La granja de los problemas

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Dom Mayo 27, 2012 4:12 am

Viendo que está más dormida que despierta me permito acariciar su suave rostro un poco más, sintiendo como murmura y se remueve adormilada.

Dando un suspiro de resignación exprimo el trapo para quitar el exceso de humedad y aparto la sabana de sus piernas.

- Joder Tinu, ¿Cómo no puede dolerte esto? - Murmuré preocupado al ver las ronchas rojas en sus pálidos muslos.

Refresqué una y otra vez sus muslos para intentar calmarle el ardor, imagino que si no estuviera tan ebria habría podido curarse, pero hasta entonces era todo lo que podía hacer. Estaba exprimiendo nuevamente el trapo cuando escuché como me llamaba dormida.

- Eh torpona, como que ya soy muy grande para que sigas llamándome “pequeño Khanne” - Bromeé sin mirarla tapándola finalmente con la sabana.

Me acomodé en el respaldo de la cama para poder aclarar mi mente, no estaba borracho pero si sentía más ligera mi cabeza. Cerré mis ojos sintiendo como se removía Tinu en la cama, y dejé el trapo tirado en el suelo.

La voz de Tinu me alertó aunque al ver sus lagrimas y escuchar sus palabras llenas de angustia provocan que la acerque a mí, acomodándola para que pueda sentirme cerca de ella.

- No estás sola tontorrona… - Le susurré acariciando sus cabellos.

Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Dom Mayo 27, 2012 4:35 am

Después de un rato abro mis ojos, todo se comienza a ver borroso, parpadeo un par de veces y las figuras se comienzan hacer nítidas, veo la puerta del baño, una jarra llena de agua, un trapo en el piso, espera ¿un trapo en el piso?, eso no estaba ahí por la mañana, había quedado algo recogida la habitación la ultima vez que la vi, veo que estoy encima de la cama y ya es de noche, ¿acaso había dormido toda la tarde?, mi estómago hace un par de ruidos dándome a entender que está hambriento, aunque un poco revuelto debido a los restos de alcohol, me duele mucho la cabeza, ¿será esto a lo que llaman resaca?, levanto mi mano y la coloco en mi frente me concentro un poco y tranquilizo mi dolor de cabeza, ya que aún no me sentía con ánimos de hacer magia de nivel superior, ya que me siente más estable posiblemente me cure perfectamente.

Remuevo mi cabeza, y oh sorpresa que no estoy recostada sobre una almohada, sino sobre el muslo de ¿Khanne?, ¿qué fue lo que paso?, muevo un poco mis piernas y siento el roce de las sábanas, ¿cómo sería que las sentía de tal manera?, si en teoría estaba aún con mi ropa del día, no con mi camisón, levanto despacio las sábanas y veo que estoy sin pantalones y en ropa interior, mi cara comienza a ponerse roja de la vergüenza, ¿si estoy dormida sobre el muslo de Khanne y encima estoy en ropa interior?, ¿acaso hice cosas que NO debería haber hecho?, estoy al borde de la histeria, pero he de ser cautelosa, no se como esta Khanne en este momento, giro mi mirada y lo veo sentado y apoyado sobre la cabecera de la cama, aparentemente dormita o duerme, no se.

Busco con la mirada mis pantalones, los cuales los encuentro en el suelo desperdigados junto con mis botas, ¡Por Mystra!, espero en verdad no haber hecho cosas malas, nunca me había emborrachado en mi vida, y no recuerdo muchas de las cosas que sucedieron, tragué saliva y traté de estirar la mano para ver si los alcanzaba. Al moverme me ardieron las piernas, pero no comprendía el porque, levanté de nuevo la sábana y vi algunas ronchas que me habían salido sobre las piernas, ¿cómo fue que me salieron esas cosas?, torcí la boca. Bajé mis manos sobre mis muslos y recité otro hechizo, lentamente el ardor desapareció al igual que los brotes. Decidí seguir mi intento por alcanzar mi pantalones, tanto fue que me estiré para no alertar a Khanne que al final me estiré de más y me caí de la cama con todo y sábanas, medio abrí los ojos para ver directo a Khanne. Mi agarre continuaba fuerte sobre las sábanas colocándolas sobre mis piernas

-¿K-ha-nnnne, acaso te he despertado?.- dije tartamudeando y con voz bastante temblorosa

Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Dom Mayo 27, 2012 5:16 am

No quise apartarme de Tinu, seguía con los ojos cerrados puesto que sentía mucha pereza y no tenía ganas de estar con el maldito viejo, aunque no deje de acariciar sus cabellos para tranquilizarla.

Desde que acomodé a Tinu para que me usara de almohada ha dejado de removerse, de hecho apenas balbucea y murmura así que espero que pueda descansar porque cuando se despierte va a tener una buena resaca.

No podía sacarme de la cabeza sus palabras ya que eso de que sus maestros le decían y hacían cosas raras… No quiero pensar mal, pero es que con esas palabras me es imposible pensar bien, sobretodo sabiendo que sus maestros eran todos unos asquerosos sacerdotes.

Resoplé para espantar las ideas de mi mente, ahora mismo no me apetece ni pensar.

Unas cuatro o cinco horas más tarde Tinu ya empieza a removerse dando señales de querer despertarse, así que permanezco tranquilo con los ojos cerrados dejándola hacer ya que no quiero alterarla con la resaca que tendrá.

Siento como no deja de removerse en la cama, ¿qué narices está haciendo? pensé intrigado, aunque al escuchar el ruido de Tinu al caer de la cama no puedo evitar abrir los ojos divertido.

- ¿Estás bien? - Pregunté algo extrañado al verla enredada con la sabana. - No me has despertado tranquila. - Añadí sin dejar de observarla.

Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Dom Mayo 27, 2012 5:28 am

Observo como me mira Khanne, se que su mirada es más de ternura con toques de simpatía, no tengo porque alterarme tanto, seguramente no paso nada, y yo ya estoy de exagerada, aunque me gustaría saber que pasó, lo último que recuerdo es haber bebido aquel tarro y estar hablando con el anciano, de ahí, todo lo demás es borroso.

-Si, claro, estoy bien.- dije con suave risa y haciendo ademanes con la mano reafirmando mi respuesta

-Solo me agaché a buscar mi pantalón, a decir verdad no se como ha llegado aquí.- añadí en tono muy nervioso

-Seguro fue el calor, capaz y me quede dormida y me los quite, ¿verdad?.- comencé a reír seguido y muy nerviosamente

Sujete con fuerza las sabanas para cubrirme y estire mi brazo para alcanzar los pantalones. Realicé un sencillo nudo al rededor de mi cintura con la sábana y me incorporé.

-Disculparás mi imprudencia, pero pasaré al baño a colocarme los pantalones.- ya en esos momentos estaba muy ruborizada y tropezaba algo con las palabras

Me retiré lentamente sin darle la espalda a Khanne buscando la puerta del baño, una vez adentro cerré suavemente la puerta y di un suspiro de alivio, válgame el cielo, no se porque he quedado así y en esa posición, pero me sacó de mis cabales, al menos pude comprobar en la mirada de Khanne que nada pasó, pero he de armarme de valor para preguntarle que fue lo que paso en realidad, espero no haber hecho cosas imprudentes. Comencé a colocarme los pantalones y recordé que había dejado las botas en la habitación además me faltaba el cinto, sin el los pantalones se me caían, ¡por Mystra!, como si no fuera suficiente. Entre abrí la puerta y asomé la mirada.

-Khanne, disculpa, ¿no habrás visto de casualidad el cinto que traía puesto esta mañana?.- no podía creerlo pero seguía con voz nerviosa

Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Dom Mayo 27, 2012 10:35 pm

Al escuchar su confusión por no saber el motivo de porqué no lleva sus pantalones no pude evitar una sonrisa de malicia. Encima no suelta la sabana en ningún momento como si estuviera desnuda o vete a saber qué, me resultaba muy graciosa su reacción puesto que la falda que llevaba ayer apenas tapa lo justo y necesario.

He visto más mujeres desnudas de las que puedo recordar, y la tonta esta se preocupa solo porque no tiene los pantalones puestos… pensé divertido levantándome de la cama con pereza.

Veo como se interna en el baño, así que empiezo a estirarme y hacer alguna flexión para desentumecerme, tantas horas estando en la misma posición me ha dejado agarrotado. Apenas voy por la tercera flexión cuando escucho su voz nerviosa preguntándome por su cinturón.

- ¿Así que no recuerdas nada de lo que paso? - Pregunté divertido.

Me incorporé masajeándome el cuello y los hombros mientras me acercaba a la pequeña mesita para recoger el cinturón.

- Qué lástima… con lo bien que has bailado antes encima de la mesa. - Inventé para ver su reacción.

Dándole la espalda le enseñé su cinto como por descuido, mientras me estiraba nuevamente con gran pereza.

- Además hasta el viejo te ha aplaudido cuando te has quitado los pantalones delante nuestro… ¿En serio no lo recuerdas? - Comenté fingiendo sorpresa. - Ha sido todo un espectáculo digno de verse… - Añadí aguantándome las ganas de reír a carcajadas al imaginarme su expresión.

Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Mar Mayo 29, 2012 12:49 am

Observo como Khanne se aproxima a la mesita de noche y toma el cinturón y continua con lo que estaba haciendo anteriormente, estirarse. No se si lo hace para picarme y vaya por el o es en plan burla, doy un ligero resoplido y cierro los ojos, ¿acaso cree que voy a ir por el hasta la habitación?, o planea que se lo arrebate, pensé. Sujeto fuertemente el pantalón que ya me había puesto y doy un par de suspiros.

Antes de encaminarme hacia el y recoger el cinturón escucho que burlonamente me dice que si no recuerdo que fue lo que sucedió, agudizo mis oídos y resulta que he bailado encima de la mesa y así fue como perdí mis pantalones.

-¿QUÉÉÉÉÉÉ?.- grite llevándome las manos a la boca y ruborizándome como nunca en mi vida

-¿A-aaacaso y-yo hice eso?, que acto más vulgar.- dije nerviosamente

-Yo que me consideraba decente y limpia, ya no soy digna de mantenerme como sanadora.- suspiré

-Es que nunca bebo alcohol, no sabía como reaccionaría ante el consumo de este, jamás he visto que mis maestros se alteren al tomarlo, o será que nunca me quede lo suficiente para verlo.- añadí en tono lastimero

Salí despacio del baño y viendo hacia el piso, me sentía demasiado avergonzada de lo que había hecho, ¿qué pensarían mis padres de mis actos impuros?, me acerqué a Khanne y sujeté el cinto, di un suave tirón, y no podía extraerlo de sus manos.

-Khanne, ¿podrías soltar mi cinturón por favor?.- murmuré suavemente, aún con la mirada clavada en el piso y sujetando fuertemente mis pantalones

Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Mar Mayo 29, 2012 1:06 am

Creo que hasta el viejo ha tenido que escuchar su grito alarmado aún estando dentro del baño, y realmente he de esforzarme para no romper a carcajadas.

Ésta tonta… ¿cómo puede creerme? Pensé divertido.

Aunque al escuchar su voz nerviosa y avergonzada al afirmar que ya no puede ser sanadora… Mi cuerpo temblaba de tanto contenerme, hasta me forcé a carraspear para intentar disimular las débiles risas que se me escapaban. Pero, al sentir el su suave tirón del cinturón en mis manos…

- Tinu… Tonta… - Murmuré con dificultad agachándome un poco para sujetarme mi estómago para contener la risa.

No pude aguantar mas, literalmente estallé a carcajadas.

Ésta tonta no duda ni un instante en lo que le digo, ¿cómo puede creer eso si ni es capaz de mantenerse en pie sin tropezar? No podía parar de reír, de hecho no soy capaz de recordar la última vez que me reí tan fuerte.

Me di la vuelta y acaricié la cabeza de Tinu. - Torpona… te estaba tomando el pelo… - Confesé sin dejar de reír. - Vamos Tinu… ¿cómo cojones vas a dejar de ser sanadora solo por esto? - Pregunté divertido sintiendo unas lagrimas en mis ojos de tanto haberme aguantado las carcajadas.

- Anda, toma. - Le dije ofreciéndole su cinturón. - A ver si con esto aprendes a hacer caso de lo que te digo. -

Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Jue Mayo 31, 2012 4:28 am

-Tu no comprendes la seriedad del asunto Khanne, me han entrenado para ser pura de cuerpo, alma y espíritu, eso también incluye mi actitud.- dije entrecortadamente, aguantándome la vergüenza

-Mi gran defecto, me estoy dando cuenta es pecar de inocente y creer en la gente, pero de ti Khanne siempre creeré cada palabra que me dices, no me tomes en juego, eres malo.- añadí en tono lastimero

Resulta que todo el tiempo, la historia que me inventó Khanne era mentira, me sorprende mucho haberle creído, creo tengo que comenzar a desconfiar más de las personas, ¿pero de Khanne?, para mi él era mi protector, la única persona que había considerado amigo cuando pasé mi tiempo en la tierra durante largos periodos de entrenamiento, alguien que no me veía como herramienta, o como la avariel que nació con talentos. Di un largo suspiro de resignación

Recogí mi cinturón de un tirón, me sentía muy enojada con Khanne, mi rostro de estar ruborizado por la supuesta situación se mantuvo rojo pero de ira, comencé apretar con fuerza el cinturón, creo que estaba perdiendo mis cabales, estaba muy enojada, miré de reojo a Khanne, se encontraba parado al lado de la cama, burlándose de mi inocencia, me coloqué el cinturón y acercándome hacia él le di un tremendo empujón con ambas manos, tirándolo en la cama.

-Si quieres burlarte de alguien, ¡ríete solo!.- dije dándome la vuelta y tomando rumbo hacia la puerta

Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Jue Mayo 31, 2012 7:49 pm

- Solo ha sido una pequeña broma Tinu, no te lo tomes tan en serio mujer. - Comenté sin perder la sonrisa, intentando aplacar las débiles risas.

Siento como me quita su cinturón de mi mano de un tirón y, iba a acariciarle la cabeza para intentar calmarla cuando me da un súbito empujón haciéndome caer en la cama. Las carcajadas saltaron de nuevo al darme cuenta con la facilidad que me ha tumbado, dejándome despanzurrado encima de las desordenadas mantas.

- Vaya, la feroz Tinu ha salido victoriosa venciendo al malvado Khanne, ¿eh? - Bromeé divertido levantándome de un salto de la cama.

Veo como sigue cabizbaja, de cara a la puerta con claras intenciones de salir. - Tinu… Si bajas el viejo te dará más vino, mejor quédate aquí. - Le advertí sin perder la sonrisa mientras me recogía el cabello.

- Como lo más seguro el viejo se haya comido todo lo que preparé antes, voy a la cocina a ver con qué llenarnos el estómago. Imagino que tendrás hambre, ¿no? - Comenté adelantándola, terminando de trenzarme el cabello para que no me moleste.

Estaba cruzando el umbral cuando recordé que Tinu se había quemado los muslos con la infusión que preparé, me giré de golpe para encararla.

- ¿Te curaste los muslos? - Pregunté algo preocupado. - Estabas tan mareada al beberte el vino que te dio el viejo que se te cayó la taza con la infusión que te preparé. - Expliqué intentando mirarla a los ojos, cosa bastante difícil por la diferencia de altura y porque ella mantenía su vista clavada al suelo.

Di un resoplido y le acaricié la cabeza. - Fui yo quien te sacó los pantalones, tenía que intentar aliviar el ardor de la quemadura. No hiciste nada malo tontorrona. - Le dije sintiendo la suavidad de sus cabellos entre mis dedos. - Y, antes de que pienses algo malo, te informo señorita que te cubrí con la sabana. No vi nada ¿Vale? - Añadí divertido.

Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Vie Jun 01, 2012 3:16 am

Khanne toma todo a broma, pensé dando un suspiro, ¿cuando será el día que me tome enserio?, era la pregunta que rondaba mis pensamientos mientras mantenía la mirada clavada en el piso, me dirijo hacia la puerta, cuando escucho como de golpe Khanne se reincorpora de la cama, después de haberle empujado y tirarlo sobre ella. Algo escucho en tono burlón de mi proeza de haberlo tumbado, como si yo fuese el héroe del cuento y él el villano. Me encuentro tan enojada, que se me escapan algunas lágrimas de ira.

Escucho que me pregunta si me he curado los muslos, ¿de qué me está hablando?, había notado unas ronchas ligeras sobre mis piernas, pero no estaba segura de su procedencia y más con la historia que se había inventado de los hechos, pues resulta que el viejo me había hecho beber vino y me había emborrachado, pero solo mareada, no había hecho ningún desperfecto y me había tirado una taza de infusión caliente sobre las piernas, Khanne amablemente me había subido en brazos o a saber como para curarme y me retiró los pantalones para refrescarme la quemadura, supuestamente no me había visto nada y había sido cortés.

-Gracias por haberme cuidado, fui algo descuidada, y de nuevo te agradezco el haberme respetado, ojalá en verdad no hayas visto nada, el simple hecho me avergüenza.- dije timidamente

-Ya me preguntaba que era lo que me había sucedido en las piernas, ya veo que me has atendido porque no ha sido una quemadura profunda, ya me curaré en un momento más.- conteste en tono seco

Me aproximé hacia él y coloqué mis manos sobre su pecho, alcé la mirada, mi rostro estaba rojo de ira y varias lágrimas se acumulaban en mis ojos, una que otra escurría lentamente sobre mis pómulos, aclaré mi voz y le dije

-¿Cuando será el día que me tomes enserio?.- dije enérgicamente en tono lastimero

-Te quiero tanto, pero al parecer mis sentimientos no cruzan a través de tu corazón.- agaché la cabeza dejando escapar lágrimas que me empañaban la visión

-Si quieres ir a preparar la comida, no te detendré, pero creo he perdido el apetito, hay cosas que me preocupan más que mi bienestar físico, sino más mi bienestar emocional.- mis manos cayeron de su pecho y cual sacos pesados sentí mis brazos dejándose caer.

-Khanne, ¿dime donde está tu corazón?, es que acaso ¿no puedes confiar en nadie?.- mantenía mi vista sobre el piso

-Para mi eres la única persona que he considerado un amigo, que no me ve como la sanadora, o la avariel con talentos curativos, eres con quien siempre he podido ser yo misma.- mi voz se entre cortaba y me contuve de decirle más cosas

Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Vie Jun 01, 2012 4:28 am

- Ya te dije que no vi nada, pero si quieres creerme o no es tú decisión. - Comenté ante sus palabras con tranquilidad.

Veo como se acerca a mí apoyándose en mi pecho, para mirarme a los ojos dejándome totalmente congelado. Sus lágrimas aún resbalaban por sus ruborizadas mejillas, su mirada cristalina me observaba fijamente y cuando escuché su voz reclamándome que no la tomaba en serio no supe cómo reaccionar.

Solo ha sido una pequeña broma, no pensé que la afectaría tanto… Pensé aturdido.

Sus palabras resonaron en mi cabeza una y otra vez, ese “te quiero tanto, pero al parecer mis sentimientos no cruzan a través de tu corazón…” realmente me dejaron boquiabierto.

¿Cómo puede alguien quererme? me pregunté aturdido. No entiendo nada… ¿Porqué no me tiene miedo? Ella tendría que sentir perfectamente mi oscura energía… ¿Porqué se acerca en lugar de huir como los demás?

Me empieza a doler la cabeza y apenas percibo su temblorosa voz preguntándome sino puedo confiar en nadie… Me sujeto la cabeza intentando aclarar mis pensamientos. ¿Confiar en alguien? ¿Para qué? Nadie confía en mí, así que porque he de confiar en ellos ¿para qué me apuñalen mejor por la espalda cuando esté descuidado?

Escucho su débil voz confesando que soy su único amigo, sus palabras se ahogan en silenciosas lágrimas provocando que me sienta más culpable. La sujeto por los hombros y alzo mi mano izquierda hasta su suave mentón, obligándola a alzar la mirada.

- Tinu… - Susurré en voz baja, tenía mil preguntas en mente pero era incapaz de expresarlas.

Me perdí en su rostro acariciando inconscientemente sus carnosos labios con mi pulgar, sus lágrimas seguían cayendo enmarcando sus hermosas mejillas.

- No llores… - Murmuré encorvándome para poder alcanzar sus labios.

Cerré mis ojos besándola con suavidad, no entiendo de sentimientos pero ella tiene un efecto devastador en mí. Nunca he sido bueno con las palabras y menos cuando me siento tan aturdido por las suyas, así que la abrazo con ternura sintiendo el dulce sabor de sus labios.

Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Vie Jun 01, 2012 5:00 am

Estallo en un berrinche con Khanne, me desespera ver como tiene unos muros rodeando su corazón, se trata de hacer el fuerte y el que no le importa nada ni nadie, pero en realidad creo que su alma oculta más secretos de los que puedo imaginar. Se que he perdido compostura, pensé, pero no comprendo como conociéndome de tanto tiempo puede cerrarse tanto a ser verdaderamente sincero conmigo. La discusión continúa y no recibo respuesta alguna, en vez de ello, le veo una cara angustiada y esta bastante aturdido, creo que mis palabras han reverberado en su mente y en su corazón más de lo que yo consideré. Tan solo quiero que entienda que estoy ahí para él, que es mi amigo y que le aprecio, que no es necesario tener máscaras y vendernos simulacros de la vida, tenemos la posibilidad de ser naturales el uno con el otro y tan solo disfrutar el momento, no era necesario que me tomara en juego todo el tiempo, eso me causaba demasiada frustración.

Ahí me encuentro delante de él, con mis puños cerrados e ira en niveles fuera de mi, esperando una respuesta una resolución que vino de la manera más extraña, agudicé mis oídos a pesar de mi rabieta para tratar de escuchar su respuesta, pero nada, tan solo sentí sus manos sujetando mis hombros y segundos después delicadamente alzó mi rostro con su mano izquierda, me miró fijamente, pude notar angustia en su mirada, creo que mi coraje comenzó a desaparecer a partir de ese momento, tal vez al final del día el que realmente estaba sufriendo era Khanne y había sido demasiado egoísta para darme cuenta. De repente comenzó acariciar mis labios con su pulgar, no entendía que estaba pasando, pero definitivamente la atmósfera había cambiado, tiernamente me murmura que no llore, veo que se acerca lentamente a mi rostro y cierra sus ojos, antes de darme cuenta me estaba besando.

No podía comprenderlo, este beso era diferente de los anteriores, no era por curiosidad, lujuria, terapia de trauma ni nada por el estilo, tan solo era diferente, era tierno, acaso Khanne a través de sus labios me estaba manifestando ¿lo que en realidad sentía?, yo estaba demasiado impactada para poder procesar la información, de un momento a otro comenzó a abrazarme y solo me transmitía sentimientos puros y sinceros, comencé a cerrar lentamente mis ojos, y levante mis brazos para regresarle suavemente el abrazo.

Ahora que lo pienso, no era esto a lo que quería llegar, tan solo quería que me escuchase, que me comprendiera, pero esto iba más allá de mi entendimiento, sería que lo que sentía por Khanne no era amistad, ¿qué clase de cosas estaba pensando y experimentando en mi ser?, tan solo me deje llevar por el momento y me comencé a sentir pequeña en los brazos de Khanne, tan solo éramos el y yo, nada más importaba. El niño que había conocido años atrás ya no existía, el que me estaba sujetando en estos momentos era un hombre, ¿en qué momento cambió él?, ¿en qué momento cambié yo?, ¿cuando el camino tomo otro rumbo?, ¡ya no quiero pensar!.

Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Vie Jun 01, 2012 7:22 am

Sus carnosos labios sabían a fresas dulces y menta fresca, embriagándome, haciéndome totalmente adicto a su sabor, provocando que por primera vez realmente me perdiera en un beso. Un escalofrío me recorrió la espalda al sentir sus suaves manos devolviéndome el abrazo.

Nunca, ninguna mujer me había afectado hasta tal extremo, ni me había parecido tan exageradamente irresistible. Acaricié suavemente su estrecha cintura con mi mano derecha, mientras mi izquierda recorría lentamente su espalda. Es… Perfecta. Pensé al sentir su pequeño cuerpo entre mis brazos.

Aún en contra de mi cuerpo y mis instintos me obligué a separarme, no quería que ella mal interpretara las cosas otra vez. Jadeé dolorosamente al despegar mis labios de los suyos, abrumado por todas las sensaciones que ella me provocaba.

- No sé si tengo corazón o no… Pero si no confiase en ti, no estaría ahora a tu lado. - Susurré con voz ronca sin dejar de abrazarla, acomodándola en mi pecho.

Apenas tengo buenos recuerdos en mi memoria, pero todos y cada uno de ellos tienen a Tinu en común. Apoyé mi barbilla ligeramente en su cabeza, sintiendo el dulce aroma de sus cabellos. Sonreí al darme cuenta de que toda ella desprendía un dulzor embriagante, apenas eclipsado por su forma de ser.

- ¡¡Muchacho!! ¡Deja de aparearte con esa elfa escuálida y tráeme otra caja de vino de la despensa! - Gritó de súbito el viejo desde el salón.

- Maldito viejo… - Gruñí apartándome de Tinu con los nervios crispados. - ¡¡Deja tocar las pelotas imaginando cosas!! - Respondí haciendo crujir la barandilla en mis manos.

Ignoré las risas rasgadas del viejo y me encaré hacia Tinu.

- Esto… Voy a la cocina… ¿Sigues sin tener hambre? - Pregunté algo aturdido.

Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Vie Jun 01, 2012 7:31 pm

Durante el momento en que Khanne me sostuvo entre sus brazos, no podía creer mi suerte, ¿acaso esto era algo más que una situación física?, esto es a lo que le llaman amor en los libros, se mucho de amor al prójimo pero esto era algo diferente. Mi cuerpo comenzó a temblar, pero no sentía frío, Khanne me sujeta con delicadeza por mi cintura y siento como suavemente su mano izquierda recorre mi espalda, siento punzadas donde su mano toca mi cuerpo, y una sensación extraña en mi estómago, lo único que se, es que hambre no es.

De súbito, Khanne deja de besarme, coloca mi cabeza sobre su pecho y con una voz ronca me dice que si confía en mi y es por la razón que está a mi lado, pero es tan difícil comprenderle, pensé soltando un leve suspiro. De repente siento suavemente su cabeza ligeramente apoyada sobre la mía, es cuando los gritos del viejo resuenan por el pasillo, exigiendo servicio por parte de Khanne, tal parece que le pide algo de vino, solo se tira al vicio, pensé.

Algo molesto, Khanne se retira de mi lado, yo me quedo en postura congelada y algo ausente, no siento mi cuerpo, mis labios me hormiguean y un ligero vacío en la boca de mi estómago. Khanne toma camino de nuevo rumbo a la cocina y se voltea hacia mi, algo dice de que si tengo hambre, reconozco que se preocupa por mi, pero no se ni como reaccionar, asiento ligeramente con mi cabeza, enfocando mi mirada en el piso, mis pómulos se sonrojan y en lo que escucho el crujir de la escalera mientras baja toco mis labios con mi mano derecha, el hormigueo no para, y mi mente se mantiene en blanco, tan solo siento mucha vergüenza de ver a Khanne a la cara, y algo nerviosa de compartir su presencia, creo debo de dejar de comportarme como niña y comenzar actuar como adulta, pero esos temas de “adultos” eran cosas que yo desconocía.

Me senté sobre la cama y traté de recordar el momento, las cosas definitivamente se me habían salido de las manos, no comprendía porqué Khanne había actuado así, me gustaría conocerle más, comprenderle y ayudarle con el sello no terminado que el maestro Zelus le impuso. Coloco mis manos sobre mis muslos y los aprieto fuertemente, me sentí algo inútil e insignificante, quería hacer demasiadas cosas y mi capacidad en estos momentos era poca, tampoco me había puesto a pensar que posiblemente mis maestros andarían tras de mi debido a la forma en que me había desaparecido, rasqué mi cabeza fuertemente y suspiré, ahora no he de pensar en ello, no es momento de comentarle esto a Khanne, no he de preocuparle, pensé, tan solo me enfocaría a ir al día y buscar las razones que me llevaron a iniciar esta aventura, y solucionar el asunto de Khanne, claro que seria bueno removerle el sello, no sin antes cerciorarme de que esa energía negativa no lo dominase por completo.

Estaría bien de mi parte si bajara ayudarle a Khanne con la comida, pero definitivamente no estaba lista para compartir tiempo con el, tenía que digerir mis sentimientos, tampoco quería bajar ya que el viejo seguro me ofrecería más alcohol, tan solo esperaría que Khanne me llamara para bajar y comer en silencio, más tarde revisaría el mapa para ver nuestro próximo destino.

Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Vie Jun 01, 2012 9:01 pm

Apenas fui consciente de que mis pasos me habían llevado a la cocina aunque, en lugar de ir a la pequeña despensa, abrí la puerta que comunicaba con el pozo para salir al exterior. Alcé mi vista al cielo oscuro, observando las estrellas y la luna menguante sin mirarlas realmente. Llené con movimientos mecánicos el cubo de agua y me lo eché encima, sintiendo como el agua helada hormigueaba en mi piel, me apoyé con los ojos cerrados en el borde forzándome a pensar y concentrarme en mi trabajo.

No podíamos quedarnos mucho tiempo mas aquí, puesto que el viejo siempre recibe visitas de los aldeanos para que le traigan su alcohol a cambio de oro. Nunca me han importado los vicios del viejo, pero ahora me era imposible pensar en dejar a Tinu a solas con él, y menos con el alboroto que formamos en el pueblo. Suspiré echando para atrás mi flequillo, ahora que había probado el sabor de sus labios me iba a ser condenadamente difícil concentrarme.

El gruñido de mi estómago me hace tirar nuevamente el cubo en el pozo para esta vez, llevar el agua a la cocina. Encendí la lámpara de aceite para poder preparar algo comestible para cenar, aunque apenas era consciente de lo que hacía. Una vez dejé la olla de barro cocer la cena, me adentré en la despensa para coger una pesada caja llena de licores y así adentrarme entre las penumbras hacia el salón.

- Aquí tienes viejo. - Murmuré dejando la caja apilada encima de la vacía a su lado.

- Te ves horrible muchacho, ¿acaso esa elfita te ha agotado todas las energías? - Comentó con picardía observándome sin reparos. - No me habías dicho que eras un semi elfo. - Añadió enfocando sus pequeños ojos negros a mi rostro.

- ¿Semi elfo? - Pregunté aturdido por su comentario. Inconscientemente alcé mi mano izquierda a mi oreja, dándome cuenta en ese instante que aún seguía con el húmedo flequillo hacia atrás, mostrando mis picudas orejas.

- ¿Qué pasa? ¿Me dirás que ya no quieres compartir tu bebida con un semi elfo? - Me burlé sin darle la mayor importancia.

Sinceramente, prefiero que me confundan con un semi elfo a que me tomen por algo peor. Escuché sus carcajadas algo ahogadas por la tos, así que sin hacerle el menor caso encendí la apagada chimenea y un par de velas para iluminar algo el salón. Si comentó algo más, ni me di cuenta. Simplemente recogí los platos vacíos del mediodía y me interné nuevamente a la cocina. Preparé más infusión para Tinu, ya que dudo que quiera repetir la experiencia y, viendo que la sopa de arroz estaba casi lista me asomé hacia el pasillo.

- ¡Tinu! ¡Si tienes hambre baja antes que el viejo se coma hasta la mesa! - Grité escuchando las sonoras carcajadas del viejo.

Cogí tres cuencos de madera vacíos junto la olla de barro y llevé todo al salón. Me siento como una puta niñera y lo peor es que no me pagan… Pensé con burla yendo a recoger la infusión de Tinu.

Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Sáb Jun 02, 2012 1:16 am

Estoy sumergida en mis pensamientos, no debo de pensar más nada, sino en nuestro objetivo en común, he de ingeniármelas para que Khanne no se incomode si hemos de ir “peregrinando” para encontrar información sobre el suceso, sospecho que las personas que más sabrán son gente de mi gremio o eruditos especializados en artes mágicas, ya sean oscuras o de luz. Me rasco mi cabeza fuertemente, no se como evitar que Khanne se incomode, posiblemente he de abordar la conversación dentro de unos días que las cosas estén más calmadas, vaya lío, pensé dando un largo suspiro.

Escucho la voz de Khanne llamándome a cenar, trato de reincorporarme y camino lentamente, mis pasos son algo torpes y preocupados, bajo lentamente la escalera apoyándome sobre la pared, trago saliva, había olvidado que tendría que verle de nuevo la cara y aún no me sentía muy preparada para eso.

Entré lentamente en el salón y suavemente dije:

-Buenas noches.- dije con la mirada clavada en el piso

Me acerqué a la mesa, y despacio tomé una silla sentándome lentamente, Khanne colocó un cuenco de arroz humeante frente a mi lugar y añadió una taza con infusión, he de apreciar que ha preparado la cena y se ha esmerado, esbocé una sonrisa.

-Gracias por la cena Khanne y veo que has recordado que me gustan las infusiones.- dije tímidamente

Tome torpemente la cuchara y coloqué algo de arroz en ella, al parecer ha acompañado el arroz con verduras, pero está demasiado caliente, comienzo a dar ligeros soplidos para enfriar mi bocado y lentamente lo introduzco en mi boca, no dejo de contemplar mi plato y trato a toda costa de no encontrarme con los ojos de Khanne, como lentamente, no tenía demasiada hambre, muchas cosas me estaban dando vueltas en la cabeza en ese momento, tomé la taza de infusión y di aspiré ligeramente el aroma, algo fresco, al dar un ligero sorbo percibo un refrescante sabor a menta, uno de mis sabores favoritos, sonrío suavemente y continúo bebiendo, me hacía mucha falta sentirme confortada por un te. Continúo comiendo calladamente, una vez terminé tomé los trastes sucios y me dirigí a la cocina, al menos trataría de lavarlos, ya que no había ayudado con nada, pensé.

Una vez en la cocina noto como el fregadero de los trastes no tiene agua corriente, ¡Por Mystra!, ¿cómo puede ser que no tengan agua a la mano?, ¿he de ir al pozo?, y con las fuerzas que tengo, pensé, salí de la cocina y divisé un pozo a corta distancia, me acerqué y vi varios cubos a un costado del pozo, tomé uno de madera, ya que con uno metálico no podría ni andar. Baje lentamente el cubo por el pozo y lo llené de agua, una vez estuvo en mis manos me dirigí hacia la cocina, a decir verdad, pesaba bastante y me tambaleaba algo para mantenerlo en equilibrio y evitar derramar el agua.

Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Sáb Jun 02, 2012 2:14 am

Escuché los pasos lentos de Tinu acercándose, así que me coloqué al lado de viejo. De ninguna forma dejaría que se acercara a ella con su manía de tomar vino.

Me quede sin saber muy bien cómo reaccionar a su saludo, total apenas hacía una hora desde que me separé de ella. Simplemente asentí con la cabeza a forma de saludo, y le puse la taza de infusión junto el cuenco de arroz.
Apenas iba a probar bocado cuando el maldito viejo me puso una enorme botella de algún licor al costado del cuenco, viendo que no me quedaba otra le gruñí y destapé la botella con los dientes.

- Déjame comer algo joder, ¿quieres agujerearme el estómago? - Protesté probando el extraño licor de la botella. - Viejo… ¿estás seguro que no me estás dando alcohol para las heridas? - Pregunté sintiendo como ardía por mi garganta hasta llegar al estómago y eso que estoy acostumbrado a tomar bebidas fuertes.

- Oh vamos muchacho, es solo para calentar algo el cuerpo y darle sabor a tu comida. - Respondió con la boca llena divertido por mi comentario.

Resoplé resignado, lo más seguro que el viejo quería vengarse por ponerme entre medio de Tinu e impedirle que tomara algún licor.

Escuché la suave voz de Tinu dándome las gracias por la comida y la infusión, desvié mi mirada hacia ella viendo como estaba concentrada en su cuenco, incapaz de mirarme.

- No es nada. - Murmuré sin darle mayor importancia. - De ninguna forma dejaré que este viejo te emborrache de nuevo con sus manías. - Añadí apartando de un codazo la mano del viejo de mi cuenco.

- Tienes la puta olla delante, si tienes más hambre sírvete tú y deja de joder. - Gruñí intentando comer con tranquilidad.

Vaya, hasta me salió bueno y todo… Pensé sorprendido.

Apenas empiezo a comer cuando siento como el jodido viejo me codea señalándome la botella, doy un pesado bufido de resignación y doy un par de largos tragos.

- No dejarás de dar por culo hasta que me termine la jodida botella, ¿cierto? - Pregunté fastidiado sintiendo mi voz ronca por el ardiente licor.

Escuché las profundas carcajadas del viejo. - Alguien me ha de hacer compañía ya que no dejas que tu compañera deguste mis finos licores. - Comentó vertiendo más vino en su taza.

- No le darás ni una gota de tu jodido licor a Tinu y punto. - Gruñí dando un largo trago a la botella.

No quería ver a Tinu, no porque no quisiera sino porque el viejo no apartaba la mirada sobre mí y de ninguna forma iba a permitir que se aprovechara de ella. Antes de que me diera cuenta la botella ya estaba vacía y apenas había comido la mitad del cuenco de arroz.

Al menos ahora ya cumplí y puedo comer en paz Pensé empezando a sentir la cabeza algo embotada.

- Oh, ¿terminaste? Toma aquí tienes otra. - Comentó mirándome con total malicia. - Ya sabes las normas, ¿verdad muchacho? -

Puto viejo… Maldije para mis adentros destapando la nueva botella y rezando interiormente que mi estómago pudiera aguantar. Tenía resistencia, pero este licor era absurdamente fuerte.

Tanto licor me tenía empachado, así que le di el resto del arroz al viejo y desvié mi mirada hacia Tinu, viendo que se internaba en la cocina llevando su cuenco y taza. Di otro trago de la botella antes de que protestara el viejo y me incorporé con algo de dificultad, cuando llegué a la cocina vi como a duras penas Tinu cargaba torpemente un pequeño cubo de madera con agua.

- ¿Necesitas ayuda? - Pregunté apoyándome en el umbral de la puerta.

Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Sáb Jun 02, 2012 2:38 am

Cuando por fin me aproximaba a la cocina, después de mucho esfuerzo e ir tropezando torpemente debido al peso del cubo, escucho una voz y levanto la mirada, era Khanne, se encontraba recargado en el umbral de la puerta de la cocina, lo vi algo cansado y sonrojado de las mejillas, algo mencionó de ayudarme, pero en esos momentos lo que menos quería era molestarle y pasar tiempo con él.

-N-nno te preocupes, estoy bien, si ya casi llego a la cocina.- balbuce tímidamente

-Gracias por evitar que el anciano me emborrachara, ya que no habría podido decirle no.-

-¿Por qué haz dejado al anciano solo en el salón?.- dije suavemente

Continué aproximándome hacia la cocina, pero Khanne no se movía del umbral de la puerta, al acercarme note un fuerte aroma a alcohol, no se si estaría algo borracho, porque podía hablar bien, pero lo sonrojado de sus mejillas me daba alguna pista de su estado interno. Al estar frente de Khanne me hice a un lado para poder pasar con el cubo, ya me estaba tambaleando demasiado y con un gran esfuerzo lo logré colocar a un costado del fregadero.

-Ahora regreso, no deberías dejar al viejo solo.- murmuré suavemente

Me adentré de nuevo al salón y recogí el resto de trastos sucios, si Khanne había hecho de cenar para todos, lo mínimo que haría sería lavar todos los trastes, también tomé algunas de las botellas ya vacías, me giré al anciano y le dije:

-¿No se le ofrece nada más?.-

-Seguro que ahora Khanne regresa hacerle compañía.- añadí nerviosamente

Ya cuando me disponía a regresar a la cocina, siento como el anciano me sujeta por la cintura

-Pero niña si no has bebido nada, seguro te estarás deshidratando, se buena chica y siéntate acompañarme, seguro aquel vendrá en un rato mas.- dijo con sonrisa burlona, aunque ya solo le quedaba un diente

-Pp-pero he de ir a lavar los trastes.- dije nerviosamente, tratando de soltarme de su agarre

Comencé a forcejear, el anciano me tenía bien sujeta, no quería liarla, pero tampoco quería beber nada, capaz y esta vez si haría algún desfiguro.

-Le suplico que me suelte, sea bueno, o al menos déjeme lavar los trastes y regresaré.- añadí con suave voz, para evitar que Khanne se enterara

Me percato que el anciano suelta su agarre y me voltea a ver, tosió un poco y meciéndose suave me dijo:

-Bueno como mi huésped has de cumplir las reglas, ve y lava todo lo que quieras pero regresa.- dijo secamente y se giró a ver el fuego de la chimenea

Tome mi camino y me adentré a la cocina, Khanne aún estaba ahí, coloqué los trastes en el fregadero y comencé a lavarlos, cual fue mi sorpresa, el agua no era suficiente, ya que no había tomado en cuenta los trastes del mediodía, rápidamente tomé de nuevo el cubo y salí torpemente corriendo rumbo al pozo, volví a llenar el cubo. Me encontraba muy nerviosa con Khanne haciéndome compañía en la cocina, mis movimientos se volvieron rápidos pero más torpes que de costumbre, ya que iba de regreso, tropecé con una cuerda que se encontraba tirada en el patio, cual sería mi sorpresa de tirarle el cubo de agua a Khanne y caer completamente al piso, apenas pude murmurar

-Lo siento, es que n-no vi la cuerda que estaba en el piso.- dije en tono lastimero

Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Sáb Jun 02, 2012 9:01 am

Sonreí al ver sus esfuerzos para intentar ayudar cargando con ese cubo tercamente, no podía apartar mi mirada de ella imagino que será por todo el maldito licor que corre por mis venas, así que me fuerzo a quedarme quieto. Escucho como me habla con voz tímida y algo nerviosa, sin atreverse a mantener su mirada en mí.

Poco a poco voy sintiendo como el suelo parece hacerse más inestable, aprovechando que Tinu ha vuelto al salón doy unas profundas bocanadas de aire intentando estabilizarme, pero sin soltar mi apoyo. Empiezo a sentir cada vez más calor, sintiéndome agobiado y algo mareado, aunque al escuchar el ruido de Tinu lavando los platos me hace sonreír torpemente.

- No hace falta que hagas eso, ya los lavaré yo por la mañana. - Murmuré sintiendo mi voz ronca y arrastrando las palabras.

Apenas siento como pasa por mi lado para ir nuevamente al pozo, aunque de golpe me siento bañado en agua helada haciéndome resbalar y caer sentado al suelo. Aún aturdido veo como Tinu ha caído derramando todo el contenido de su cubo encima mío y no puedo evitar estallar a carcajadas.

- Torpona… ¿Quieres lavarme a mí o a los platos? - Pregunté divertido.

Me alcé con algo de dificultad puesto que aún sentía el suelo inestable, una vez en pie me acerqué a Tinu alzándola con facilidad y me acerqué al pozo para sacar más agua. Apenas soy consciente de mis propios movimientos, dejo el cubo de hierro lleno de agua al lado del fregadero y ahí me doy cuenta de que estoy arrastrando a Tinu de la mano.

- Deja eso anda. - Murmuré viendo como intentaba acercarse para seguir lavando los platos.

Con pasos algo torpes la llevo de la mano hasta el salón, no sé porque, pero soy incapaz de soltarla.

- ¿Qué te ha pasado muchacho? ¿ya te ha dado calabazas? - Me pregunta con burla al verme totalmente empapado. - No deberías dejar que una elfa tan escuálida te domine, ¿porqué no la castigas? - Añadió con malicia relamiéndose sus arrugados labios, mirando a Tinu con lujuria.

Sus palabras y sobretodo su pervertida mirada me cabrea hasta tal punto, que cuando me doy cuenta tengo mi puño izquierdo a escasos milímetros del rostro del viejo.

- Viejo… NUNCA vuelvas a hablar ni a mirar a Tinu de esa forma… - Advertí mortalmente serio, sintiendo como mi puño temblaba al contenerme. - ¿Has entendido? - Pregunté con voz ronca.

Aunque vi el débil asentimiento del viejo, no era suficiente.

- Discúlpate antes de que te reviente la cabeza a puñetazos. - Amenacé viendo como el viejo se había puesto más pálido que la cera.

Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Dom Jun 03, 2012 3:43 am

Cuando levanto la mirada para ver las consecuencias de mi actos, yace Khanne en el piso sentado todo empapado, seguro se resbaló con el agua que le tire, no solo se empapó sino de extra se cayó, pensé. Antes de que pueda escucharlo regañarme, coloqué mis manos sobre mi cabeza en forma de protección, ya sea que me grité o que me vaya a “castigar”, que luego como se luce en sus castigos, pase saliva y es cuando estalla en carcajadas, bajé suavemente mis manos y ligeramente alcé la cabeza, no le ha molestado en absoluto mi torpe acto, doy un profundo suspiro de alivio, en breves momentos Khanne se reincorpora y se aproxima a mi persona, tomándome caballerosamente de la mano y me ayuda a levantarme en pie, me sacudo los restos de polvo de mi ropa con mi mano izquierda y al intentar hacer lo mismo con la otra me percato que no me suelta, traté suavemente de forcejear, pero sin resultado alguno, a estas alturas ya nos dirigimos de nuevo al pozo, me siento niña pequeña de la mano de sus padres, ¿pero qué le ocurre que no me suelta?, pensé frunciendo los labios.

Khanne llena un cubo de hierro y se dirige a la cocina, de nuevo intento soltarme de su agarre, pero está demasiado necios, ¡Por Mystra! y ¿ahora que va pasar?, pensé dando fuertes resoplidos provocando que mi flequillo golpee ligeramente sobre mi frente. Nos adentramos en la cocina y coloca el cubo a un costado del fregadero, ¡por fin terminaré de lavar los trastes!, pensé con alivio, volteo a ver a Khanne esperando que me suelte, pero nada, doy un suave tirón y trato de coger alguno de los trastes sucios, a ver si así comprende que quiero lavarlos y que me haga el favor de soltarme, pero es en vano, antes de que le pueda decir algo me corta la inspiración y me dice que deje eso.

-Pero Khanne, si ya he empezado y has hecho bastante, déjame terminar de lavarlos.- musité suavemente, ya que con la proximidad de Khanne podía escucharme perfectamente

De repente Khanne se encamina hacia el salón, ahí vamos de nuevo, no se que hago aquí, yo quería terminar de lavar los trastes y agradecer el favor, pero no se que sucede con Khanne, pensé sujetando mi barbilla. Ya nos encontramos en el salón y algo le dice el viejo, no presto atención, salvo que percibo una asquerosa mirada lujuriosa sobre de mi que me hace sentir un escalofrío en toda mi columna vertebral, me giro hacia el viejo y antes de que me de cuenta Khanne está apunto de golpear al viejo, escucho como me defiende ferozmente y le exige que me trate con respeto, esto se ve mal, pero si no es para tanto, debe de tomarlo como de quien viene, definitivamente esta algo borracho y sino lo detengo esto se va poner feo, pensé.

-Khanne es suficiente no te preocupes.-dije colocando una de mis manos sobre su hombro izquierdo,

-Ya asintió quiere decir que lo siente tranquilo.- murmuré suavemente

Lo abrazo por detrás, su temperatura corporal es cálida y transpira, lo aprieto fuertemente con la intención de contenerlo y que se tranquilice.

-Khanne vayamos a dormirnos ya, esto es innecesario.- añadí sujetándolo aún más fuerte

Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Dom Jun 03, 2012 4:56 am

Me sentía realmente furioso, tan solo quería golpear sin cesar al maldito viejo para escarmentarlo. Sonreí al verle tan aterrado, mi piel hervía tanto por el calor que sentía como por la ira que estaba conteniendo. Cada vez me costaba más pensar por culpa del alcohol aunque, al sentir la suave mano de Tinu en mi hombro me obligué calmarme.

- Ya puedes darle las gracias viejo. - Le susurré en voz baja para que solo él me escuchara. - Ella es mil veces mejor que nosotros, así que más te vale que recuerdes que ella acaba de salvar tu miserable vida. -

Me aparté sintiéndome bastante mareado y, cogiendo nuevamente la suave mano de Tinu con mi izquierda me dispuse a subir a la pequeña habitación. Apenas me aproximé a las escaleras, el calor que sentía era tan sofocante que me desvié a la cocina. Cogí sin pensármelo el cubo de hierro y me tiré toda el agua helada encima. Me apoyé en la encimera intentando controlar mi mareo y ahí recordé que había estado arrastrando a Tinu conmigo, me di la vuelta intentando enfocar la mirada en ella.

- Perdona… ¿te he mojado? - Pregunté arrastrando las palabras, apartando los empapados cabellos de mi cara. - Hace muchísimo calor… - Comenté empezando a andar nuevamente hacia las escaleras.

No sé como, pero antes de darme cuenta ya había subido a la habitación y estaba apoyado en el marco de la ventana, intentando que la brisa me refrescara un poco.

Al escuchar a Tinu moviéndose por la habitación a mi espalda me acerqué a la silla donde tenía mis pertenencias y cogí mi apreciada katana.

- Tinu, estoy bastante borracho… - Admití girándome hacia ella. - Así que si ves que hago cualquier cosa que no te guste, golpéame con esto, ¿vale? - Añadí ofreciéndole mi katana.

- Si sobrio a duras penas puedo controlarme, así… mejor no quiero ni pensar. - Comenté más para mí que para ella.

Simplemente me deje resbalar por la pared, hasta quedar sentado.

Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Dom Jun 03, 2012 5:20 am

Al escuchar mis palabras Khanne se serena, ¡Gracias a Mystra!, pensé dando un lento y profundo suspiro, de nuevo toma mi mano y aparentemente nos dirigimos hacia las escaleras, pero en vez de subir, nos regresamos a la cocina, ¿acaso ya me va dejar lavar los trastes?, ¡ojalá que si!, esbocé una ligera sonrisa. Volteo a ver donde están los trastes y percibo que sujeta el cubo de hierro que previamente había llevado hacía solo un rato y pensé que lo vertería sobre los trastes, cual sería mi sorpresa al verlo q lo alza sobre su cabeza y lo vacía todo, mi mirada de impacto no se hizo esperar, a los pocos segundos no solo él está empapado, sino yo también.

-¿Es venganza por lo de hace rato?.- dije suavemente soltando una discreta risa

-Emmmm considero que si estoy lago mojada, como quiera pensaba darme un baño, después de caerme sobre el suelo del patio si estoy algo sucia, pero no te preocupes por la mojada.- añadí continuando con mis risas

Subimos de nuevo las escaleras con dirección al cuarto, yo deseaba cambiarme de ropa y darme un baño, una vez estuvimos en la habitación, suelta mi mano y veo como se apoya en el marco de la ventana para refrescarse un poco o posiblemente para reflexionar sobre sus acciones, a saber que piensa. Me dirigía rumbo a mi zurrón para sacar algo de ropa limpia cuando me menciona que está muy borracho y me ofrece su katana para que le golpee en caso de que se trate de pasar de listo conmigo, después de que recibo el arma veo como se derrumba contra la pared completamente agotado, acto seguido me dirijo hacia la cama y apoyo la katana a un lado de esta contra la pared, me giro hacia el sonriéndole.

-No me importa lo que me digas, no pienso golpearte, no se si te quedó claro que confío mucho en ti.- me acerqué a él y coloqué mi mano derecha sobre su hombro izquierdo y colocándome en cuclillas añadí -No desconfíes tanto de tu estado, deberías de tomar un baño o tan solo recostarte para descansar, considero que has tomado demasiado alcohol y sino tienes un buen reposo amanecerás mañana muy mal.- susurré suavemente colocando mi otra mano sobre su cabeza y revolviendo algo su cabello.

-Dime si te vas a bañar tu o aprovecho para adelantarme yo, que como te digo me siento toda polvosa.- dije alegremente

De nuevo me dirigí hacia mi zurrón y concentrándome fuertemente extraje de nuevo mi camisón de dormir, pero añadí una bata extra para evitar que se me transparentara cualquier detalle, más tomando en cuenta la situación.

-Khanne, considero que no debiste de violentarte tanto con el viejo, seguramente esta bastante borracho y no ha pensado bien lo que te ha dicho.-

-Khanne, ¿te puedo hacer una pregunta?.- murmuré suavemente, apenas movía mis labios y mi voz escasamente se escuchaba

-¿Alguna vez has amado a alguien?.-dije suavemente ligeramente nerviosa, aún tenía dudas de lo que había ocurrido antes de bajar a cenar.

Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Dom Jun 03, 2012 6:05 am

- Que tú confíes en mí no significa que yo confíe en mi mismo… - Murmuré mareado. - No te haces una idea de lo duro que es no poder besarte ahora que he probado el sabor de tus labios. -

Las palabras salían por sí solas con una facilidad sorprendente, dándome cuenta entonces de lo que había expresado.

- ¿Ves? No puedo controlar ni mis jodidas palabras… - Murmuré dando un sonoro bufido de molestia. - ¿Cómo cojones quieres que me controle así? -

Siento como se apoya en mi hombro y se agacha a mi lado. - Ve tu primero, yo no pienso moverme de aquí. - Respondí su pregunta sin mirarla, no me atrevía y más aún al sentir su dulce olor tentándome. - ¿Por qué hueles tan condenadamente bien? - Comenté sintiéndome realmente agotado, cerrando los ojos para poder sentir mejor su dulce perfume.

- Ese puto viejo te estaba desnudando con la mirada, además de que te faltó el respeto… - Expliqué apartándome los cabellos de la frente. - Suficiente hizo ya con emborracharte, para luego haber actuado así. Tendrías que haberme dejado darle un buen puñetazo. - Añadí deshaciéndome la trenza de mi espalda, sintiendo como mis mojados cabellos me refrescaban.

Resoplé enfocando mi mirada al suelo, escuchaba como Tinu iba moviéndose por la habitación tentándome a mirarla. Me mordí los labios y apoyé mi cabeza en mis manos para impedirme verla.

- ¿Amado? - Repetí confundido. - Si te refieres al “amor de pareja” entre un hombre y una mujer, sí, he amado muchas veces, sinceramente más de las que puedo recordar… - Comenté intentando aguantar el mareo.

- Pero si te refieres al amor verdadero del que tanto hablan y escriben por ahí, no. Nunca he amado. - Respondí sintiendo como las palabras se escapaban sin control alguno de mis labios.

- La verdad es que desconozco totalmente el significado de esa palabra… Mis padres me abandonaron al nacer, así que amor de padres no sé que es. ¿Amigos? Solo tuve uno cuando era un crío y fuiste tú. Siempre que se han acercado a mí ha sido o por interés sexual, o para contratarme para proteger sus estúpidos tesoros o sus traseros. - Me quedé observando mis pies descalzos, intentando recordar si alguna vez alguien me había hecho sentir tal sentimiento.

- Así que si quieres saber algo sobre el amor, le estás preguntando a la persona equivocada puesto que no sé nada sobre él… - Expliqué con tranquilidad.

Tiré hacia atrás mi cabeza, apoyándola en la pared. Volvía a sentir ese condenado calor agobiante recorriendo mi cuerpo, notando el sudor en mi frente.

Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Dom Jun 03, 2012 6:35 am

Después de decirle que confío absolutamente en él, me sorprende escuchar que después de haber probado mis labios, le es difícil contenerse de no poderme besar, al momento de escuchar esto toco con mi dedo índice mis labios y comienzo a sonrojarme.

Al acercarme y agacharme para preguntarle si se quiere tomar un baño, algo menciona de que le gusta mi aroma. ¿acaso no huelo mal?, después de correr por el bosque, caerme en la tierra del patio y de más cosas, creo que en verdad está demasiado borracho para poder diferencias las cosas. pensé dándome una suave palmada sobre la frente.

-No creí que el hombrecito fuera tan pervertido, es que me resulta difícil pensar que la gente sea así, mi educación me impide pensar mal de la gente, siempre he de buscar lo mejor en cada alma y dejarlo florecer, creo soy demasiado ingenua.- dije riéndome sarcásticamente

Al hacerle la pregunta si alguna vez ha amado, siento un gran arrepentimiento tan pronto las palabras dejan mis labios, no debí haberle preguntado tal cosa, cerré fuerte mis ojos y me mordí los labios, no puedo creer que mi curiosidad había ido a tal extremo, pero el suceso que había sucedido hacía rato me estaba dando vueltas en la cabeza. Me comienzo alejar para llevar mi ropa al baño, no me agradó escuchar que “ha amado” a más mujeres de las que puede recordar, ¿acaso soy otra del montón para él?, pensé abruptamente sintiéndome molesta, yo no podría ofrecerle las cosas que aquellas mujeres le dieron, soy demasiado inexperta e ingenua en esos temas “prohibidos”.

Complementando la respuesta, ya que a decir verdad, no quería escuchar nada más que me quisiera decir sobre sus mujeres, siento como un ligero enojo hace que una vena salte sobre mi frente y me brinca un poco el ojo derecho, ¿qué me sucede?, si no tiene que ver conmigo, ¡es su vida!, reflexione hacia mis adentros algo confundida. Pero Khanne continuó, me reitera que no sabe nada del amor, entonces ¿cómo es que le puede llamar amor a tener sexo con otras mujeres?, eso no es más que un placer carnal sin mayor significado después del acto, mi coraje se disimulaba con algo de lástima, eso no saber lo que era el amor, ya no solo el de pareja, sino el de padres a hijos o algún otro tipo de relación, ¡pobrecito Khanne no sabe que es el amor!, ojalá algún día lo sepa.

-En el momento en que verdaderamente ames a alguien, tu vida cobrará algún sentido, más allá de tan solo vivir por existir.- dije suavemente

-El amor es algo que nos motiva en nuestras vidas, que nos hace dar ese extra que no nos creemos capaces de dar, es una droga de la cual nunca estás satisfecho.- murmuré dando un largo y muy profundo suspiro, sonreí ligeramente.

-Gracias por considerarme tu amiga, ya sabes que siempre estaré ahí para ti, no pienso volverme a perderme de tu vista como lo hice años atrás, no te preocupes.- añadí tranquila

-Bueno, tu descansa, me daré un baño rápido, si necesitas algo llama a la puerta, y ya veré si estoy en condiciones de atenderte o de apurarme a salir de la ducha, no tardaré, regreso pronto.- dije rápidamente desapareciendo detrás de la puerta del baño con mi pijama, bata y zurrón en mano.

Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Dom Jun 03, 2012 7:04 am

- Maldito calor… - Maldije mareado.

A duras penas escucho su comentario sacándome una sonrisa cansada. - Si estoy vivo, es simplemente para darle la contraria a ese hijo de puta de Zelus… - Comenté con sarcasmo, intentando secarme el sudor de mi frente.

Me quedé escuchando su explicación sobre lo que es el amor, no sé si es la jodida borrachera que traigo o qué, pero al intentar reflexionar sus palabras… Algo que nos motiva… ¿Una droga? - ¿Cómo el sabor de tus labios? - Pregunté al aire al recordar su embriagador dulzor.

- No sé que tienes, pero me vuelves completamente loco… - Comenté frustrado. - Eres realmente hermosa, tu menudo cuerpo parece estar hecho solamente para tentarme, además de que tu inocencia provoca que me den ganas de tenerte entre mis brazos todo el día… - Expliqué sintiendo como las palabras volvían a escapar de mi control.

- Realmente no sabes lo duro que es controlar todas estas sensaciones que me provocas. Y lo peor es que sé que no lo haces apropósito… Soy un autentico bastardo, ¿sabes? - Confesé dejando caer mis brazos, apoyándome totalmente en la pared. - Por eso no has de confiar en mí, no lo merezco… -

- En apenas un par de días has removido todo mi interior de tal forma, que por primera vez me da miedo dañarte… - Me removí incomodo en el suelo, el calor no dejaba de aumentar y ni la brisa que entraba por la ventana me aliviaba.

- Olvida lo que dije… - Murmuré confundido al darme cuenta de lo que había dicho, sintiendo mi cabeza totalmente embotada.

¿Qué me pasa? Me pregunté frustrado.

Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Contenido patrocinado Hoy a las 10:47 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.