La granja de los problemas

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Jue Mayo 03, 2012 3:32 am

Caminé dando largas zancadas evitando pasar por las calles principales, yendo al único lugar donde no me cerrarían la puerta en las narices. Con el destino fijo en mi mente me fui alejando del pueblo, Tinu se mantenía en silencio así que no quise incomodarla. Sabía que no le gustaba que la cargase, pero era la única forma de llegar antes del anochecer.

La anaranjada luz del sol se iba apagando con pereza, aumentando las sombras de los árboles y las montañas de los alrededores. Cuando al fin divisé la construcción solté un suspiro de resignación, preparándome para la que me esperaba.

Fui adentrándome a la granja, rodeando los establos hasta divisar la pequeña y humilde casa dejando a Tinu finalmente en el suelo.

- Eh… Espérame aquí. - Le dije algo indeciso, no quería dejarla sola pero necesitaba encontrar al menos una cama cómoda para ella. - No tardaré. -

Inspiré profundamente antes de internarme en la casa, como era habitual siempre dejaba la puerta abierta así que fui directo al salón.

- ¿¡Eh viejo, estás en casa!? - Pregunté asomando la cabeza por el umbral.

- ¿¿Khanne?? - Escucho que me llama con sorpresa.

Antes de que pueda pronunciar palabra alguna intercepto un proyectil que iba directo a mi cabeza, al ver que era di un suspiro resignado.

- Viejo, no tengo tiempo para beber contigo, estoy aquí para pedirte un favor. - Expliqué acercándome a la apagada chimenea para dejar la botella encima de la mesa, observando de reojo al viejo.

Estaba sentado en una mecedora envuelto en su habitual manta raída, Su piel estaba muy arrugada y castigada por el sol. Sus pequeños ojos negros brillaban con astucia, prácticamente ocultos bajo sus largas y espesas cejas resaltando su gran calva.

- ¿Y qué se supone que quieres de mi? ¿Has vuelto a meterte en líos de faldas? - Preguntó sonriéndome con picardía, mostrando el único diente que aún conservaba en su arrugada boca.

- ¿Aún tienes la habitación libre? - Pregunté ignorando sus preguntas.

- Claro, pero ya sabes el precio, ¿verdad? - Me dijo sonriéndome con malicia.

Di un ligero asentimiento con la cabeza, mientras alzaba mi puño izquierdo mostrando mi guante metálico. - ¿Quieres que empiece ahora? - Propuse escondiendo mi cansancio.

Tomé su risa rasgada como una afirmación, así que me encaminé hacia fuera para poder ayudar a Tinu a entrar.
avatar
Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Jue Mayo 03, 2012 10:20 pm

No quise preguntarle a Khanne hacia donde íbamos, estaba demasiado cansada para regañarle o decirle cualquier cosa, además no podía sacar de mi cabeza esa aura maligna que había desprendido hacia un rato, me causaba curiosidad y a la vez preocupación, es de orden prioritario en estos momentos saber más de él, de sus reacciones, conocerlo a fondo, para recolectar información que me auxilie a ayudarlo.

Estaba ensimismada en mis pensamientos cuando veo que ya estamos afuera del pueblo, solo se divisaban campos de trigales palideciendo ante la escasa luz del astro rey que ya esta despidiéndose de nosotros, alcanzo a divisar uno que otro cuervo merodeando por ahí y al fondo aprecio una vieja casa, al parecer podría ser una granja, juzgando por el entorno. Khanne se acerca a paso apresurado hacia aquel lugar, es entonces cuando me deposita suavemente en el suelo y con una mirada de preocupación me asegura que no tardará.

Comienzo a jugar con el colgante que me regalo Khanne intentando hacer algo de magia de levitación sobre el objeto, aprecio sus destellos azulados contra los últimos rayos de sol, definitivamente ese collar era uno de mis grandes tesoros, muchas gracias pequeño Khanne, pensé y esboce una enorme sonrisa

Me percato de que Khanne sostiene una conversación con un habitante de aquel lugar, no parece tardar mucho al poco rato lo veo salir, al parecer nos ha encontrado un lugar donde pasar la noche.
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Jue Mayo 03, 2012 10:53 pm

Nada mas cruzo la puerta veo como Tinu está esperándome en la entrada, jugueteando con su collar arrancándome una pequeña sonrisa.

- Desconozco si te gustará este lugar, pero es el único donde no harán preguntas indiscretas. - Empecé a explicar yendo a su lado. - El dueño vive solo aquí, cuídate de sus preguntas y de su manía de querer beber vino añejo a cualquier hora del día, por lo demás es indefenso. - Añadí omitiendo de que el viejo perdió las piernas hace años, no creo que sea necesario.

Abrí la puerta echándome a un lado para que cruzara el umbral, una vez dentro la guie por el estrecho corredor escuchando el crujir de mis pisadas, subí despacio las escaleras puesto que no sabía si Tinu necesitaría ayuda para subir. Una vez llegamos al pequeño cuarto abrí la ventana para ventilar la habitación, y empecé a desatar tanto mi saco como el zurrón de Tinu de mi cinturón para dejarlo encima de la pequeña mesa.

- Hay un pequeño baño cruzando esa puerta. - Expliqué sin mirarla señalando la puerta con la cabeza, empezando a desabrochar las sujeciones de mi guante. - Si quieres darte un baño avísame para ir a sacar el agua del pozo, sino tienes prisa lo llenaré de aquí un rato. -

Dejé mi katana y mi guante encima de la única silla para después quitarme la camisa, tenía que sentirme cómodo para poder realizar mi trabajo.

- Puedes usar la cama si estás cansada, abajo al pie de las escaleras está el viejo en el salón, imagino que tendrá algo de fruta por si tienes hambre. - Dije yendo hacia la puerta para salir.

- Voy a estar ocupado un rato, así que si necesitas algo de mí aprovecha. -
avatar
Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Jue Mayo 03, 2012 11:23 pm

Observo como Khanne se aproxima hacia mi con una sonrisa, ¿de qué se estará riendo?, a saber que cosas platico con aquel hombre, pensé. Me comenta que en efecto, ha conseguido un lugar donde pasar la noche, respiré aliviada, era al parecer un viejo amigo o conocido de él de confianza, podríamos sentirnos seguros en ese lugar.

-¡Qué bien!- exclamé

-Podremos pasar la noche con tranquilidad ¿sin preocuparnos verdad?.- dije para corroborar la situación

Entramos en aquella vieja casa, Khanne cediéndome el paso abre la puerta y después le sigo, cruzamos un estrecho corredor, era tan estrecho que Khanne a duras penas pasaba y el techumbre era bastante bajo, poco mas se golpea la cabeza, gracias a Mystra soy bajita, suspire aliviada. El corredor llevaba a unas escaleras igual de estrechas, la madera crujía bastante, era una casa bastante vieja y descuidada, una vez subiendo la habitación, muy reducida y con una cama individual, que para mi era amplia, Khanne me señala el baño con un ademán de su cabeza.

-Me gustaría darme un baño.- dije suavemente

-Te agradecería que me ayudaras con el agua, aunque si no puedes podría intentar subir algo de agua yo.-

Algo me menciona de que puedo utilizar la cama si gusto o pedirle al inquilino algo de fruta para cenar, sinceramente estoy tan agotada que no pienso en comer, me siento en una esquina de la cama y veo a Khanne.

-¿Vas estar muy ocupado?, ¿qué vas ir hacer?.- dije con ojos llenos de duda cual niño

-N-no te preocupes por mi.- dije apresuradamente, sonreí y asentí con mi cabeza

-Te estará esperando aquí ve tranquilo
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Vie Mayo 04, 2012 12:04 am

Como imaginé Tinu mostró ganas de darse un baño, y no pude evitar que una sonrisa burlona apareciera en mi rostro al imaginármela subir el agua. En lugar de responder, abrí la puerta del baño y saqué los dos cubos de hierro.

- Ahora te subo el agua y no te preocupes, dudo que pudieras alzar uno de estos cubos aún estando vacíos. - Dije divertido.

Veo como se sienta en una esquina de la cama para después preguntarme qué haré.

- Digamos que es mi forma de devolver un favor. - Comenté sin más.

Oí como me pedía tímidamente que no me preocupara por ella, pero no lo podía evitar, era mi trabajo. Empecé a bajar las escaleras sin molestarme a cerrar la puerta, total en breves volvería a subir.

Al pasar por el estrecho pasillo escuché al viejo toser un par de veces, así que ya que iba al pozo me volví a asomar.

- Eh viejo, ¿quieres agua? - Le pregunté mostrándole los cubos, aunque ya me imaginaba su respuesta.

- ¡¿Agua?! ¡¿Acaso me has confundido con un pez muchacho?! - Me dijo ofendido, vertiendo vino en su vieja taza de barro y envolviéndose en su raída manta rojiza.

Salí riéndome entre dientes yendo directo al pozo, por suerte no estaba muy lejos de la casa. Una vez llené los cubos subí rápido puesto que Tinu parecía cansada y, al menos así podría asearse sin tenerme rondando por ahí.

Entré directo en la habitación y, sin detenerme a mirar fui directo al baño para verter el agua. Hice el camino varias veces hasta llenar totalmente la tina de hierro, aunque luego me di cuenta de un detalle.

El agua está muy fría… Pensé preocupado, miré mi puño y sonreí con malicia. Bueno por una vez creo que seré útil. Concentré mi poder con cuidado, lo suficiente para calentar sutilmente el agua y que al menos no tuviera una elfa congelada.

- Puedes bañarte tranquila, no estaré rondando en la casa si eso te preocupa. - Le dije encaminándome hacia la salida.

- No hace falta que me esperes, aprovecha para descansar. - Murmuré ya saliendo.
avatar
Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Vie Mayo 04, 2012 12:36 am

Me comenta Khanne que inmediatamente bajará por el agua, pero si hace un momento me había dicho que lo haría en un rato más, antes de que pueda decirle algo ya está fuera de la habitación, vaya, suspiré, si no era tan urgente.

¿Qué clase de trabajo tiene que hacer Khanne para devolver el favor? pensé, acaso lo pondrá a hacer el aseo de la casa completa, volteo a mi alrededor y puedo apreciar telarañas en las esquinas, un escalofrío recorre mi cuerpo, no claro que no, que tonta soy, pensé. Y si tiene que ¿alimentar a todos los animales o arar la cosecha?, ¿talar todos lo árboles de la redonda?, ¿trabajos forzados?, me empiezo a morder las uñas de la ansiedad, pobre Khanne.

En eso veo que regresa a la habitación con los cubos llenos de agua, se pasa al baño y escucho como vacía el agua y masculla algo entre dientes, acto seguido siento de nuevo el aura maligna pero a niveles muy bajos, me levanto rápidamente de la cama y me asomo por el marco de la puerta.

-¿Qué estas haciendo Khanne?.- digo en voz seria y algo curiosa

-Gracias por prepararme el baño, y no es que me preocupe que andes rondando por aquí mientras me baño, se que me respetas.- sonreí e incliné ligeramente mi cabeza de lado

-Bueno entonces tomaré mi baño, deja solo saco el jabón.- solté una leve risotada

Me acerco a mi zurrón y cerrando mis ojos me concentro recito un par de hechizos e introduzco mi mano, salen un par de chispas doradas y al extraer mi mano se aprecia una pastilla de jabón, lo ato de nuevo para cerrarlo y me acerco al baño

-Mira Khanne no has visto como he aparecido mi jabón.- dije con expresión de triunfo.
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Vie Mayo 04, 2012 1:43 am

Sus palabras hacen que me atragante, golpeándome la rodilla con el marco de la puerta. ¿Que no la molesta que ande aquí mientras se baña? ¡Donde coño se ha criado! Pensé intentando frenar mi imaginación antes de que volara.

- Tonta… - Murmuré. - No confíes tanto en mi, ¿quieres? - La advertí.

Escucho que menciona algo sobre un jabón, pero sinceramente ahora mismo NO necesito estimular mi imaginación pensando en elfas desnudas dándose un baño… - Mierda… - Gruñí golpeándome la cabeza contra la pared.

Una vez fuera cierro los ojos intentando vaciar mi mente, por suerte el aire estaba bastante frío como para ahuyentar mis recientes pensamientos sobre mi compañera. Di un profundo suspiro y me encaminé hacia el abandonado establo.

Apenas abrí la puerta el familiar dolor de la maldición me atacó, haciéndome caer de rodillas al suelo. Al menos ella no me verá en este penoso estado. Pensé sintiéndome totalmente agotado. Soy idiota. Sonreí ahí en el suelo al recordar el motivo de mi mal estar.

Mordiéndome el labio con fuerza me levanté con dificultad dando un gruñido al incorporarme, no podía darme el lujo de perder el tiempo. Afortunadamente no había usado mucho mi poder, así que el dolor era más soportable.

Me interné en el establo arrastrando los pies y cogí un pico, lo apoye en mi hombro empezando a patear el suelo apartando la paja seca. La vieja trampilla apareció después de un rato y, jadeando de dolor me agaché para abrirla.

Bueno, a trabajar se ha dicho. Me dije internándome en el túnel.
avatar
Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Vie Mayo 04, 2012 2:01 am

Al ver que Khanne no me festeja mi aparición del jabón, observo como se retira de la habitación ensimismado en sus pensamientos, se escucha el crujir de las escaleras y posteriormente a la lejanía la puerta. No se si tomar el baño, pensé, a decir verdad no había respondido mi respuesta, uno podía contener la curiosidad, pero bueno he de respetar su silencio por algo no ha de haber querido decírmelo, doy un profundo aspiro de aire y lo suelto con desgano.

-¿Por qué será que no quiso decirme?.- suspiré

Cerré la puerta y procedí a quitarme la ropa, apenas toque el agua estaba agradablemente caliente, me introduje en la tina y comencé a relajar mis músculos sintiendo el calor destensádolos, tomé la pastilla de jabón y comencé a frotar mis brazos con suaves movimientos tallando desde mis pies hasta la punta de mi cabeza, como extrañaba aquellos baños de leche en Mentis, siempre dejaban mi piel tan tersa y fresca, puro lujos, pensé, ahora no estoy para esas cosas. Una vez terminado mi baño salí de la tina y me coloqué la toalla secando suavemente mi piel, salí de la habitación para reabrir el zurrón y sacar mi pijama, era una bata simple de rica seda, algo traslúcida.

-Iré a dormir supongo.- dije entre cansada y algo desganada

Me da mucha curiosidad qué estará haciendo Khanne, aprieto mis puños y me recargo en el marco de la ventana, siento como el fresco viento de la campiña acaricia mis cabellos y siento nostalgia de mi pueblo natal. Fui algo intensa en venirme aquí, espero que mis maestros no lo tomen a mal y no empiecen a perseguirme. La nostalgia me invade y decido aparecer mis alas y extenderlas.

-Un pequeño vuelo nocturno no me vendría mal para despejarme.- sonreí enérgicamente

Salí agraciadamente por la ventana de la habitación y comencé a planear por los alrededores, pude apreciar como se hacía más pequeña la granja, sus campos y demás pude apreciar el establo y un poco de luz que salía entre el portón entreabierto de la entrada. Apoco el inquilino estará trabajando a estas horas en el establo, vaya gente más loca pensé.
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Vie Mayo 04, 2012 2:58 am

A oscuras tanteé la pared buscando la vieja lámpara de aceite, cosa que después de romper un par de telarañas la encontré, así que una vez encendida me adentré con pasos cansados en el maltrecho túnel. Después de un buen rato andando llegué al final y, sujetando con fuerza el pico comencé a golpear con fuerza la dura roca. Sentía mis músculos agarrotados pero no dejaba de golpear una y otra vez.

Fue pura suerte que el viejo descubriera una mina de oro debajo de sus tierras, puesto que al haberse quedado inválido no podía cuidar ni de sus tierras ni del ganado, sin contar que podía conseguir por el un buen precio en el mercado.

No soy consciente de cuánto tiempo llevo aquí metido, el ruido sordo pero constante del pico contra las rocas me retumba en la cabeza mareándome. Aprieto los dientes intentando ignorar lo más posible el dolor en mi cuerpo, sintiendo como estoy bañado en sudor.

Una vez veo a mis pies un buen montón de rocas las desmenuzo, separando los fragmentos de metal para meterlos en un saco.

Dejo el pico ahí tirado y me encamino hacia la salida llevando el saco conmigo, apagando la lámpara la dejo en su correspondiente estantería saliendo completamente a oscuras. Una vez fuera, vuelvo a ocultar la trampilla e intento secar el sudor de mi frente.

Al salir veo que ya es noche cerrada, así que arrastrando los pies me adentro en la casa dejando el saco a los pies del viejo dormido.

Creo que con eso tendrá suficiente… Pensé subiendo las escaleras con dificultad.

Abrí la puerta de la habitación quitándome las botas dejándolas tiradas por ahí, me acerqué a la cama y, estaba por acostarme cuando recordé a Tinu. Dando un suspiro de agotamiento me di la vuelta, cogiendo una vieja manta de la estantería para tirarla al suelo, dejándome caer muerto de cansancio encima.
avatar
Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Vie Mayo 04, 2012 3:26 am

Continué volando por los alrededores y disfrutando de la suave brisa, me doy cuenta cual alejado esta esta granja del poblado donde contraté a Khanne, y me pregunto si todo con el maestro Kaiedus habrá marchado bien, solo me queda esperar lo mejor pensé. Divisé unas montañas a lo lejos, seguro hacia esa dirección estaba el desierto de sangre, solo con pensar en el nombre del lugar me daban escalofríos, pero ya tenia a Khanne a mi lado y las cosas marcharían bien. Emprendo mi vuelo de regreso a la habitación, entro suavemente por la ventana y desaparezco mis alas en cuestión de segundos, me estiro un poco, abrí la cama y me acuesto, las sábanas estaban algo polvosas pero al menos tenía donde dormir, sonreí. Creo que pasaron unos minutos antes de quedarme totalmente dormida.

No se cuanto tiempo haya transcurrido pero escucho un estruendo y me sobresalto un poco, decido no moverme, no se quien haya emitido el sonido, pero he de esperar para descubrir quien es y no note que me he dado, cuenta, empuño una pequeña daga que previamente había colocado debajo de la almohada y espero a que el personaje emita signos de acercamiento, cual es mi sorpresa, al solo escuchar un golpe sordo en el piso y al al girarme y entreabrir las sábanas, descubro a Khanne tirado a un lado de mi cama completamente inconsciente y bastante sucio. A saber que habrá estado haciendo, pensé, solo veo que esta muy agotado, ha caído rendido, y eso que Khanne maneja unos niveles de energía superiores a los de un humano promedio.

Me siento en la cama y deslizo mis piernas para acomodarme, suavemente bajo uno de mis pies y me dirijo a hurtadillas al baño. Creo que quedó algo de agua limpia en una de las cubetas, recordé. Arrastré la cubeta y la coloco al lado de Khanne, extrayendo un trapo de mi zurrón de viaje y un algo de hierbas trituradas preparo una infusión en frío, remojo suavemente el trapo, lo exprimo para eliminarle el exceso de líquido y lo coloco sobre la frente de Khanne tratando de remover el sudor y la suciedad, tal parece que trae tierra y pequeños fragmentos de rocas, continúo remojando el trapo con la intención de limpiarle sus brazos, sus manos y sus pies. al finalizar realizo un sencillo hechizo de recuperación para asegurarle un sueño profundo y reparador para que al siguiente día estuviera bien.

Acaricio tiernamente su cara y después sus cabellos, sé que se esfuerza suspiré, pero a veces abusa. Baje mi mirada y di un profundo suspiro, dejé el cubo en el baño y me dispuse a volver a dormir en mi cama, de nuevo a hurtadillas me dirigí hacia ella y tomando el cobertor lo doblo varias veces y lo coloco de almohada en la cabeza de Khanne, finalmente me introduzco en la cama y me quedo dormida.
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Vie Mayo 04, 2012 7:08 pm

Abrí los ojos con pereza sintiendo como el sueño me abandonaba, aunque mis extremidades se resistían a despertar del todo. Me di la vuelta en el suelo quedando boca arriba para poder apreciar el techo, estirándome para desentumecer mis músculos. Era extraño… Me sentía totalmente relajado y descansado, cuando normalmente después de haber trabajado como anoche me tendría que sentir hecho una mierda.

Aún en el suelo pude apreciar como el sol iba iluminando débilmente la habitación, aunque un extraño sonido me llamó la atención. No se escuchaba muy fuerte pero no conseguía identificarlo, gire la cabeza para poder ver debajo de la cama aunque no vi ningún ratón. Tan solo polvo, algunas arañas y poco más.

Intrigado me senté, observando la habitación con algo de pereza. Mis botas seguían tiradas sin orden en el suelo, y a simple vista no se veía nada fuera de lugar. No fue hasta que me levanté que pude ver el origen del extraño ruido, haciéndome chasquear la lengua por no haberme dado cuenta antes.

El ruido no era otra cosa que el castañear de los dientes de Tinu, ésta estaba cubierta hasta las orejas con una simple sabana, temblando de frío en posición fetal.

¿Y su cobertor? Me pregunté extrañado.

Al mirar al suelo la vi, justo donde yo me había acostado haciendo una improvisada almohada.

- Mira que eres tonta… - Murmuré en voz baja resoplando entre dientes.

Recogí el cobertor y la manta, poniéndoselas encima con cuidado. No quería despertarla ya que si había tenido semejante detalle conmigo no podía ignorarlo.

Dejándola bien tapada, me quité los pantalones dejándolos tirados en el suelo, me deshice de las vendas que sujetaban las largas trenzas de mis cabellos y me interné en el baño ya desnudo. Tan solo ajusté la puerta ya que no quería hacer ruido y la puerta era muy vieja, pero estaba muy sucio y apestaba a sudor. Como el agua de la tina aún se veía limpia, me metí despacio en el agua fría intentando que el sonido no despertara a mi acompañante.  

Así que cogiendo lo que quedaba del jabón que acostumbraba a dejar en la pequeña estantería, me dispuse a asearme.
avatar
Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Sáb Mayo 05, 2012 2:03 am

Poco después de cuidar de Khanne y que me he metido en la cama trato de conciliar el sueño, cosa que parece relativamente fácil, ya que el día había estado bastante pesado, cierro lentamente mis ojos y me pierdo en la infinidad de los brazos de Morfeo.

Me visualicé de pequeña, era un día soleado y bello recuerdo haber sido llevada de la mano de mis padres a la abadía de aquella ciudad, alegremente caminábamos por el sendero y recuerdo ver sus caras alegres. Estamos muy orgullosos de que hayas nacido con habilidades sanadoras, es un gran honor que estés iniciando tu entrenamiento pequeña Tinu, dijo mi madre con voz dulce, mi padre con el pecho muy erguido caminaba elegantemente a nuestro lado y yo muerta de la curiosidad tironeaba a mi madre para llegar pronto. De momento el sueño comenzó a correr más rápido y me visualicé de 10 años y recuerdo estar escuchando a hurtadillas a mis padres una conversación que sostenían acaloradamente si era adecuado o no llevarme a mi siguiente periodo de entrenamiento a tierra, algo mencionaban de una revuelta y cacería de razas, pero yo no entendía mucho de eso. De nuevo el sueño corre rápido y no me entero de muchas cosas sino haber salido corriendo de la abadía con mi maestro siguiendo mis pasos de cerca y gritándome que parara solo para encontrar la aldea en llamas y a lo lejos ver los cuerpos de mis padres a la mitad del camino todos ensangrentados, me acerqué a mi madre y tomé de su mano con su ultimo aliento depositó un beso en mi frente y me pidió que fuera fuerte que llevará mi destino con la cabeza en alto y no desistiera de mis estudios jamás. Desperté envuelta en sudor frío y lágrimas, mis padres, suspiré, como los extraño me hubiera gustado compartir tanto con ustedes, volteo a mi alrededor y aprecio que Khanne duerme a pierna suelta. Hay Khanne, gracias que te tengo, pensé. Me gire y me acomode de nuevo en la cama, sonreí profundamente aún con lágrimas fluyendo de mis ojos, todo era oscuro.

Estaba perdida en mis sueños y no puedo dejar de sentir frío, posiblemente será porque estoy soñando con un lugar nevado o esta de madrugada y la brisa fresca y gélida entra por la habitación, de repente siento un calor delicioso que me cubre y me envuelve, me estremezco un poco y me acomodo tranquila con una sensación confortante. Murmuré algo entre dientes y tiré un poco de las cobijas formando un bulto que abracé tiernamente.

Escucho un leve sonido de madera, posiblemente la escalera o alguna puerta, pensé, pero no me importa mucho, decido permanecer más tiempo en la cama. Me quedo pensando entre sueños, y a decir verdad, me gustaría prepararle el desayuno a Khanne como señal de agradecimiento por todo lo que hizo por mi ayer, claro no sin antes lavarme la cara. Me estiro levemente y decido que es momento de levantarse, me destapo y a tientas me levanto, sin hacer mucho ruido me dirijo a la puerta del baño.

-¿Apoco dejé la puerta ajustada anoche?.- murmuré entre dientes

Si recuerdo que la dejé abierta porque metí la cubeta, pensé. Aún bastante dormida, sujeto el pestillo de la puerta y la abro suavemente, entro en el baño y al voltear hacía la bañera aprecio un bulto que se mueve, aún me es imposible enfocar mi vista entre las legañas y el sueño que traigo, no estoy segura si dice algo, posiblemente sigo dormida, me acerco aun más y meto mis manos a la bañera para extraer algo de agua para lavarme los ojos, una vez tallando mi cara gentilmente con agua de la bañera, que parecía bastante más sucia de lo que la había dejado el día anterior, destapo mi cara y levanto la mirada para encontrarme a Khanne completamente desnudo y tomando un baño.

-Ahhhh!.- solté un grito ahogado

Doy salto y un paso hacia atrás, de la impresión me he caído de espaldas al suelo, estupefacta me comienzo a sonrojar y llevo mis manos hacia mi cara para cubrirme la vista.

-L-lo sien-t-to.- dije atropelladamente

-N-no sabía que estabas aquí.-
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Sáb Mayo 05, 2012 2:52 am

Estaba frotándome fuertemente los brazos cuando me di cuenta que no me había sacado los vendajes de mis muñecas, así que murmurando maldiciones contra Zelus y dejando a un lado el jabón empiezo a quitármelos dando bruscos tirones.

Sin querer perder tiempo me pongo a enjabonarme mis largos cabellos, son bastante incómodos pero ya estoy habituado.

Si tan solo no fuera un idiota incapaz de romper una promesa… Me dije al recordar el motivo para no cortarlos. Me sumergí con dificultad en la pequeña tina, puesto que tenía que sacar completamente las piernas para hacerlo, pero era el método más rápido para aclararme.

Apenas saco la cabeza del agua veo asombrado como la puerta se abre mostrándome a Tinu medio dormida. Simplemente mi cerebro no es capaz de procesar verla con semejante… ¿camisón? Sus desordenados cabellos le caen descuidadamente por sus pequeños hombros, veo como apenas tiene los ojos abiertos dándole un aspecto bastante sugerente. La luz de la ventana la ilumina dándole un aspecto angelical, haciendo que su camisón transparente más de lo que debería.

Tragué duro, sacudiendo la cabeza para ahuyentar esa imagen, Es obvio que está dormida me dije. Carraspeé aclarándome la garganta para intentar que la ella se diera cuenta que estaba aquí. Y, cuando creo que advierte mi presencia, veo alarmado como se acerca a la tina para lavarse la cara…

- ¿Tinu…? - La llamé. - No-no creo que el agua esté muy limpia… - Balbuceé nervioso al percatarme de como ella se estaba lavando justo encima de mi entrepierna.

Segundos después veo como ella destapa su rostro y por fin me mira.

- Eh… ¿Buenos días? - Dije sin saber muy bien cómo reaccionar.

Su grito, su salto y su cara roja como la grana al menos me dicen que ya está completamente despierta. Aunque al caer de culo al suelo hace que se le deslice bastante su camisón, distrayéndome momentáneamente de sus acaloradas disculpas al poder ver perfectamente sus torneadas piernas.

No es momento para pensar en tu JEFA de este modo joder… Me recriminé mentalmente, cerrando los ojos para poder alzarme y poder ayudarla.

Lo que no conté es que pisé la pastilla de jabón, resbalando fuera de la tina para caer prácticamente encima suyo.
avatar
Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Sáb Mayo 05, 2012 3:07 am

Me doy cuenta que estoy en el suelo en mi camisón de dormir y viendo semejante espectáculo, mi cara roja de la vergüenza es evidente y entre atropelladas disculpas y titubeos me quedo estupefacta sin tener mucho que decir y si deseándome poder desaparecer.

Apenas Khanne me da los buenos días y no puedo ni procesar la respuesta, en cuestión de segundos se ha parado de la tina y trata de.. ¿acercarse a mi?, ¿Qué pretende?, pensé. En menos de lo que canta un gallo Khanne desnudo pone un pie fuera de la bañera y se resbala, coloque mis manos sobre mi boca en una escena caótica de la cual no sabía como salir.

-K-Kha-nn-nne es-es-tas des-nnuunu-do.- dije señalándolo con mi mano temblorosa

-¡Por Mystra!, ¡Khanne cubrete!.- exclame fuertemente

-¡Dios mío!.- dije llevando mis manos primero a mi boca y luego a mis ojos

Cuando pude reaccionar del shock de haber visto a Khanne desnudo, lo tenía encima mio a gatas con su rostro a unos centímetros del mío, en este momento no puedo ni pensar, comienzo a sentir mi cara muy caliente, ¿será que tengo fiebre?, pensé.
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Sáb Mayo 05, 2012 3:32 am

No era capaz de reaccionar, cuando caí lo único que pensé fue en no aplastarla pero lo último que imaginaba era quedar en semejante posición con ella. No podía pensar, sinceramente ni me atrevía. Tener justamente a Tinu tan cerca pudiendo apreciar su dulce aroma, sus brillantes ojos violáceos y sus carnosos labios hacen que mi cerebro desaparezca.

Me relamí los labios con anhelo, realmente la deseaba.

Sin apenas darme cuenta fui acortando la distancia hasta sentir perfectamente su cálido aliento en mis labios. Apenas fue un simple roce pero lo percibí, Tinu estaba temblando.

¿Me tiene miedo? No pude evitar preguntarme.

Mierda… piensa algo horrible, piensa algo desagradable. Me ordené cerrando mis ojos con fuerza para poder detenerme. De golpe recordé al feo y afeminado músico de la taberna que vi ayer, provocando que casi vomitase al acto.

¡Joder que asco! Pensé alejándome de golpe de Tinu.

Cogí de un zarpazo una toalla y la envolví sin interés a mi cintura reprimiendo las nauseas. Para luego extender mi mano hacia ella para ayudarla a incorporarse, pero sin mirarla. No me atrevía.

- Pensaba que los elfos no erais tan torpes… - Comenté intentando distraer mi mente y la de Tinu.

Joder, casi la…
avatar
Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Sáb Mayo 05, 2012 3:53 am

Teniendo a Khanne desnudo a gatas sobre de mi, mis pensamientos se congelan, ¿cómo se me ocurrió entrar en el baño de tal manera?, ¿cómo no me percate de que el bulto que se movía era Khanne?, pensé. Trago saliva, noto como Khanne se acerca hacia mí, acortando la distancia entre nuestros cuerpos, comienzo a temblar, de seguro es por los nervios, porque miedo no le tengo, confío plenamente en él. ¿Qué son estos sentimientos?, ¿por qué tiemblo?, ¿por qué estoy nerviosa?, sujeto con una mano libre mi pecho y aprieto fuertemente mi camisón, el corazón me va a mil por hora.

Khanne está tan cerca de mis labios que siento como roza los míos, solo fue un toque, me dije para tranquilizarme, de momento veo como cierra sus ojos en señal de contenerse y pensar a saber que cosas y rápidamente se levanta colocándose una toalla, ¡gracias a Mystra!, pensé, observo como me extiende su mano en señal de ayudarme a levantarme, torpemente trato de tomar su mano y apenas intento levantarme mis piernas tiemblan y flaquean haciéndome caer de nuevo, sujeto su mano con más fuerza y logro ponerme en pie. Aún me siento muy aturdida por el suceso y bastante avergonzada

-Di-disculpa que entré de tal manera al baño.- dije atropellada y nerviosamente

-Gracias por ayudarme a levantarme.- dije volteando al piso

De momento alcé la mirada y lo contemplé, aún goteaba mucha agua de sus cabellos, lo aprecié tal y como era, bastante delgado pero de complexión fuerte, sus manos algo huesudas, ásperas al tacto pero de toque suave, sujetando con decisión una toalla, aprecio su larguísimo cabello negro como la oscuridad, unos destellos de luz que se cuelan por la ventana le dan unos reflejos y las gotas de agua que se deslizan por él se parecían como gotas de rocío, apenas puedo ver su rostro, ya que se encuentra de perfil, imagino sus alertas ojos rojos que no me están viendo pero se que están ahí y me detengo a ver sus labios que titubean suavemente.

Lo noto algo nervioso, por que me evade, al igual que yo minutos antes lo estaba tratando de evadir, puedo ver una serie de tatuajes en su máxima expresión, en su pecho, en sus muñecas, trato de memorizar las formas para después consultarlas en los libros que pensaba buscar en la abadía de Menthis. Ante tal imagen sonrío suavemente, ¿pero qué me pasa?, interrumpí mis pensamientos abruptamente y cerrando mi puño me di un par de golpes en la cabeza. Alargo mi brazo y trato de alcanzar su cabello

-Vaya cabello más largo que tienes Khanne, no recuerdo que lo trajeras así, ¿por qué no te lo has cortado?.- dije curiosamente para cambiar el ambiente de la plática

-Se que los elfos no son tan torpes, pero he pasado demasiado tiempo entre humanos.- lo mire de reojo con una de mis cejas arqueadas y en un tono ligeramente sarcástico
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Sáb Mayo 05, 2012 4:23 am

Siento como intenta levantarse apoyándose en mi mano, aunque cae torpemente. ¿Tanto la asusté? No pude evitar preguntarme al ver cómo le temblaban las piernas. Seguí en silencio con la mano extendida para que pudiese apoyarse totalmente en mí.

Una vez en pie escucho su disculpa.

- No pasa nada… - Respondí con voz tranquila, aún sin atreverme a mirarla.

No sé qué cojones pasa conmigo… Pensé preocupado. Si no me hubiese controlado la habría hecho mía… Joder, ¡es Tinu! No debo pensar en ella así…

Siento como su suave mano no suelta la mía, así que me quedo quieto esperando a que ella se calme sin deshacer su agarre.

Solté el aire que retenían mis pulmones cerrando los ojos. Es Tinuninu, es mi JEFA y NUNCA he mezclado el trabajo con el placer. Me recriminé mentalmente.

Siento como ella acaricia mis cabellos, para preguntarme después porqué los llevo tan largos. Sonreí al recordarlo.

- Luego el que tiene mala memoria soy yo… - Bromeo sin perder la sonrisa.

- Cierta elfa alada me dijo cuando era un mocoso que le agradaban los hombres con el cabello largo. - Expliqué divertido. - Aunque bueno, también era mi forma de cabrear al viejo. Llámalo rebeldía, pero no sé, ya me acostumbré a llevarlos así. - Añadí sin darle importancia.

La verdad era que le prometí que no me cortaría el cabello para que ella siempre fuera feliz, aunque con los años se convirtió en un recordatorio de que hubo alguien que de veras me apreció, pero no dejaban de ser cosas de críos.

Ya más tranquilo me giré para poder mirarla a la cara.

- Así que es tú culpa el que los lleve así. - Bromeé pinchándole la nariz con uno de mis dedos.

Al escuchar su escusa sobre su torpeza no pude evitar una sonora carcajada.

- Claro "torpona" lo que tú digas... - Murmuré divertido encaminándome hacia la puerta sin soltar su mano.
avatar
Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Dom Mayo 06, 2012 9:56 pm

No dejando de acariciar el cabello de Khanne, siento su textura y lo suave al tacto, como lo llevaba sujeto no me había percatado de lo suave que lo tenía, me recuerda a mi gente, siempre de cabellos largos, aunque más en tonalidades doradas o caobas. Algo menciona que me hace quedarme pensando sobre que tengo poca memoria, resulta que se ha dejado crecer el cabello porque supuestamente cuando él era pequeño yo le comenté que me gustaban los hombres con el cabello largo, claro está que eso se debía porque la gente de mi raza utilizaba largas cabelleras que siempre había considerado estéticas. Sonreí suavemente y dejé de tocar su cabellera

-¿Enserio te dije semejante cosa?.- dije entre suaves risas

-Aquellos tiempos de juventud.- suspiré

-Por cierto se te ve muy bien.-añadí rápidamente

Khanne se dirigía a la habitación, cuando me di cuenta no había soltado su agarre de mis manos, en un principio era yo la que no le soltaba, pero ahora era él el que no me soltaba a mi, no pude evitar sonrojarme de nuevo y dejarme llevar de su mano rumbo a la habitación, en el camino recapitulé la escena, el hecho que me acababa de levantar de la cama y pensé, pero si ando en camisón.

-¡Por Mystra!.- exclame, sonrojándome de nuevo

-K-kha-nne ne-necesito cambiarme de ro-ropa.- dije atropelladamente recordando que mi camisón era algo traslúcido

-N-no puedo andar así por la casa ¿sabes?
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Dom Mayo 06, 2012 10:39 pm

- ¿Aquellos tiempos de juventud? - Repetí con burla. - Ni que fueras una jodida anciana. - Añadí divertido.

Una vez en la habitación me di cuenta de que aún no había soltado a Tinu y, estaba por soltarla cuando escuché su comentario.

- ¿Ahora te das cuenta? - Pregunté dándome la vuelta para encararla. - Ese camisón es bastante revelador, ¿sabes? Espero que lleves otro tipo de ropa o sinceramente voy a tener que atarme cada vez que vayamos a dormir… - La advertí con tono resignado.

Y no mentía, en este recién accidente en el baño he tenido que usar todo mi autocontrol y sinceramente no sé si podré seguir conteniéndome si suceden “más accidentes”.

Solté su suave mano y di un suspiro de cansancio, viendo que mis pantalones seguían en el suelo me agaché para recogerlos y me encaminé hacia la ventana para sacudir toda la tierra acumulada, dejándolos después ahí colgados.

- Cámbiate tranquila, no miraré. - Le dije Mientras sacaba de mi saco unos pantalones grises. - Tu solo avísame y ya, ¿hecho? - Así que para no agobiarla y dándole la espalda me dispuse a cambiarme.

Más por costumbre que por otra cosa dejé caer la toalla, poniéndome los pantalones de un salto.

¿Joder ahora me van anchos? Pensé molesto al abrocharlos viendo como me iban bastante holgados, sujetándose a duras penas de mi huesuda cadera. Son bastante viejos, pero espero que aguanten lo suficiente. Me da mucha pereza buscar unos nuevos… Solté un bufido al ver lo desgastados que estaban de las rodillas, y que tenían algún que otro pequeño agujero. Al menos están limpios…
avatar
Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Dom Mayo 06, 2012 11:00 pm

-No soy una anciana, pero si te llevo bastantes años pequeño Khanne.- dije en tono sarcástico al escuchar su comentario

-Lamento no tener camisones mas cubiertos.- dije algo molesta - ¿Qué tiene de malo mi camisón?.- nunca había escuchado quejas, pero siempre que lo usaba no había gente a mi alrededor o una que otra monja que había en los conventos donde llegué a hospedarme

-P-pues ya veré si me compro otra cosa para cubrirme.- dije algo sonrrojada

Tomé mi zurrón y con un poco de imaginación y algo de trabajo de magia saque un conjunto que utilizaba en mis lecciones de arquería, ¿No pude haber pensado en algo más?, pensé. Era una blusa de seda cruda con un sistema de agujeta al frente, un chaleco de piel con unos bordados de formas vegetales, unos pantalones bastante ajustados, con lazos en los costados para permitirles un cierre perfecto y un par de botas.

Comencé a trenzarme el cabello para sujetármelo cuando de reojo veo como Khanne deja caer su toalla y de un brinco se pone los pantalones, no pude evitar quedar boquiabierta ante tal imagen y me quede algo pasmada por le momento, no puedo creer que ya es todo un hombre, pensé, si hasta atractivo lo veo, reflexioné mordisqueándome los labios y de nuevo cerré mi puño y me di un par de golpes en la cabeza, ¿pero qué estoy pensando?

Cuando recordé que tenía que cambiarme, apresuradamente me coloqué los pantalones, por debajo del camisón me di la vuelta para quedar espalda con espalda y me saque el camisón para colocarme la blusa y después el chaleco, tenía unas pintas de chico con esa ropa, pero al menos me cubría bastante bien, lo malo es que me quedaba como una segunda piel de lo ajustado que estaba, doblé mi camisón y lo regresé al zurrón.

-Khanne para la próxima cambiate en el baño por favor, o tendré que hacerlo yo.- carraspee mientras tartamudeaba un poco entre lo nerviosa que estaba

-Ya estoy lista cuando quieras.- dije animosamente

-¿Hay algo para desayunar o iremos a conseguir algo a los alrededores?.- dije tomando mi arco y caraj y colocándolos en mi espalda
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Dom Mayo 06, 2012 11:54 pm

Su comentario sobre sus camisones provoca que frunza mi entrecejo. - ¿Qué, qué tiene de malo? - Repetí con sarcasmo.

Joder, ¿acaso no entiende o qué? Me pregunté molesto, cerrando los ojos mientras me peleaba con el cierre del cinturón. Aunque ahí una idea me vino en mente, sino entendía, la haría entender, oh sí…

- Tu cámbiate y te demuestro lo que tiene de malo… - Gruñí entre dientes, intentando borrar los recuerdos de Tinu en ese camisón.

Ignoré su comentario sobre que me cambiase en el baño, ¿Qué más daba? Total nadie hasta ahora se había quejado por esto.

Al escuchar que ya estaba vestida, me di la vuelta de golpe y me acerqué a ella de un par de zancadas.

- Mira Tinu, esto es lo que puede provocar tu camisón… - Le susurré a escasos milímetros de sus labios pero sin besarla.

No iba a hacerle nada, solo asustarla, tenía que aprender.

La abracé de improvisto, acorralándola contra la pared. Mis manos acariciaban sutilmente sus caderas sintiendo los lazos de sus pantalones apretándola contra mí. Me encorvé para poder poner mi rostro en su cuello, haciéndole cosquillas con mi respiración mientras mis manos ascendían lentamente por sus brazos.

- Nunca olvides que soy un hombre Tinu… - Le susurré lentamente en el oído, sintiendo como se estremecía.

- Cualquiera caería rendido ante ti, ¿sabes? - Susurré sin detener mis sutiles caricias por encima de su ropa. - Eres muy hermosa… -

Me acerqué peligrosamente a sus carnosos labios y, cuando casi ya los rozaba… Me aparté.

- …Y demasiado confiada. - Le advertí mientras recogía mi camisa de la silla. - Agradezco que confíes en mí, pero nunca olvides que soy un hombre y no precisamente bueno, ¿de acuerdo? -

Aunque lo hice por su bien, no dejaba de sentirme culpable...
avatar
Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Lun Mayo 07, 2012 12:27 am

Apenas he terminado de vestirme y espero la respuesta de Khanne sobre nuestro desayuno, cuando me percato que mi comentario previo sobre mi pijama no le ha venido nada bien, no se si le molesta mi ingenuidad o mi exceso de confianza en la gente.

Veo que se aproxima hacia mi, con una mirada algo descuadrada a comparación de como lo había visto previamente, algo que no era normal se traía entre manos , pensé. Cuando me di cuenta ya lo tenía técnicamente encima mío susurrando palabras a unos cuantos centímetros de mis labios, de momento antes de que pueda estructurar cualquier respuesta ya sea oral o física, noto como sus manos me tocan las caderas y comienzan a explorar mi anatomía, estoy demasiado nerviosa para pensar, mi mente está en blanco, me causa muchas cosquillas su respiración sobre mi cuello, lo sujeto fuertemente de los brazos tanto que estoy segura casi le corto la circulación, creo se me escapo uno que otro gemido, comienzo a jadear, estremecerme y temblar cual hoja, estuvo a una nada de besarme.

Una vez se apartó de mi, yacía en la esquina de la habitación, me recargué contra la pared y resbalándome sobre de ella me deje caer al piso, temblaba, tenía la vista perdida, lleve mis manos hacia mis labios y deslicé las puntas de mis dedos suavemente, de ahi las baje a mi corazón, sentía como se me salía por la garganta sin poder contenerlo, alcé la mirada, solo veía la gran espalda de Khanne y no podía ni hablar.

-Yo, ¿hermosa?, nunca lo había considerado por mi profesión.- susurré suavemente

-Khanne ¿qué te ha ocurrido?, eres diferente de como te recuerdo.- dije entre jadeos

-¡Yo, yo no se que hacer!.- dije gritando fuertemente, levantándome a gatas del piso

Me sentía tan asustada que salí corriendo a tropezones de la habitación, corrí con todas mis fuerzas, salí de la vieja casa, pasé los campos de trigo y me adentré en el bosque, en mi mente cruzaban mis pensamientos, seguí adentrándome cuando tropecé con una gran raíz, que me hizo caer varios centímetros hacia adelante, raspándome los antebrazos y las manos, comencé a llorar, no creo que haya sido de tristeza, pero si me sentía muy confundida, traté de levantarme pero me temblaban los brazos, ¿por qué me sentí tan nerviosa?, ¿por qué mi cuerpo temblaba de tal manera?, pensé y aún así deseaba que hubiese continuado, me sentía sucia, no debería de pensar esas cosas, Khanne era aquel tierno niño que hacía tiempo había jurado proteger, ahora me sentía como pájaro enjaulado, cautiva de mis propios pensamientos y sentimientos. Vi un viejo roble que estaba cerca, trepé rápidamente sobre su áspera corteza y una vez en la parte más alta de la copa me senté, abracé mis piernas y lloré amargamente, no sabía que hacer o si regresaría a la vieja casa.

-Mystra dime que hacer.- dije entre susurros

-No se lo que siento, no se lo que pienso.- sollozaba

Sentía escalofríos recorriendo mi cuerpo, aún sintiendo la calidez del aliento de Khanne al rozar mi piel, no se con que intenciones había intentado tal cosa, me preguntaba si él sentía algo realmente por mi o sería una más... sacudí mi cabeza fuertemente para quitarme tales ideas, no tenía caso pensar en aquello, tenía una misión que completar y un objetivo en el cual centrarme,pero no encontraba la manera de tranquilizarme, sujete con fuerza el collar que me había regalado Khanne de cumpleaños hacía tiempo atrás y al observarlo no podía comprender como aquel dulce niño ya era un adulto y no entendí en que momento los sentimientos se hubiesen transformado, al menos, yo sentí que era la misma de siempre, ¿o acaso no lo sería?, lleve mis manos a mi cabeza y comencé a rascarme enérgicamente, ¿tenía derecho a sentir algo por alguien?, era algo que mis maestros no me habían enseñado, siempre aprendí sobre el amor al prójimo, pero no sabía mucho de lo que era el amor de pareja, recuerdo vagamente que mis padres se abrazaban tiernamente y mi padre elegantemente siempre sostenía la mano de mi madre, pero eso no se comparaba con lo que me acababa de suceder. Se supone que yo soy el adulto en esta situación, pero me sentía tan desorientada, y era bastante malo el hecho de que hubiese salido corriendo de la situación.

-Cual adolescente- murmuré

-¡Qué vergüenza me doy!.- dije con mi cara roja, no sabía si de coraje o de vergüenza

-Madre ayúdame a saber tomar una decisión.-
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Lun Mayo 07, 2012 2:13 pm

Aún con la camisa en las manos era incapaz de moverme, escuché su voz temblorosa preguntándome el porqué de mi osada acción, para luego gritarme y salir corriendo.

La culpabilidad me aplastaba, no podía dejar de sentir rabia y asco contra mí mismo. Todo mi cuerpo temblaba en rabia y apenas fui consciente del sonido rasgado de la tela en mis manos, dejé tirada en el suelo la camisa ya rota y me apoyé en el marco de la ventana.

- Zelus tenía razón, ¿eh? - Me dije a mí mismo sujetando con rabia el maldito collar. - Un perro nunca dejará de ser un perro… -

Iba a saltar por la ventana para intentar despejar mi mente cuando escuché la tos cargada del viejo. Di un bufido resignado y bajé las escaleras para verlo, ya suficiente culpable me sentía como para tener que cargar con el mal estar del anciano.

- ¿Sucede algo viejo? - Pregunté apoyándome de brazos cruzados en el marco de la puerta.

- Ah… muchacho ¿podrías fijarte si las vallas están en buen estado? - Preguntó abrigándose en su vieja manta. - Los lobos andan inquietos desde hace varias noches y, aunque ya no tengo ganado no quiero que esos pulgosos paseen libremente por mis tierras. -

Resoplé desganado. - Claro viejo, pero creo que los lobos morirán intoxicados si osan probarte. - Dije más para distraerme que para molestarlo.

Escuché las roncas carcajadas del viejo mientras salía por la puerta, me permití dar un paseo por los viejos campos intentando distraerme, aunque la voz llorosa de Tinu me torturaba una y otra vez en mi mente.

Un pinchazo en el pie me hace dar cuenta que he salido descalzo, sin camisa y desarmado, distrayéndome unos segundos de mis pensamientos.

- Estoy idiota… - Me dije sacándome la astilla del pie.

Sin saber qué hacer y cansado de tanto darle vueltas a la cabeza me senté en el suelo, observando las vallas que separaban los campos del bosque. Apenas un par de maderas estaban rotas, así que no tenía que preocuparme.

Un escalofrío me recorrió la espalda al darme cuenta de un detalle, había andado por toda la finca pero no había visto ni el menor rastro de Tinu…

Espero que esa tonta no se haya internado en el bosque… Pensé preocupado levantándome de un salto.
avatar
Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Tinuviel el Mar Mayo 08, 2012 1:18 am

Después de un rato de tanto llorar y darle vueltas en mi cabeza al asunto me quedé completamente dormida, o más bien dormitaba, cuando de repente escuché el crujir de unas ramas y esto me hizo despertar, me giré levemente y baje mi vista, una jauría de lobos salvajes rondaba por el bosque y al parecer de la caída que me había dado un pequeño raspón me había hecho pero del llanto ni cuenta me había dado y al trepar el árbol rastros de sangre habían quedado en la corteza.

Aprecié como se acercaban al árbol y olfateaban con ansia para luego comenzar a dar zarpazos con las garras tratando de ¿subir?, ¡por Mystra!, pensé

-¡Ahhhhhh!, solté un grito ahogado

Por suerte cargaba aún mi arco y mi caraj y tratando de medio incorporarme sobre la rama en cuclillas traté de apuntarle al primer lobo que subía sobre el tronco, me temblaba algo el pulso, nunca me había gustado herir a ningún ser viviente, pero me sentía atacada. En un momento la flecha salió de mi agarre y logré herir el costado de un lobo, tumbándose a un lado, aun jadeando y el resto percatándose del estado de su compañero se acercaron al árbol para también tratar de subir. Comenzaron a mover el tronco y fue tanto el movimiento de la copa que tanto mi arco como mi caraj cayeron, ¿pero qué voy hacer?, estoy en problemas, no se si llamar a Khanne y sobre todo después de lo que pasó, pensé. Posiblemente habría alguien por el bosque que me pudiese ayudar, en un bosque siempre hay cazadores, pensé

-¡Auxilio!.- exclamé en un grito ahogado

-Me he quedado en la copa del árbol y se me ha caído mi arma, hay unos lobos al pie que intentan atacarme.-

-¿Hay alguien por ahí?.- dije nerviosamente
avatar
Tinuviel

Mensajes : 106
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Khanne el Mar Mayo 08, 2012 2:38 am

Sin detenerme a pensar salté la valla corriendo hacia en el bosque, saltando entre las rocas. Tinu se fue muy alterada, capaz y se ha internado en el bosque sin fijarse por donde va… Pensé sin dejar de correr con todas mis fuerzas, observando cada sombra, cada roca, lo que fuera para poder verla.

Si le pasa algo… Será culpa mía.

Me mordí los labios con rabia y frustración, ahora no era momento de lamentarse.

- ¡¿Tinu me oyes?! - Grité deteniendo mis pasos para escuchar si había alguna respuesta.

Nada… Apenas el rumor de los pájaros y el de los animales cercanos.

- ¡Joder! - Maldije golpeando con toda mi rabia el tronco de un árbol haciéndolo vibrar.

No sé si es que no me oye o no me contesta por miedo y la verdad, no sé qué es lo que más me angustia. Seguí corriendo internándome cada vez más en el bosque, aunque al cabo de varias zancadas me detuve dándome cuenta de un detalle. Tinu salió corriendo, y no es ni por asomo tan rápida como yo Recordé las palabras del viejo sobre los lobos y fui corriendo para la zona más oscura del bosque, donde acostumbraban a estar.

Ojalá esté bien… Pensé apretando mis puños.

No sé por cuánto tiempo he estado corriendo, los pies me arden puesto que aún estoy descalzo y apenas me detengo para secar el sudor en mi frente.

- ¡¿Tinu, puedes oírme?! - Grité nuevamente.

Cerré los ojos intentando escuchar mi alrededor, apenas percibí el susurro de un par de conejos asustados por mi grito. Aunque el gruñido de varias bestias me alerta y al escuchar débilmente la voz asustada de Tinu, hace que salga corriendo con todas mis fuerzas hacia ella.

A cada paso los gruñidos son más cercanos, salté un par de rocas y di una fuerte patada a un lobo rezagado.

- ¡TInu! ¿Te han hecho daño? - Pregunté acercándome donde estaban los lobos. Éstos estaban rodeando un árbol, intentando treparse por el, zarandeándolo.

Apenas alcé la vista me permití respirar… Tinu está bien. Me dije.

- Bien perros… vamos a ver si os gusta esto. - Les dije llamando su atención sobre mí.

Invoqué mis llamas negras en mi puño izquierdo y, sin esperar ni un minuto más ataqué ferozmente a las bestias.

- ¡¡Fueraaa!! - Grité mientras quemaba a la mayoría de lobos que estaban rodeando el árbol con mis llamas, calcinándolos dolorosamente.

Expandí mis llamas formando una barrera para ahuyentarlos. Los pocos lobos que quedaban salieron corriendo entre gemidos lastimeros, aunque el olor a carne quemada empezaba a apestar.

- ¿Puedes bajar? - Pregunté sin mirarla, apoyándome en el tronco del árbol sintiéndome agotado.

Algo se me clavó en el pie dolorosamente, vi sorprendido que no me había clavado otra cosa que una flecha, al ver un arco blanco en el suelo no pude sino reír.

- ¿Torpona, no me digas que el arco es tuyo? -
avatar
Khanne

Mensajes : 105
Fecha de inscripción : 05/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La granja de los problemas

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 5. 1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.