cuchillo hacia un punto no letal, aunque desconozco el motivo. ¿Para calcular mis reflejos o los suyos?

- ¿Se puede saber a quién he cabreado para que me saluden así? - Grité rastreando el área con mi infravisión pero sin ver nada más que la gama de colores rojizos de los animales ocultos entre el follaje. - ¿O también me vas a atacar simplemente por existir? - Pregunté con sarcasmo y una amarga sonrisa en mis labios.

Me molestaba no poder ver a mi agresor, ¿odiaban tanto a mi raza para usar alguna poción de invisibilidad o algo parecido y atacarme? el claro SI retumbó en mi mente como un eco. Suspiré resignada relajando mi postura aunque sin bajar en absoluto mi guardia. - Puedo entender el odio hacia mí y mi asquerosa raza, pero si quisieras matarme de verdad ¿porque ahora? no me delataste en estos días estando rodeada de gente. - Dije seria.
Y era cierto, si me hubiese delatado todos los viajeros habrían como mínimo gritado atrayendo a la guardia, algún mercenario o caza recompensas.

Apenas pronuncié esas palabras pude apreciar algo distinto en el entorno. Una leve y difusa mancha gris se había detenido de golpe entre los árboles, dudaba que fuera mi perseguidor puesto que ese color grisáceo proviene de los cadáveres confundiéndose entre las rocas pero no quise arriesgarme. Invoqué mi fuego feérico rodeando su silueta, era completamente inofensivo pero servía para 2 cosas, la primera es que normalmente todos se asustaban al verse rodeados de llamas azules y la segunda era para delatar su presencia.

- ¿Qué quieres de mí? - Insistí moviendo con destreza mis peculiares espadas con filo de cristal para bloquear posibles armas arrojadizas.

Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Dranius el Vie Abr 01, 2016 2:56 pm

Sus palabras solo me hicieron reír sin emitir sonido alguno, una carcajada muda. Después de todo simplemente estaba jugando con ella, necesitaba poner a pruebas sus habilidades, algo q ya había dejado bastante en claro cuando devolvió mi cuchillo a una dirección próxima a donde había pasado segundos antes.
Intuir las capacidades físicas de una persona no es muy difícil, simplemente se tiene que estar cerca de ella cuando realice alguna clase de movimiento que requiera cierta destreza, o luchando en un enfrentamiento cerrado. Pero de tantos años con los fénix, a muchos de nosotros, menos a los de mi división, nos hacía falta tanto. La flexibilidad de un salto, o la forma de caminar, nos da la suficiente información como para juzgar a un guerrero. Y ella, estaba a la altura de algunos generales.

No tenía nada en contra de su raza, pero tampoco la veía con buenos ojos. Pero sus palabras confirmaron las palabras que me había dicho Slade; “es diferente”.

- Quizás no quería compartirte con nadie – Dije con voz barítona escondiendo mi posición y haciéndola resonar por las cercanías. Lamentaba haber pronunciado esas palabras, en este lugar, y en esta situación, de lo contrario, podrían haber sido unas buenas palabras para deleitar a una mujer.

Lentamente comenzó a formarse un fuego feérico alrededor de mi posición. Sabía lo que era debido a mis lamentablemente pocos encuentros con su raza, eran una raza interesante para el combate, no solo disponían de habilidades físicas sino que también utilizaban algo de magia. Aunque, esta era la primera vez que veía a una mujer Drow en la superficie.

Sabia q a pesar de estar escondido, ella ya sabía bien en donde me encontraba, la precisión de su fuego hablaba por si sola. Sonreí algo decepcionado, mi juego había terminado.

- Recomendación personal – Dije con firmeza mientras iba revelando mi posición con mis manos al descubierto – Nunca agarres nada sin guantes.

Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Amnesia el Sáb Abr 02, 2016 9:57 am

Chasqueé la lengua fastidiada, ¿cómo podía moverse, atacar y hablar un muerto? No parece ser ningún esbirro de algún nigromante. Pensé deteniendo el movimiento de mis espadas para adoptar una postura más relajada pero defensiva.

- No estoy acostumbrada a que me ataque ni me hable un cadáver ¿sabes? normalmente se quedan quietecitos y en silencio en sus tumbas. - Comenté con sarcasmo al ver cómo la sombra gris estaba rodeado por mis inofensivas llamas.

Alcé una ceja ante su "recomendación" aunque no le di importancia, en el caso de que hubiera envenenado el arma que me lanzó el efecto sería inútil en mi. Había algo en este... ¿muerto parlante? que se me hacía muy familiar, además ¿quién narices lanza una daga y luego da recomendaciones?

- No me has respondido, ¿qué eres y qué quieres de mí? - Pregunté seria cancelando la infravisión.

Ahora sin el espectro de colores podía apreciar mejor los detalles aún en la distancia que nos separaba, era alto, bastante más que yo de hecho. Estaba prácticamente oculto tras su capa y capucha negras, resaltando la palidez de lo poco que se podía apreciar de su rostro. Aunque estaba mostrado sus manos no confiaba en absoluto en este "ser", no parecía estar asustado por estar envuelto por mis llamas pero fue la curiosa forma de los brillos del broche de su capa lo que me hizo casi saltar de la impresión.

Aunque era más pequeño era prácticamente igual al emblema que me enseñó Slade, eso era un Fénix...

- Mierda... - Murmuré haciendo una mueca extraña. - ¿Eres... amigo de Slade? - Pregunté casi con miedo por haber metido la pata.

Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Dranius el Sáb Abr 02, 2016 6:58 pm

- Auch – Dije expresando una leve mueca de dolor ante sus palabras mientras me acercaba lentamente bajando las manos que tenía en alto– Creo que soy algo más que un cadáver Señorita.

Había hecho caso omiso a mi recomendación, o eso parecía. A lo cual la experiencia me dijo una cosa, por algún motivo, no le preocupaba. Escondía más cosas que el misterio de su nombre. Su postura defensiva lo confirmaba, su guardia no estaba en alto, pero no significaba que estuviese indefensa.

- Soy un viajero curioso que busca hablar, supongo – Respondí frenando mis pasos con las manos aun a la vista. Cerré mis ojos por un momento y me concentre en el alrededor, no quería interrupciones ni oídos esta noche. Estábamos solos, las sombras nunca mienten.
Su pregunta recupero mi interés.

- ¿Amigo? – Pregunte con gracia mientras reía sin ser escandaloso. – Lo conozco, si es a lo que te refieres, pero decirme amigo es muy ambiguo. Puedo ser su hermano, incluso su padre. – Exclame gesticulando con las manos. – O su amante. – Exprese con un cariño muy notorio en mis palabras. Amigo, el significaba más que un simple término para mí.

Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Amnesia el Sáb Abr 02, 2016 10:53 pm

Algo más que un cadáver ¿eh? ¿qué tipo de respuesta es esa? Pensé sin quitar mi vista de él. - Claro, buscabas hablar conmigo tirándome un cuchillo. ¿Es una nueva moda? si es así discúlpame porque no la conocía. - Bromeé con sarcasmo viendo como se acercaba.

Suspiré observando con recelo el broche de plata en su capa, ése fénix parecía burlarse de mí, la desconfianza parecía ser mutua ya que sus respuestas eran totalmente vacías. Alcé mi vista observando cómo los frondosos árboles tapaban prácticamente todo el cielo estrellado, escuché como decía conocer a Slade de una forma realmente extraña pero, ¿sería verdad que lo conocía? ¿O tan solo se aprovechó de que yo le nombré?

- Aff odio esto. - Exclamé sacudiendo la cabeza. Hice un pequeño movimiento con mis dedos y cancelé el fuego feérico que aún le rodeaba, enfundé mis espadas en un rápido movimiento y le observé fijamente. - Mira, ¿quieres hablar? bien. Hablemos. - Dije seria sintiendo el molesto picor del maquillaje en mis pestañas. - Pero antes voy a quitarme este fastidioso tinte. No te molestes pero suficientes dudas ya tengo en mi cabeza como para tener que aguantar tus acertijos. - Añadí girándome de golpe, andando hacia el pequeño lago.

Aunque no confiaba en éste sujeto, sí lo hacía en Slade.

Caminaba tensa, mi cuerpo aún recordaba el dolor de haber sido apuñalada y casi cazada peor que a un animal. Con cada paso rozaba el par de dagas ocultas en mis cinturones para tranquilizarme, sabía que la situación era distinta pero no por ello dejaba de darme miedo. Un miedo que debía afrontar.
Salté entre las rocas del lago con facilidad para llegar a la cascada, no me molesté en mirar si me había seguido o no. Simplemente me quité la cinta que sujetaban mis cabellos y sumergí mi cabeza en el agua para frotar con fuerza mi rostro para eliminar el maquillaje y después el tinte. El agua fría calmaba mis crispados nervios, a la vez que me ayudaba a agudizar mis sentidos.
Escurrí mis nuevamente blancos cabellos para eliminar el exceso de agua y volví a la orilla.

- Muy bien señor enigmático ¿de qué quieres hablar exactamente? - Pregunté buscándole con la mirada.

Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Dranius el Dom Abr 03, 2016 6:23 am

Parecía estar algo irritada, así que proseguí. – De alguna manera tenía que llamar tu atención, y si hablando se conocieran las personas, no habrían guerras, y yo no estaría aquí, pero aquí estoy, y hablar es lo que deseo. – Dije con gesto teatral. Todo parecía ir bien.

Aunque no me gustaba mucho la idea de estar iluminado en medio del manto protector de la oscuridad, el que haya hecho desaparecer el fuego me desilusiono un poco. Por un momento había comenzado a encariñarme con él, me visualizaba portándolo, me veía como todo un fata. Aunque la clara afirmación de que no estaba de humor levanto el poco espíritu q había perdido por ese pequeño suceso.

No solía actuar así, mucho menos cuando estaba de misión. Pero esta no era una misión usual, era especial. Ella había llamado su atención, y tenía que saber por qué, debía saberlo.
Aproveche su falta de atención aparente para comenzar a moverme lenta y metódicamente hacia adelante. No tanto para adelantar mi posición, si no para preparar el terreno para mis pies, esperaba una distracción u oportunidad para lo siguiente, y no tardó mucho en aparecer.
No quise arriesgarme a acercarme al lugar donde había dejado parte de sus pertenencias, la distancia era grande, y el momento de punto ciego q aparentemente me otorgó sumergiendo su cabeza dentro del agua era impredecible. Así que con tal de no arruinar mi pequeña obra teatral, avance ágilmente aprovechando mis cualidades para terminar luego de un salto, sentado en una roca no muy lejana a mi meta principal si la comparamos donde me encontraba antes.

Despreocupado y sin darle mucha importancia a mi placido alrededor, saque una daga de mango labrado de mi cinturón, y un pedazo de madera que tenía guardado para seguir tallando una figura que aún no poseía forma aparente.

- Eso aún no lo sé, pero puedes llamarme “Señor Dranius”, suena mejor, ¿no lo cree así señorita Amnesia? – Respondí a su pregunta levantando la mirada y sonriéndole con una gran sonrisa vacía en mi rostro pero lejos de ser falsa.

Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Amnesia el Dom Abr 03, 2016 2:34 pm

Sonreí con amargura a su comentario ...y si hablando se conocieran las personas, no habrían guerras... - Para mí poder hablar con alguien es un lujo. - Murmuré ausente yendo hacia mis pertenencias.

Él estaba felizmente sentado en una roca tallando un trozo de madera de vete a saber donde lo sacó, estábamos cerca, pero separados sin invadir nuestro espacio personal. Saqué una pequeña toalla de mi bolsa para poder secar mi húmedo rostro, aunque al escuchar su nombre para después pronunciar el mío me hizo volver mi vista hacia él, viendo como me sonreía.

- Muy bien señor Dranius puesto que ya conoces mi nombre doy por sentado que Slade te lo dijo. - Comenté algo aliviada relajando la incómoda tensión en mis hombros. Si Slade le habló de mí es que tenía que ser alguien de su entera confianza.

- Tendrás que disculpar mis modales pero no estoy acostumbrada a que quieran "hablar" conmigo. - Bromeé sonriéndole de vuelta.

Aunque me costó, me obligué a bajar la guardia. Suspiré sintiendo el familiar hormigueo en mi nuca, ese desagradable cosquilleo de cuando te están analizando. Dejé olvidada la pequeña toalla y volví a buscar en mi bolsa ignorando la sensación. Saqué una pequeña tetera de barro y una bolsita de cuero con hierbas, no es que fuera aficionada a las infusiones, de hecho compré esa tetera para poder preparar algunos venenos, pero necesitaba distraer mi mente con algo. Saqué la yesca y el pedernal de uno de mis múltiples bolsillos del pantalón después de juntar varias ramas y procedí a encender un pequeño fuego. Una vez hecho volví a mi bolsa abierta y saqué un par de pequeños tazones de madera, sin cerrar la bolsa cogí la tetera y la llené de agua.

- Puedes mirar la bolsa de hierbas si quieres. - Dije señalándola con la cabeza mientras depositaba la tetera en el fuego.

Para mí era algo normal que siempre desconfiasen de mis actos, así que sin saber muy bien que hacer o como empezar una conversación me quedé en silencio.

Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Dranius el Dom Abr 03, 2016 6:58 pm

- O lo escuche de Slade – Dije seriamente mientras seguía tallando la figura. – No des mucho por sentado, tú trajiste el nombre de Slade a la conversación, yo simplemente pude haber aprovechado ese detalle. Los Fenix Negros tienen mucho enemigos que aprovecharían cualquier oportunidad para dañarlos de alguna manera, después de todo parecer ser conocida de uno de sus miembros.
Sin mencionar a los drows como tu, si podrían cazarlos como deporte sabes muy bien que lo harían. Además te estaban buscando, seria  demasiada coincidencia que hubiese otro drow herido escondiéndose en Liore, y mucho menos otra mujer. Y pudieron haberme contratado. – Hice una pequeña reverencia teatral – Cuestión, pude ir a cualquier herrero de mediano talento y pedir que reprodujera este simple broche con la forma del escudo de armas de los Fenix Negros. – mi escultura estaba comenzando a tomar forma de algún ave.

Calle por un momento, dando a espacio a un silencio incómodo. Un silencio total, incluso para los animales. Quería darle el tiempo suficiente para razonar, para confiar o incluso volver a desconfiar de mí y volver a levantar su guardia. Había ignorado su propuesta de revisar su bolsa, podía sentir algunos leves aromas provocados por extraer objetos de ella, pero no me interesaba, en un principio antes de terminar sentado aquí, era mi plan, pero no para revisar sus pertenencias, si no para que se molestara aun mas por lo que estaba haciendo.

- Puedes preguntar hasta 10 Preguntas, y solo la última puede incluirme a mi. – Dije seriamente sin levantar la mirada.

Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Amnesia el Dom Abr 03, 2016 10:05 pm

- Con todas las precauciones que tuvo en la posada para conmigo dudo que me nombrara fácilmente, menos aún si como tú dices los Fénix tienen tantos enemigos. - Dije despreocupadamente añadiendo las hierbas al agua. - Llámame estúpida o ignorante, sinceramente me da igual, pero si quieres que vuelva a desconfiar de ti al menos dame razones de peso. -

Tan solo dos personas conocían mi nombre y Slade era una de ellas, realmente dudaba que hubiera hablado de mí delante de oídos indiscretos. Supongo que este tal Dranius me estará poniendo a prueba como me advirtió Slade que podrían hacerlo algunos de sus... ¿compañeros?
Disfruté del silencio, al contrario de tensarme me produjo una extraña calma. Viendo que el té parecía estar listo quité la tetera del fuego y lo serví con destreza en los pequeños tazones de madera.

- No necesito tantas, tan solo me interesa que me respondas a dos preguntas. - Comenté ante su extraña oferta alzándome para ofrecerle un tazón. - Slade... ¿se ha metido en problemas por mi culpa? - Pregunté remordiéndome el labio preocupada.

Esa duda me carcomía desde que se marchó, aunque él dijera que hablaría con sus compañeros sabía que no sería nada fácil, sino es que imposible aceptar a alguien como yo. No quería que cuando le explicara a su líder de mí hubieran puesto en duda su lealtad.

Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Dranius el Lun Abr 04, 2016 5:16 am

- Subestimas mucho a los hijos de la sombra – Mencione despreocupado – Puedo revelar que soy uno de ellos, un espía si prefieres llamarnos así. Y puedo decir sin falta de modestia que soy bueno en ello, pero no soy el mejor, ellos incluso podrían saber cosas sobre mí que yo mismo desconozco. Incluso sobrepasar los posibles cuidados de tu amigo Slade. No te trato de nada, no te conozco, y en este momento, en medio de la nada, ninguna de las razones que pudiese darte para que desconfíes de mi pueden ser probadas.

Y no mentía acerca de lo que un hijo de la sombra podría saber. Knoll era mi mentor, y estaba bastante lejos de alcanzar su nivel, incluso Slade tendría dificultades para ocultarle cosas a él, hasta podría arriesgarme al decir que podría haberlos espiado en su hospedaje en la posada si se lo proponía. En cuanto a este oficio se trataba, él era completamente un monstruo.

- Son tus preguntas, tú decides – Me exprese levantando la mirada al ver que comenzaba a acercarse con dos tazones en mano, sujete la pequeña escultura de madera con el pulgar y utilicé los 4 dedos restantes de la mano izquierda en alto para indicarle que no me apetecía. Nunca me agrado entorpecer mi olfato por contaminar mi paladar. No mientras estaba en servicio.

– Nunca escuche de un Fenix que se haya metido en problemas por entablar una conversación o mantener contacto con nadie – Respondí con asombro ante su pregunta – Es a lo que ellos se dedican, todos lo saben, ¿o… hubo algo más? – Termine preguntando con cierta picardía tanto en mi voz como en mi mirada.

Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Amnesia el Lun Abr 04, 2016 1:07 pm

- Supongo, pero hay tantas cosas que desconozco que me es indiferente si eres un espía o no. Aunque te agradezco de corazón tus advertencias, me estás ayudando bastante. - Dije sincera sentándome tranquilamente en una roca dejando el tazón que le había ofrecido a mi lado. - Este mundo es demasiado grande, intento aprender y adaptarme pero la verdad, prefiero disfrutar cada segundo de mi vida antes que preocuparme por si me están espiando. - Aún tenía el cabello húmedo provocándome un escalofrío que me puso la piel de gallina, me peiné con los dedos un poco y empecé a trenzarlo mientras observaba el pequeño lago. - Imagino que pensarás que soy una ilusa. - Comenté sonriendo divertida. - Pero viendo los desastres que causa mi gente, con sus estúpidas creencias y sus más estúpidos dioses... Considero que estar viva ya es un regalo en sí. -

Al escuchar su respuesta suspiré aliviada. - Tan solo mucha humillante torpeza por mi parte. - Respondí sintiendo como se ruborizaban mis mejillas desviando la mirada hacia mi tazón de té. - Es solo que... Mírame, a todas las partes que voy sino me oculto causo problemas y aún así la mayoría de veces los causo igualmente. - Dije encogiéndome de hombros terminando la trenza. - Él... es un hombre increíble. - Sonreí al recordarlo provocando que se aceleraran mis latidos. - Me salvó de todas las formas posibles que se puede salvar a alguien sin esperar nada a cambio, así que disculpa mi ignorancia pero lo último que deseo es que mi presencia le complique las cosas ya que parece cargar con un enorme peso en sus hombros. - Expliqué cogiendo el tazón de té para calentarme las manos.

No podía borrar mi sonrisa, el alivio de saber que para ellos era algo "normal" poder hablar con alguien como yo reconfortaba mi alma.

Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Dranius el Lun Abr 04, 2016 1:50 pm

Asentí en forma de gratitud a su agradecimiento - A pesar de las apariencias, la mayoría vive despreocupadamente, por eso a veces se facilita mucho nuestro trabajo – Argumente – Pienso muchas cosas de muchas personas, no es nada personal, pero al fin y al cabo, todos somos ilusos de alguna manera.

Desconocía su pasado, pero su forma de ser no era muy diferentes a las criaturas marginadas que andan por el mundo. Si bien su descendencia marcaba en ella un fuerte odio, me puse a pensar que quizás sería mejor. Una criatura de alguna raza más agraciada por las demás, podría ser engañada y traicionada por algún propósito oscuro, y si bien a ella la torturarían sin juego previo, pienso que la tortura es una mejor opción antes de una vil traición. Y mucho peor si es por un falso amor. Fue lo que pensé al ver su mirada perdida cada vez que mencionaba a Slade.

Había comenzado a entender por qué Slade se había fijado en ella. No solo era por las habilidades, poseía un corazón que se encuentra poco en estos días, tenia de alguna manera, una conciencia pura. Sin mencionar que era una mujer bastante atractiva y bien proporcionada, quizás había comenzado a superarla y seguir con su vida.

- Lo hice. Y lo sigo haciendo – Aclare tallando los detalles que dieron forma a una especie de canario – Y en estos momentos solo veo a una mujer, hermosa, sonrojada y con un cuerpo que me gustaría probar – Termine lo último sonriendo sin levantar la mirada y dando espacio a un breve silencio.
- Ya lo he dicho, nunca escuche de un Fenix que haya tenido problemas por ello. Pero nadie hace algo sin esperar nada a cambio, y dudo q ese tal Slade sea la excepción temo decirlo. No siempre el pago tiene que ser material, o quizás, solo está preparando el terreno para algo más.

Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Amnesia el Lun Abr 04, 2016 8:17 pm

Aunque sus palabras me provocaron un leve sonrojo, arrugué el entrecejo al no entender a que se refería. ¿Un cuerpo que le gustaría probar? ¿cómo? Me pregunté tomando un pequeño sorbo de la infusión. A mí me gusta probar bebidas y distintas comidas pero... ¿un cuerpo?
Sacudí la cabeza para seguir prestándole atención, su voz era algo ronca pero relajante. - Me alegro de que seáis así. - Afirmé sonriéndole. - Sobre Slade... le debo mi vida, no sé que tengo para ofrecer la verdad, pero si alguna vez me pide algo más aparte de unirme a vosotros los Fénix Negros con todo lo que ha hecho por mí lo haría sin dudarlo. -

Me quedé un rato pensando, desconozco si es correcto o no formular mi pregunta pero realmente tenía curiosidad.

- No hace falta que me respondas si no quieres ya que aunque empezamos con mal pie es agradable hablar contigo. - Comenté sonriendo divertida. - Mi segunda pregunta es sobre ti y Slade ¿sois de la misma raza? - Pregunté alzando la mirada para observarle. - Uh... no sé si me expliqué bien, espera. - Dejé mi tazón ya vacío a un lado del que había apartado para Dranius para subir mis piernas y rodear las rodillas con mis brazos. - Cuando uso mi infravisión no emanáis calor alguno, parecéis humanos por fuera, pero realmente me he de sobre esforzar para identificar vuestro color... mmmm ¿gris muerto? que apenas emana vuestro cuerpo. De hecho pensaba que te habías tomado una poción de invisibilidad pero a menos que usaras otra para anular el calor de tu cuerpo... lo descarté ya que te "verías" distinto, hasta te había confundido con una piedra y bueno, como dije antes con un cadáver. Disculpa si te ofendí por eso. - Expliqué algo avergonzada. - Desconozco demasiadas cosas pero vosotros dos me tenéis realmente confundida en este aspecto. -

Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Dranius el Lun Abr 04, 2016 9:41 pm

Reí sin llegar a emitir una carcajada. – Veo que aun sigues suponiendo que soy un fénix – Mencionaba dejando mi daga a un lado y arrojándole mi prendedor de plata para que ella lo tome. – Vale más su peso en plata que lo que me cobro el herrero. ¡Ahora eres una Fénix! – Exclame con un tono burlón.

Su comentario respecto a Slade seguía dándome información valiosa. – ¿Aunque te pida que lo mates? – Pregunte con tono sombrío, un cambio de tono totalmente opuesto al que había usado segundos atrás. Habilidades del oficio.

Mi pequeña ave estaba tomando una forma amigable, estaba detallando su plumaje para luego terminar bien su rostro. Se veía bien, estaba comenzando a encariñarme con ella.

Sonreí nuevamente. – No conozco al Soldadito Fénix que tú conoces como Slade como para saber si es de mi “raza” – Cuando dije soldadito lo hice con un tono que no llegaba a ser despectivo pero se acercaba – Además, ¿cómo crees que se sentiría un hombre si cuando está hablando con una mujer hermosa ésta solo nombra a otro sujeto sin parar? – Fingí una herida de tristeza.
Tome un momento. - Puedo responderte sobre mi origen, pero sería tu última pregunta disponible, ¿Estas segura de que no quieres aprovechar las otras ocho preguntas restantes? – Pregunte intrigado.

Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Amnesia el Mar Abr 05, 2016 1:20 pm

Recogí el tazón vacío y simplemente dejé que cayera el broche dentro, lo miré con curiosidad puesto que no entendía del todo los cambios de ánimo de Dranius. Simplemente sonreí y volví a dejar el tazón a mi lado.
- Si, supongo que ya podré ir volando a solucionar problemas o a plantar huevos en los malvados. Muchas gracias por cederme tal honor. - Bromeé de vuelta imitando una de sus reverencias burlonas.

Su nueva pregunta me volvió a descolocar. - ¿Porqué querría que yo le matase? Apenas lo conozco pero no parece ser de los que quieran suicidarse. - Respondí extrañada. Pude sentir el gran dolor y soledad que cargaba Slade, pero tal y como acabé de pronunciar apenas nos conocíamos y yo no me consideraba en absoluto la persona adecuada para juzgar tal idea.

- Uh... no lo sé, no soy un hombre para saberlo. Aunque tampoco he tenido muchas conversaciones para entender a qué te refieres. - Expliqué confundida volviendo a abrazar mis piernas.

- Todas las preguntas que tengo en mi mente dudo que las puedas responder. - Dije con una triste sonrisa. - ¿Acaso sabes quién soy? ¿donde nací? ¿qué edad tengo? ¿porqué estoy aquí en la superficie? ¿a cuántos he podido matar? podría seguir así toda la noche, ¿sabes? y aún así dudo que pudiera expresarlas todas, pero nada ni nadie puede asegurar que sean ciertas tus respuestas o simple invenciones. - Comenté cerrando los ojos estirándome lentamente, disfrutando de la fresca brisa del bosque.

- Por el momento tan solo me interesan estas dos preguntas, una ya me la has respondido. La otra ya te lo he dicho, me gusta hablar contigo pero si no quieres decírmelo lo entenderé. -

Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Dranius el Miér Abr 06, 2016 5:27 am

Negué su agradecimiento manteniendo a mi pequeña escultura con el pulgar – Agradécele al herrero que lo forjo e hizo que pienses que era un fénix. – Exclame con desinterés, la historia no era muy errada, los hechos no fueron así, pero aquel adorno o usaba por gusto propio, no porque fuera una norma en nuestro uniforme.

Su siguiente pregunta dejo en claro su falta de contacto con la sociedad, aunque era algo que entendía hasta cierto punto por su raza. Pero existían muchas posibles razones para que alguien buscara su muerte, y no podían ser catalogadas como suicidio. Deje que mi mejor amigo el silencio entre en escena, así como también le deje protagonizar su siguiente función haciendo caso omiso a la declaración de no saber a qué me refería con los celos. Reprimí la pregunta directa de ¿cómo te sentirías si Slade se la pasara hablando de otra mujer?, ese aspecto de su personalidad ya lo había analizado. Por lo cual ya no era necesaria.

La información que iba obteniendo de ella era valiosa, me esperaba un obstáculo mayor, pero eso no me hacía pensar mal de ella, no del todo. – Podría responderlas a su debido tiempo, pero no es algo en lo que vea la necesidad de hacerlo – Comente casi en un susurro – Aunque si podría responder una de ellas casi con completa seguridad. No podría darte un número, pero si decirte que lo has hecho, no sé si alguno por gusto, pero a veces es necesario. Tus destrezas lo demuestran, no todo proviene de la práctica.

El siguiente silencio fue para que ambos compartamos. Sé que posiblemente no haya pasado las penurias que ella pudo haber vivido, pero era un momento de reflexión q encontró su lugar, un lugar indiferente que ya había curado, mi voz seguía igual, y mi mirada aún estaba concentrada en el ave ya terminada a la cual estaba haciéndole surcos con la punta de la daga.

- No puedo hablar sobre una persona que desconozco, pero tampoco te diré que soy. – Hice una mueca para después levantar una ceja – Pero… puedes verme como una especie de Vampiro, es lo más parecido a nosotros. Estamos muertos en cierto sentido, pero no todos somos iguales, incluso con tu infra visión no podrás ver a varios de los nuestros, no porque no proyecten señales, si no por habilidades. Y yo mi hermosa dama, soy uno de ellos. - Termine mis palabras, dejandole en claro un punto.


Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Amnesia el Miér Abr 06, 2016 4:26 pm

¿Una especie de vampiro? apenas había leído en un par de pergaminos esa palabra pero nunca me llamó la atención puesto que hablaban de murciélagos, arrugué el entrecejo pensativa. Ahora que no podía robar no me sería tan fácil conseguir libros y leerlos, tendría que colarme en algunas bibliotecas para conseguir información para después dejar todo en su sitio.

- ¿Así que puedo estar rodeada de una "especie de vampiro" como tú y no darme cuenta? Vaya eso si me tranquiliza, creo que ya no volveré a bañarme en la intemperie. - Bromeé levantándome.

Fui hacia la pequeña tetera y apagué lo que quedaban de las brasas del fuego echándole tierra, vacié el poco contenido que le quedaba y me acuclillé en el río para limpiar los restos de la infusión.
Era extraño, podía percibir el "peligro" del que me advertía en sus palabras pero estaba tranquila. Cogí la pequeña toalla que había apartado antes para secarme la cara y la usé para secar la tetera, iba haciendo todo automáticamente mientras meditaba toda la información.

- Así que señor Dranius es usted un espía prácticamente indetectable, un hijo de las sombras y una "especie de vampiro" que se ha tomado la gran molestia de querer hablar conmigo. - Comenté guardando la tetera en mi bolsa junto la bolsita con hierbas.

Me acerqué donde aún estaban los dos pequeños tazones y sujetándolos le miré. - ¿Puedo preguntar el porqué? Dudo que haya sido por aburrimiento. -

Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Dranius el Miér Abr 06, 2016 6:31 pm

- ¿Te bañas en la intemperie? Creo q debo seguirte más seguido – Comente guiñándole un ojo. – Pero si, no somos muchos los que podríamos burlar tu infra visión, pero existimos. – Si bien le costaba identificarnos cuando no proponíamos escondernos, era por la falta de conocimiento, si se concentrara y entrenara, podría diferenciarnos con mayor facilidad.

La observaba disimuladamente mientras terminaba de pulir los últimos detalles de los surcos que había comenzado a hacer. Entendía por que Slade la había propuesto para nuestras filas, y debido a su personalidad y sus curvas prominentes también había entendido que quizás fue un capricho personal que se había negado a admitir.
Sus destrezas eran sobresalientes, si bien no llegue a medir sus habilidades con la espada, podría asegurar que no eran para nada malas, la poca musculatura de su cuerpo que pude observar no era producto de preparar infusiones. Podría entrar tranquilamente en la mayoría de las divisiones de los Fenix Negros. Pero aun así seguía siendo una apuesta arriesgada, y yo, nunca me arriesgo sin estar seguro.

- Porque me han enviado, creía que eso ya estaba claro. Hable contigo porque tenía la curiosidad de como seria la mujer drow que me habían encargado, mi charla fue un capricho personal. Pero ya hemos terminado de hablar, así que ya no hay nada más por hacer. – Lleve a mis labios la pequeña figura del ave y sople a través de ella dando lugar a un fuerte y claro sonido del canto de un ave nocturna que se extendía a lo largo del bosque. – Y déjame decirte pequeña drow, no he venido solo. – Mis palabras carecían de tono alguno y mi rostro había tomado una expresión a la nada misma.

Había hecho a sonar nuevamente el canto del ave, en un intervalo impar y mucho más corto. Una clara señal.

Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Amnesia el Miér Abr 06, 2016 7:58 pm

Sus palabras y el fuerte sonido del pájaro de madera que había tallado me erizó la piel, vacié el tazón que había servido para Dranius y coloqué el otro encima envolviéndolo con la pequeña toalla. Con rapidez lo metí en la bolsa y saqué la cinta de cuero que usaba para cubrir mis ojos durante el día, me la até en la frente y me deshice la trenza volviéndome a atar los cabellos en una cola alta.

Suspiré resignada, cuando escuché nuevamente el silbido alertando a sus compañeros alcé mi vista hacia Dranius viendo su mirada rojiza vacía de cualquier emoción y le sonreí.

- Gracias por hablar conmigo, ojalá algún día podamos repetirlo. - Agradecí sincera, inclinando con respeto mi cabeza hacia él.

Sé que estaba en desventaja, podía coger mi bolsa invocar un globo de oscuridad y huir. Pero aunque mi cuerpo temblaba me obligué a enfrentar mis miedos. No quería volver a ser perseguida peor que a un animal, si tenía que luchar, lucharía.
Cogí la nota que me dejó Slade de uno de mis múltiples bolsillos de mi pantalón, besé el papel y me lo puse dentro de mi blusa, encima de mi corazón.

Respiré despacio relajando y agudizando mis sentidos, y simplemente esperé.

Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Dranius el Miér Abr 06, 2016 9:17 pm

- No tienes nada que agradecer, es lo mínimo que podía hacer, no soy un monstruo insensible, no del todo – Decía sin expresión alguna mientras tenía la vista perdida en la pequeña ave q hacia girar entre mis dedos con ambas manos, habiendo dejado mi daga al alcance. – Pero dudo que podamos repetir esto, admiro que seas optimista y pienses que mañana será otro día más para ti, tu sufrimiento terminara esta noche, sea para bien o para mal. Ellos se acercan, y somos hijos de la sombra, podemos ver incluso en la oscuridad mágica, no hay opción posible para que escapes de nosotros, y no eres el primer drow a quien dimos caza. – Seguí jugando con aquella ave para frenar de golpe y mirarla directamente a los ojos, encendiendo un brillo carmesí en mi mirada – Me agradabas, por eso intente decirte que no confiaras en mí. Pero ya es tarde para eso. -

De pronto, múltiples presencias empezaron a sentirse en los alrededores, no emitían sonido alguno, solo estaban ahí, emanando una presencia sombría.

¿Algún último deseo? – Preguntaba mientras me ponía de pie sin perder el contacto con su mirada, con daga en mano, preparado para cualquier cosa.

Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Amnesia el Jue Abr 07, 2016 1:28 am

- Estoy cansada de huir. Pero eso no quiere decir que me deje matar. - Dije con una sonrisa.

Desenfundé mis espadas dejando que el tenue brillo de su filo de cristal danzara en mis manos, acaricié el suave cuero de las empuñaduras con el pulgar sin dejarme amedrentar por las palabras de Dranius ni las presencias.

- ¿Último deseo? - Repetí sin perder mi sonrisa devolviéndole la mirada. - Tengo muchos sueños y deseos señor Dranius, sino lucho por hacerlos realidad y enfrentar mis miedos carecerían de valor. ¿Cierto? - Bajé la cinta de mi frente para ocultar mis ojos, si sus compañeros eran igual que Dranius lo más seguro es que quisieran engañar mis sentidos.

- Además, la persona que amo no me salvó para muera de este modo. - Afirmé agudizando mis sentidos.

El corazón me latía acelerado, ahora con los ojos vendados podía percibir todo con bastante exactitud. Tenía miedo pero no dejé arrastrarme por él.
Me concentré en la torpe sonrisa que vi de Slade, en su profunda mirada bicolor que cargaba tanto dolor y a la vez que me daba esperanza, quería volver a verle y nada ni nadie iba a impedirlo.

Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Dranius el Jue Abr 07, 2016 9:13 am

- Seria aburrido para mí si te rindieras, solo intentaba decirte que tu destino es inevitable, que lo último que sientas esta noche, es la satisfacción de haberlo dado todo, y que no te arrepientes de nada en esta vida. – Iba caminando lentamente hacia ella, con la expresión de un muerto lleno de secretos. La vida misma.

Las presencias que nos rodeaban comenzaban a hacerse más notoria, la sed de sangre que emanaban había causado que los pájaros cercanos huyeran de lugar, en unos pocos segundos, no había criatura viviente a nuestros alrededores, solo ella.

El hecho de que se hubiese tapado los ojos había cautivado mi impresión. Knoll muchas veces nos había hecho vivir días y días de aquella forma; “De esta manera despertaran sentidos que aun conservan dormidos”, solía decir. La decisión que ella había tomado no era para nada errada, pero tampoco era algo aconsejable. Aunque no puedo reprocharle nada, después de todo, nunca fuimos fáciles de matar.

- No siempre uno obtiene lo que quiere – Mis palabras fluyeron con el movimiento de mi cuerpo. Había arrojado tres agujas de hierro hacia el torso de amnesia con mi mano izquierda mientras daba el paso con mi pie derecho. Aun no estábamos en rango de atacarnos cuerpo a cuerpo, pero necesitaba medir el reflejo de su cuerpo guiado solamente por sus sentidos.

Dranius

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 30/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Amnesia el Jue Abr 07, 2016 2:44 pm

Ignoré sus palabras y el escalofrío que recorrió mi cuerpo, no podía permitirme el lujo de cometer ni un solo error. Relajé mis hombros y afirmé el agarre de mis espadas, el continuo sonido del agua fluyendo por el río junto la brisa me ayudaban a tranquilizarme. Vacié mi mente dejándola en blanco, y simplemente confié en mí misma.

Sentí como Dranius avanzó hacia mí hasta que pronunció sus siguientes palabras, mi cuerpo reaccionó solo, salté apuntando mis espadas hacia él a la vez que sentí un pequeñísimo tirón en el costado de mi blusa.

Aunque comencé despacio fui acelerando el ritmo de mis estocadas, mis pies danzaban saltando e intercalándose entre el filo de mis armas con precisión, creando complicadas fintas, bloqueos y patadas. Podía sentir la posición de Dranius así que no me contuve, las presencias que nos rodeaban ahora mismo no me importaban, simplemente seguí mi "danza" esquivando, bloqueando y atacando.

No iba a morir hoy.

Amnesia

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El bosque de los retos

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.